Insólita represión a linarenses que defienden el río Achibueno

Desde hace unas semanas, Linares se ha transformado en un campo de batalla por la defensa que los vecinos hacen del cajón del Achibueno, una reserva amenazada por la construcción. The Clinic, 02 de agosto de 2012.

Desde hace unas semanas, Linares se ha transformado en un campo de batalla por la defensa que los vecinos hacen del cajón del Achibueno, una reserva amenazada por la construcción. The Clinic, 02 de agosto de 2012.


Seis tractores encabezaron la marcha que el fin de semana agrupó a más de tres mil personas en la plaza de armas de la apacible ciudad de Linares, en la VII Región. La reunión -familiar ante todo-era para protestar contra la construcción de las centrales hidroeléctricas El Castillo y Centinela, del empresario Isidoro Quiroga, el hombre que en la década de los ochenta hizo fortuna con el negocio de los kiwis. Las centrales intervendrán el cristalino río Achibueno y fueron aprobadas el 20 de julio pasado por el consejo de ministros del ministerio del Medioambiente. Según los asistentes, una manifestación como ésta -que agrupó a estudiantes, juntas de vecinos, agricultores, gremios y una barra de fútbolnunca antes se había visto en la ciudad. Tampoco -dicense había visto tanta represión de parte de Carabineros. Asombro ha causado en los linarenses, por ejemplo, el uso del carro lanzagua, del zorrillo y del gas lacrimógeno, que las fuerzas especiales de Talca, que hace más de dos semanas se encuentran prácticamente acampando en la entrada de Linares, han usado para enfrentarse con los manifestantes en las más de cinco protestas que se han registrado desde que se aprobaron las centrales.
Las manifestaciones, que comenzaron con una tímida toma de la gobernación, han ido convocando a más ciudadanos. Muchos de ellos son estudiantes, escolares y universitarios, que el año pasado participaron del movimiento contra el lucro en la educación. Según cuenta Esteban Valdebenito, uno de los organizadores y además líder de la Lujuria Albirroja, la barra del equipo de fútbol de la ciudad, las poblaciones también se han organizado en las noches para hacer barricadas y lanzar cadenas a los cables de la luz.
-Todas las noches hay detenidos. Nunca se había visto algo así en la ciudad. Los pacos están en la avenida León Bustos, la entrada a Linares, y a cada persona que en la noche pasa por alli le hacen un control de identidad. Hubo un momento en que el promedio de detenidos era de 15 por noche, en su ma yoría menores de edad. Los pacos nos golpeaban en la cara y nos pateaban. También incitaban a la violencia, nos decían que éramos puros cabros chicos que andábamos hueviando, y que las centrales igual se iban a construir -denuncia Valdebenito.
Marisol Acuña, vocera del movimiento ciudadano, también acusa a la policía: -Los carabineros tienen mucho miedo que nos tomemos la carretera 5 Sur, por eso todos los accesos están bloqueados. Apenas pasamos esos bloqueos, inmediatamente nos disparan gases lacrimógenos. Pero la intención nunca ha sido llegar a la carretera. A unos menores de edad los golpearon brutalmente, y a otro le pusieron una botella de parafina en la mochila para inculparlo.
Acuña cuenta que por la gran cantidad de menores detenidos viajaron a la ciudad observadores de derechos humanos de una organización llamada Sutra. Ellos -dicecapacitaron a la comunidad para que cada vez que haya un detenido se hagan presente en la comisaría.
LAS DEMANDAS DE LA COMUNIDAD El argumento principal de Ja comunidad para oponerse al proyecto es el amor que le tienen al río y a las 218 hectáreas del cajón que se verán afectadas por las centrales. Marisol Acuña dice que el Achibueno está en el corazón de los linarenses, porque es el lugar donde la gente, sin distinción social, va a veranear. Los turistas, además, aumentaron después del terremoto y maremoto del 27 de febrero de 2010, porque las playas más cercanas a Linares son Pelluhue y Curanipe, lugares que resultaron devastados y donde la gente ya no quiere volver por miedo. -El Alto Achibueno es hermoso, allá el agua la puedes tomar desde el río mismo, no hay ningún tipo de contaminación. Hay especies protegidas como el loro cha-coya las culebras de cola corta. Es un lugar casi virgen, sólo hay rutas de arrieros que la gente sigue a pie o en mulas -dice Acuña Con el tiempo, la comunidad -que sólo quería defender un lugar sagrado de la ciudadha encontrado antecedentes legales para oponerse a las centrales.
El Comité de Defensa del Achibueno ha dicho que el proyecto va en contra de la calificación que la propia Comisión Nacional del Medio Ambiente le dio al río como sitio prioritario de conservación de la biodiversidad. Esto, porque el río debería entubarse y secarse en más de 40 kilómetros, lo que afecta el hábitat de una serie de especies protegidas. Sin embargo, para el consejo de ministros este argumento no fue suficiente para detener las centrales y sólo le pidió a la empresa que aumente el caudal ecológico durante los meses de septiembre, octubre, noviembre y diciembre, que son aquellos en que el río trae menos agua. Por todo el daño que este proyecto podría causar al medio ambiente, la ecuación costo-beneficio no le cuadra a los linarenses. Aseguran que los 135 megawatt de energía que generarán las centrales -que son de las más ineficientes que existenaportan menos del i% al Sistema Interconectado Central (SIC), y hasta ahora nadie conoce bien en qué se ocupará esa energía extra.
Pese a lo poco que legalmente se puede hacer, la comunidad está empecinada en demostrar su rechazo al proyecto de Hidroeléctrica Centinela SA. Para este viernes tienen programado un funeral simbólico, donde enterrarán todos los fantasmas que ha sembrado la empresa. Los organizadores de la manifestación dicen que transportarán por la ciudad un ataúd verdadero arriba de una antigua carroza negra tirada con caballos, la misma que usaron en Los Pincheira, la teleserie de TVN.
Recuadro :
>DATOS DEL PROYECTO: Las centrales El Castillo y Centinela contemplan un plazo tres años ole construcción y una empleabilidad ole 465 trabajadores. La inversión total es de US$285 millones
>"Todas las noches hay detenidos. Nunca se había visto algo así en la ciudad", denuncia uno de los lideres.

Comments are closed.