Organizaciones ambientalistas aseguran: Proyecto de ley de carretera eléctrica es “contra natura”

La discusión que comenzará a raíz del proyecto de carretera eléctrica enviado por el Gobierno debería incluir el modelo de desarrollo energético, según voces ambientalistas, las que insisten en que la iniciativa favorece a los megaproyectos extranjeros. El Rancaguaso 06 de septiembre 2012.


El ministro de Energía, Jorge Bunster, aseguró que el proyecto de carretera eléctrica ingresado por el Gobierno no es un “traje a la medida” para Hidroaysén, crítica reiterada que ha recibido la iniciativa luego de ser presentada.

Según el ministro, el objetivo de la iniciativa es discutir y analizar la institucionalidad que aborde el trazado para la transmisión de electricidad, priorizando un rol determinante del Estado.

Bunster aseguró que “este proyecto es un traje a la medida para el país porque lo que busca es robustecer el sistema de transmisión para viabilizar todas las energías renovables que tiene el país”.

Ante esto, el vocero de Patagonia Sin Represas, Patricio Rodrigo, asegura que el proyecto presentado “es contra natura”, pues “hoy el mundo avanza hacia una generación distribuida, es decir no pocas y grande fuentes contaminantes y de gran impacto ambiental, sino que cientos de fuentes menores generando al unísono”. Este sistema integrado reduciría los costos de transmisión y aseguraría “menores precios al consumidor”, afirmó el vocero.

El coordinador de Acción Ecológica, Luis Mariano Rendón, agregó que es lógico que el proyecto apunta a facilitar el proyecto Hidroaysén, al tratarse de grandes fuentes de generación eléctrica que se pretende trasladar de un lugar a otro del país. En ese sentido, se declaran como “partidarios de energías renovables no convencionales, pero que suministren la energía a las comunidades”.

De todas maneras, el proyecto catalogado con urgencia simple, anuncia una importante discusión parlamentaria, donde la oposición buscará dar un giro al proyecto, según explicó el mismo Patricio Rodrigo, y el diputado del PS Alfonso de Urresti.

El legislador socialista lamentó que el Ejecutivo, pese a lo que plantea el ministro Bunster, trabaje con un “voluntarismo de sacar adelante un proyecto que hace agua por todos lados”, especialmente desde la comunidad internacional, donde “la peor imagen que podemos tener es Hidroaysén y eso este gobierno no ha querido entenderlo”, zanjó.

El ministro de Energía también aseguró que este proyecto beneficiaría a las Energías Renovables No Convencionales, aunque los ambientalistas insisten en que el modelo de desarrollo energético al que Chile apunta, va en la dirección contraria. Por Héctor Areyuna

 

Comments are closed.