Tercera Sala cambió criterio en materia ambiental con llegada de ministro Muñoz

Para el caso Castilla se inhabilitaron dos ministros, e integró el presidente y otros magistrados. La actual jurisprudencia acoge los recursos durante la Evaluación de Impacto Ambiental de los proyectos y no una vez emitida la resolución final de las iniciativas. El Mercurio, 29 de agosto 2012.
Lea comunicado de la Corte;Suprema AQUI.
Lea noticia relacionada: René Muga: "La aprobación ambiental se debilita con fallo contra Castilla".


Para muchos expertos en materia de derecho ambiental, el fallo sobre el proyecto Puerto Castilla y Central Termoeléctrica Castilla-que paraliza las iniciativas hasta que se realice un estudio de impacto ambiental en conjunto- no fue sorpresivo.

La Tercera Sala Constitucional de la Corte Suprema ha ido afianzado la jurisprudencia cuando le ha tocado revisar proyectos que deben ser sometidos al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental.

En los últimos fallos ha quedado demostrado que su actual criterio es que no sólo se pueden impugnar las Resoluciones de Calificación Ambiental (RCA), si no también recurrir los proyectos durante su Evaluación de Impacto Ambiental o proceso intermedio.

Este cambio muchos lo atribuyen a la nueva integración de la Tercera Sala, y en especial a la llegada del ministro Sergio Muñoz, que es su actual presidente.

Muñoz -que es el supremo más joven de la historia- es conocido como un juez severo, que investigó varios casos de connotación pública cuando era magistrado de la Corte de Apelaciones de Santiago. Entre ellos: el caso Tucapel Jiménez, Patio 29, caso Spiniak y las cuentas en el banco Riggs del fallecido general Augusto Pinochet.

Es conocido por su gran capacidad de trabajo, y su sello ya lo ha instaurado en la Tercera Sala: desde el 16 de mayo comenzaron a sesionar también los miércoles y jueves en la tarde, entre las 14:00 y las 16:00 horas, para conocer en cuenta los recursos de protección. Esto, por la gran cantidad de casos pendientes que les falta fallar. Algo similar hizo cuando estuvo en la Primera Sala Civil.

Fue en este nuevo horario que se realizaron las conciliaciones en el caso Castilla para llegar a un acuerdo, acción que no prosperó.

Voto de minoría

Uno de los fallos que consolida el nuevo criterio de la Tercera Sala del máximo tribunal es la paralización del proyecto de la Central Cuervo. En un fallo dividido se acogió un recurso de protección, y se determinó como ilegal el Informe Consolidado de Evaluación (ICE) que desconocía un informe del Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin) que recomendaba no aprobar un estudio de suelo.

El voto de mayoría fue del ministro Muñoz, Sonia Araneda- que se jubiló hace unos meses- y del ministro suplente Alfredo Pfeiffer.

Mientras que el de minoría correspondió a los magistrados Héctor Carreño y Pedro Pierry -que antes eran mayoría en la sala-, y que han sostenido en fallos que los actos de trámite no son susceptibles de generar agravio.

Otro dictamen reciente fue el que acogió un recurso de protección presentado por una serie de agrupaciones de la comuna de Concón en contra de una empresa propietaria de unos terrenos, que cerró el acceso a las dunas de la zona.

En el fallo se estableció que la empresa Reconsa -dueña de los paños- cometió una ilegalidad al cerrar el acceso al campo de dunas sin realizar un Estudio de Impacto Ambiental, ya que se trata de una zona ecológica protegida.

En la mayoría también estuvieron Muñoz, Araneda y el ministro Juan Araya.

Pero el primero dictamen que marcó el cambio de jurisprudencia fue el de marzo pasado, por el cual se detuvieron las obras del Parque Eólico de Chiloé (US$ 235 millones de inversión y 112 MW). El tribunal acogió el recurso de protección de la comunidad indígena Antu Lafquén que reclamó por la instalación del parque en un sitio de rituales fúnebres, y se obligó a la empresa Ecopower a hacer otro Estudio de Impacto Ambiental, ahora con consulta a la comunidad.

Inhabilitados

Pese a que el fallo era esperado, el caso del proyecto Puerto y Central Termoeléctrica Castilla se vio con una nueva integración, debido a que dos de sus ministros más antiguos se inhabilitaron. Ellos fueron, Héctor Carreño (ex presidente de la Tercera Sala) y Pedro Pierry.

Ambos fallaron en noviembre de 2010 por acoger un recurso de protección en contra del proyecto termoeléctrico Castilla. En esa oportunidad se declaró ilegal el cambio en la calificación de uso de suelo del proyecto de "contaminante" a "molesto" realizada por el renunciado Seremi de Salud Raúl Martínez.Sin embargo, se dejó abierta una vía alternativa para que la empresa pudiese resolver este tema.

La otra titular que no estuvo presente en la revisión del caso fue la ministra María Eugenia Sandoval, quien el día 16 de mayo pasado integró la Cuarta Sala Laboral.

Con la inhabilitación de dos magistrados se armó una nueva sala para conocer el proceso.Finalmente fue integrada por su presidente Sergio Muñoz, Carlos Künsemüller, de la Sala Penal; Guillermo Silva, de la Sala Civil; Rosa Egnem, de la Sala Laboral; y Juan Escobar, que es suplente e integra la Corte de Apelaciones de Santiago.

En el fallo del Castilla no hubo discrepancias y fue unánime.

OTROS FALLOS: La Tercera Sala tiene pendientes el fallo por multas en el caso Farmacias y por uso de información privilegiada en el caso LAN.

 

Comments are closed.