Ministro Bunster defiende proyecto de carretera eléctrica y niega presiones de Colbún

El ministro de Energía acudió a la Cámara de Diputados y dijo que las iniciativas impulsadas por el Gobierno eran anteriores a la decisión de la eléctrica de suspender el tendido eléctrico de Hidroaysén. Parlamentarios oficialistas se cuadraron con el Ejecutivo, mientras la oposición insistió en que es "un traje a la medida" para el proyecto hidroeléctrico. Radio U.de Chile.cl, 01 de agosto 2012.
Lea noticia relacionada: Cámara de Diputados rechaza por un voto solicitar al Ejecutivo redefinir política energética.
Diputados debatieron en sesión especial sobre carretera eléctrica.


A sólo un día de que el ministro de Energía, Jorge Bunster, anunciara que el proyecto de carretera eléctrica será presentado en el Congreso a fines de agosto y que la iniciativa no determinará una franja territorial concreta para ubicar las torres de alta tensión sino cómo definir el trazado, el mismo secretario de Estado asistió a una sesión especial de la Cámara de Diputados sobre este tema, solicitada por 52 diputados opositores.

El argumento de los parlamentarios para realizar esta instancia extraordinaria se fundaba, entre otras cosas, por las supuestas “presiones indebidas” de Colbún, uno de los grupos integrantes de Hidroaysén, “fundado en una supuesta ausencia de certezas para realizar su inversión, atendido el complejo escenario del proyecto de tendido eléctrico de más de dos mil kilómetros que atravesaría parques nacionales y territorios indígenas”.

El ministro Bunster subrayó que esta situación no puede ser la causante de las iniciativas del Gobierno en la materia, ya que éstas se iniciaron con anterioridad: “Con respecto al estudio de la subsecretaría que se denomina ‘Transmisión de energía y protección de la Patagonia. Evaluación de trazados de líneas’, su licitación fue publicada en el portal Chilecompras el día 15 de mayo del presente año; y el proyecto de ley de concesiones eléctricas, ingresado el 3 de mayo con simple urgencia a la Cámara de Diputados. Por su parte, la declaración de la empresa Colbún -a través de un hecho esencial a la Superintendencia de Valores y Seguros- acerca de no continuar con el Estudio de Impacto Ambiental de HidroAysén fue hecha el 30 de mayo, con posterioridad a la fecha de ocurrencia de las iniciativas del Gobierno”, advirtió.

Ante el inminente desarrollo de líneas de transmisión en Aysén, Bunster sostuvo que su cartera quiso formarse una opinión formada a través de la licitación de un estudio que finalmente tuvo que declararse desierta, porque los dos oferentes no cumplieron con los requisitos.

Por su parte, diputados oficialistas como el RN Leopoldo Pérez reconocieron que esta carretera ayudará a proyectos como Hidroaysén: “La energía que generaría Hidroaysén o la empresa Xstrata en la región de Aysén simplemente no cabe en las líneas actuales. De esta manera, otros proyectos también enfrentarán reestricciones en el futuro, siendo necesario buscar tecnologías que sean económicas y que eviten pérdidas de energía por el transporte a la zona centro del país, puntualmente a Santiago, la zona de mayor consumo del SIC”, dijo.

El diputado Carlos Vilches (UDI) añadió que en muchas partes del mundo en que se han realizado este tipo de carreteras, éstas han pasado por parques nacionales y territorios indígenas a cambio de un gravamen de servidumbre y recalcó que “el país está de rodillas” ante situaciones ambientales que han impedido el desarrollo de nuevos proyectos energéticos.

En tanto, el diputado PPD Enrique Accorsi, miembro de la comisión de Medio Ambiente de la Cámara Baja, criticó la concentración del sector eléctrico y el escaso impulso a energías renovables no convencionales (ERNC) y criticó la aprobación de un proyecto que establecería un subsidio encubierto del Estado a las empresas eléctricas privadas.

El socialista Alfonso De Urresti, por su parte, lamentó que se enteraran por la prensa de las características del proyecto y que las empresas también lo conozcan, no así el Parlamento, y solicitó que se incluya a la ciudadanía en la discusión energética, sobre todo considerando el gran rechazo ciudadano a Hidroaysén.

El DC Patricio Vallespín, integrante de la misma comisión, insistió en que, por las declaraciones del ministro, se entiende que esta iniciativa favorece especialmente al polémico proyecto de Endesa y Colbún: “Cuando él señala que se creará un sistema de transmisión que permitirá inyectar la energía que produzcan los proyectos que se realicen en el extremo sur del país, hacia la zona centro-sur, bueno, parece que está validando que este es un traje a la medida de Hidroaysén para que se desarrollen y no va a las respuestas de fondo que la matriz y la política energética de Chile necesitan. Cuando a uno le preocupa este tema es cuando los únicos que lo han valorado son los actuales operadores, los actuales distribuidores y los grandes consumidores de energía del país que son las mineras, las cementeras, las siderúrgicas que no son más de 50 y que consumen más del 69 por ciento de la energía generada en todo el país”, dijo.

El diputado independiente por la zona, René Alinco, insistió en la necesidad de realizar un plebiscito vinculante en Aysén tanto para este proyecto de carretera eléctrica como por Hidroaysén y que, de construirse éste, se aplique la normativa vigente, tecnología de punta y que se beneficie, primero, a los aiseninos.

Finalizado el debate se rechazó un proyecto de acuerdo que pedía al Gobierno no asumir el financiamiento de construcción de la carretera eléctrica.

Cabe señalar que la ministra de Medio Ambiente, María Ignacia Benítez, también estuvo invitada a la sesión especial, pero se excusó de asistir aduciendo problemas de agenda. 

 

Comments are closed.