Litio: La licitación que dejo en las mismas manos el negocio

El gobierno justificó el concurso en la necesidad de abrir el mercado a otros actores. El ganador del primer CEOL fue el principal productor de litio del mundo, SQM. Así, la adjudicación levantó gran polvareda política. Pulso, 25 de septiembre 2012.
Lea noticias relacionadas: Gobierno defiende adjudicación de litio a SQM tras críticas a proceso de licitación.
Las razones por las que la Justicia debería echar abajo la polémica licitación del litio.
SQM se adjudica la licitación de explotación del litio en Chile por US$ 40,9 millones.


La primera licitación de litio en Chile tenía varios objetivos. Uno de ellos, y de los más importantes, era introducir un nuevo actor al mercado, pues este requería, en la visión de gobierno, de mayor competencia.

Incluso se realizó un road show en Norteamérica y Australia para atraer potenciales interesados y se invitó a Codelco, que devolvió el cumplido comprando las bases, tal como lo hicieron otras 65 compañías durante el proceso. Respecto de la estatal, se especuló entonces con que la mayor minera chilena participaría de la licitación, logrando así callar las críticas de que la licitación era más bien una privatización encubierta.

Sin embargo, el ganador del Contrato Especial de 0peración de Litio (Ceol) anunciado ayer fue SQM. La empresa -de capital chileno que ya cuenta con un contrato con Corfo para la explotación de este mineral- pagará US$40 millones, ocho veces el mínimo exigido.

SQM es, además, el principal actor de este mercado, con el 31% de la producción mundial -38% si se consideran sólo los químicos de litio- aun cuando su aporte a la caja de la compañía es menor, en relación con los otros materiales que produce, alcanzando apenas el 9%. De hecho, la producción de carbonato de litio por parte de la ex Soquimich partió como subproducto del cloruro de potasio, que representa más de un tercio de los ingresos de la empresa.

Es decir, la compañía que ya estaba presente en el mercado se quedó con la licitación y no se cumplió con una de las premisas de la licitación. "Lo que queremos es generar mayor competencia en el mercado", decía el subsecretario de Minería, Pablo Wagner.

Rechazo político

Desde un comienzo, este primer CE0L generó ruido a nivel político. En la apertura de la licitación, en el Congreso los parlamentarios de la oposición presentaron una serie de reformas constitucionales y proyectos de acuerdo. Entre ellos, cuatro iniciativas de acuerdo (para que el litio sea declarado como concesible, la creación de una corporación estatal para la creación del litio, establecer un royalty y que Codelco se hiciera parte del proceso de explotación), además de una reforma constitucional en el Senado para la nacionalización.

En algunos casos, las iniciativas fueron firmadas por legisladores de casi todas las bancadas.

Uno de los puntos que más respaldo tuvo fue solicitar a Codelco que se hiciera cargo de la producción del litio. De hecho, en la comisión investigadora de la estatal en la Cámara de Diputados, los integrantes emplazaron a Diego Hernández para que la compañía se hiciera parte del proceso. Hernández respondió que la explotación de litio era tan importante para Codelco como la explotación de arándanos era importante para Chile. Eso les molestó mucho, especialmente a los diputados socialistas y radicales.

En esa línea, los parlamentarios de la oposición van a insistir con la responsabilidad de Codelco en la explotación del litio. Para el martes van a citar a los ejecutivos de la estatal. Varios concuerdan en que el acuerdo entre Anglo, Codelco y Mitsui fue fundamental para que Codelco desistiera.

La empresa minera respondió — el día en que se anunció que las compañías que habían presentado ofertas eran sólo tres, entre las que no estaba la estatal—, que cuenta con pertenencias en dos salares y que, por tanto, no necesita obtener ningún contrato especial para explotar el litio. Sin embargo, la compañía ha dado señales de estar dispuesta a participar si el gobierno se lo pide, pero que sus esfuerzos económicos están puestos en desarrollar su cartera por sobre los US$20 mil millones en proyectos estructurales que debe materializar en los próximos cinco años. Para Codelco, no obstante, el litio no es un gran negocio. De hecho, las 532 mil toneladas de carbonato de litio incorporadas al CEOL durante 20 años se traducirían, aun precio de US$5.000latoneladas (en un escenario medio) en US$2.600 millones. Sólo el año pasado, la minera obtuvo ingresos por US$14.338 millones. 
  
DICEN…
Isabel Allende, Senadora PS: "El contrato especial de operación del litio es el camino que este gobierno decidió usar, en lugar de haberlo hecho por Ley, por vía parlamentaria y de cara al país, una vía administrativa (…)se está dañando el interés del país".
Mariano Ruiz Esquide, Senador DC: "Esperamos que el gobierno actúe con cautela y reflexione sobre la importancia de un mineral estratégico como el litio, pensando en el futuro del país. Demandamos transparencia y que la nacionalización se materialice hoy".
Pablo Wagner, Subsecretario de Minería: "Estamos convencidos que estamos actuando bien porque la Constitución nos ampara. Además, este proceso y esta forma también se ejecutó en el pasado sin ningún problema".

¿Qué ha pasado?
El gobierno adjudicó a SQM, el mayor productor mundial de litio, el primer Contrato Especial de 0peración de Litio (CE0L), que involucra la explotación de 100 mil toneladas en 20 años, lo que permitirá producir 532 mil toneladas de carbonato de litio equivalente en el período.

¿Cómo fue el proceso de licitación?
La minera ligada a Julio Ponce y a la canadiense PCS ofertó US$40,9 millones, ocho veces el piso exigido y al menos el doble que su más cercano contendor, el consorcio asiático Posco.

¿Cuántos recursos generará el CEOL?
A un precio de US$5.000 por tonelada, el contrato generará sobre US$2.600 millones durante todo el plazo de 20 años.

 

Comments are closed.