Nueva norma para estufas a leña será clave para descontaminar el centro y sur de Chile

El decreto tiene como fin proteger la salud de las personas a través del establecimiento de límites máximos de material particulado aplicables a los artefactos nuevos en todo el territorio nacional. El Divisadero 06 de agosto 2012.


Con el fin de disminuir las emisiones contaminantes que produce la combustión de la leña, el Ministerio del Medio Ambiente publicó en el Diario Oficial una normativa que apunta a regular las emisiones de material particulado que provocan las estufas a leña.

La ministra de la cartera, María Ignacia Benítez, se mostró muy conforme con la medida y explicó que “con la publicación de esta norma se cuenta por primera vez con un marco regulatorio para los calefactores a leña y derivados de la madera, que son los responsables de gran parte de la contaminación en las ciudades del centro y sur de nuestro país”.

El impulso de esta normativa “apunta a que los problemas de contaminación del aire no se intensifiquen, por lo que con la publicación de este decreto, estamos actuando de manera preventiva y correctiva” según lo expresado por la secretaria de Estado.

Asimismo, la exigencia se aplicará a todo el territorio nacional con excepción de aquellas zonas declaradas latentes o saturadas, donde existe un plan de prevención o descontaminación que contenga exigencias específicas en este ámbito.

Junto con aquello, la normativa se aplicará a artefactos nuevos de una potencia menor o igual a 25kW. Para calefactores cuya potencia térmica es menor o igual a 8kW el límite máximo de emisión de material particulado es de 2,5 gramos por hora. Para aquellos calefactores cuyo rango de potencia térmica está entre 8 y 14 kW el límite de emisión es de 3,5 gramos de MP por hora y aquellos de más de 14 kW el límite máximo de emisión de MP es de 4,5 gramos por hora.

“Uno de los ejes que tenemos como Gobierno y como Ministerio, es una estrategia para mejorar la calidad del aire en el sur del país. Para eso no solamente tenemos la norma que regula las emisiones de los calefactores a leña, sino que paralelamente estamos trabajando en una estrategia de recambio de calefactores para aquellos dispositivos usados en varias regiones del país. Este año recambiaremos calefactores en Coyhaique, Temuco-Padre Las Casas, Osorno, Valdivia, Chillán, Talca-Maule, Curicó y Rancagua”, explicó la ministra.

Cabe destacar que según los inventarios de emisiones desarrollados en distintas regiones del centro y sur de Chile, el aporte de las emisiones por combustión residencial en el país, producida por la leña, corresponden al 45% en el valle central de la Región de O´Higgins, el 89% en Talca, el 55% en Concepción Metropolitano, el 97% en Temuco y Padre Las Casas y el 94% en Coyhaique.

En este sentido, el material particulado proveniente de la quema de leña, es altamente dañino para la saludad de la población, ya que se compone de un 96% de material particulado 10, del cual, el 93% corresponde a partículas finas que afectan al sistema respiratorio y cardiovascular de la población.

La ministra Benítez, agregó que la normativa que regulará a los artefactos a leña o derivados de la madera, como el pellets, está enfocada a proteger la salud de las personas ya que ha sido diseñada para reducir el material particulado fino que emiten estos dispositivos. “Esta norma constituye el primer paso en la descontaminación de las ciudades del sur de nuestro país. El segundo paso ya lo estamos dando con el programa de recambio de calefactores”, señaló la autoridad en relación a los más de 2 mil equipos que han sido considerados para ser remplazados en ciudades como Temuco, Padre Las Casas, Intercomuna de Chillán y Chillán Viejo, Valdivia, Osorno y Coyhaique.

Comments are closed.