Gobierno reduce a 10% meta de aporte de energías renovables no convencionales a matriz eléctrica

En una presentación realizada en el Senado, el ministro de Energía argumentó las dificultades de alcanzar el objetivo inicial de 20% al 2020, y planteó lograr la mitad de esta cifra al año 2024. El Mercurio, 15 de septiembre de 2012.Vea noticia relacionada:;Empresas eléctricas dieron su apoyo a proyecto que facilita y acorta trámites de concesiones;

En una presentación realizada en el Senado, el ministro de Energía argumentó las dificultades de alcanzar el objetivo inicial de 20% al 2020, y planteó lograr la mitad de esta cifra al año 2024. El Mercurio, 15 de septiembre de 2012.Vea noticia relacionada:;Empresas eléctricas dieron su apoyo a proyecto que facilita y acorta trámites de concesiones;


Una de las metas que se propuso el Presidente Sebastián Piñera al inicio de su gestión fue que la matriz eléctrica tuviera un 20% de energías renovables no convencionales (ERNC) al 2020.
 
La idea del Mandatario era elevar en un menor plazo el objetivo que establece la legislación actual, la cual propone un 10% al 2024. La meta fue impulsada fuertemente por el primer ministro de Energía del gobierno de Sebastián Piñera, Ricardo Raineri.
 
Sin embargo, dicha propuesta ya no corre. El lunes pasado, una comitiva liderada por el actual ministro de Energía, Jorge Bunster, les expuso a los integrantes de la comisión de Energía y Minería del Senado las dificultades que existen para alcanzar esa meta.
 
Según el senador UDI Jaime Orpis, en la presentación realizada por el equipo de la cartera se propuso sumar incentivos al desarrollo de las ERNC, pero utilizando como horizonte la meta de la legislación actual (10% al 2024).
 
Las razones para que el Gobierno decidiera reducir su objetivo de ERNC -que integran a las energías eólica, solar, biomasa, geotermia y minihidráulicas de hasta 40 MW- tienen relación con aspectos técnicos y económicos.
 
De acuerdo con la presentación de 22 páginas, las limitaciones que exhibe el sistema de transmisión para conectar las energías renovables ubicadas lejos de los centros de consumo hacen muy difícil la proliferación de estas centrales.
 
También se argumenta que este tipo de proyectos tiene una menor escala respecto a tecnologías convencionales como las termoeléctricas, por lo que para llegar al 20% se requeriría una mayor cantidad de iniciativas por año, elevando de forma agresiva el ritmo de inversiones en esta materia.
 
Finalmente, se agrega que la variabilidad e incertidumbre que tienen las energías eólica y solar en su suministro eléctrico obligan a tener reservas de operaciones (centrales de respaldo térmico), modelos de predicción de los Centros de Despacho Económico de Carga, CDEC -que se encarga de administrar la energía que proviene de las centrales-, e inversiones adicionales en controles automáticos de generación cuando éstas queden sin capacidad.
 
Frente a este escenario, el Gobierno les propuso a los parlamentarios introducir una serie de incentivos para desarrollar las ERNC en el país, pero manteniendo la meta del 10% al 2024.
 
Uno de ellos es realizar licitaciones públicas de bloques de energía sólo para las renovables no convencionales. Además, la implementación de subsidios para que estas tecnologías reciban un mayor retorno por la compra de la energía que suministran.
 
La nueva postura del Gobierno es contraria al proyecto de ley impulsado por un grupo de senadores liderado por Orpis -el cual ya fue aprobado por unanimidad en la Cámara Alta-, que establece como meta que las ERNC representen el 20% de la matriz de generación al 2020.
 
Consultado el Ministerio de Energía, no fue posible obtener una versión respecto del tema.
 
ACTUALMENTE, UN 4% DE LA MATRIZ ENERGÉTICA EN CHILE SE GENERA A TRAVÉS DE ENERGÍAS RENOVABLES NO CONVENCIONALES (ERNC).
 
 Colbún: precio de energía bajaría 25% con Santa María
Hace un mes que Colbún dio el vamos a las operaciones de su central termoeléctrica Santa María (342 MW) ubicada en Coronel, en la VIII Región.
 
Según la empresa, la entrada de la carbonera al Sistema Interconectado Central (SIC) le ha significado al sector eléctrico un ahorro de US$ 30 millones por los menores precios que permite la unidad. Además, representa el 6% de la demanda media del SIC.
 
Asimismo, la generadora del grupo Matte prevé que los costos marginales -precio de la electricidad en el mercado spot que se determina por la unidad menos eficiente que despacha energía y que afecta directamente a los clientes libres- pueden disminuir hasta en 25% entre septiembre de 2012 y abril de 2013. "Esto, debido a que su ingreso al SIC permite reemplazar a centrales diésel de ciclo abierto, lo que también ha significado reducciones en el costo marginal de US$ 250 el MW/h a US$ 170 el MW/h", señala la compañía.

Comments are closed.