Un sapo y un cactus chilenos figuran en la lista de las cien especies más amenazadas

En algunos casos quedan menos de 50 individuos en su ambiente natural, y en los más extremos, no llegan ni a cinco.;Las cien especies de animales, plantas y hongos más cercanos a la extinción seleccionó la Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza (UICN) junto con la Sociedad Zoológica de Londres (ZSL). El Mercurio 12 de septiembre 2012.
Lea noticia relacionada: Las 100 especies más amenazadas no son famosas.
;


Aparecen destacadas en el informe "¿Sin valor o de un valor incalculable?, presentado ayer durante la conferencia de la UICN en Corea.

Entre las más llamativas figuran el camaleón tarzán, el armadillo pigmeo de tres dedos, que se suman a las clásicas como los rinocerontes de Java y Sumatra. Entre los cien elegidos figuran dos especies chilenas: el sapo de Bullock y el cactus chilenito. Los especialistas temen que a todas ellas se las deje morir, ya que no representan beneficios evidentes para el ser humano.

"Todas las especies enumeradas son únicas e irreemplazables. Si desaparecen, no existe cantidad de dinero que las pueda recuperar", afirma Ellen Butcher, de la ZSL, coautora del informe.

No obstante, según la bióloga, si se aplican medidas inmediatas tendrían la posibilidad de sobrevivir, "pero esto exige a la sociedad su respaldo a la posición moral y ética de que todas las especies tienen un derecho inherente a existir", dice Butcher.

El herpetólogo de la U. Católica Andrés Charrier, autor de la fotografía del sapo de Bullock ( Telmatobufo bullocki ) que aparece en el informe, explica que el hábitat de este animal se ha reducido a dos pequeñas áreas de terreno en medio de la Cordillera de Nahuelbuta. En uno de ellos se lo encontró, hace dos años, casi por casualidad. Un grupo de herpetólogos fotógrafos y naturalistas decidieron realizar una pequeña prospección en esa zona debido a la construcción de una minirrepresa. Antes de eso no se había visto prácticamente ninguno en 50 años.

Se trata de un animal tan escaso, reconoce, que ha opacado la fama de la ranita de Darwin, que por mucho tiempo ha sido una especie carismática para la conservación. "Al parecer es más abundante de lo que creíamos, aunque hay lugares en que está extinto. Ahora han pasado a tener más relevancia el Telmatobufo bullocki y otros anfibios de Nahuelbuta, que son igual de raros".

Hasta el momento se han encontrado 18 sapos de Bullock. Durante 50 años antes de su redescubrimiento prácticamente la única forma de verlo era disecado en museos o tener la suerte de observar al único ejemplar que deambulaba por las inmediaciones del parque Nahuelbuta.

Otro de los protagonistas locales de la lista es el cactus chilenito ( Eriosyce chilensis ). Su distribución es extremadamente reducida y se limita al sector costero entre Los Molles y Pichidangui. "Es muy endémico y, además, crece donde hay loteos de terreno para desarrollo habitacional", asegura Pablo Guerrero, posdoctorante e investigador del Instituto de Ecología y Biodiversidad, quien trabajó en la clasificación de la especie.

Existen otras especies con la que es fácil confundirla, ya que es el típico cactus de flor fucsia del grupo Neoporteria. "Siempre aparece en las clasificaciones como en peligro o peligro crítico", dice Guerrero.

Sólo quedan cuatro

El informe destaca a 24 especies por ser representantes clave de la biodiversidad mundial y les dedica dos páginas en forma especial. El sapo de Bullock es una de ellas.

Llama la atención el caso de algunos animales y plantas cuya área de distribución no supera el kilómetro cuadrado, como la libélula de Cebú y la planta Attenborough, ambas de Filipinas.

También sorprenden especies de las que sobreviven menos de cien ejemplares en su ambiente natural. Es el caso del murciélago de las Seychelles, de la becasina boreal, del lemur mayor del bambú y del rinoceronte de Java.

Más preocupante aún es la situación de la tortuga gigante de caparazón roja del río Rojo ( Rafetus Swinhoei ), en Vietnam. Apenas quedan cuatro. 
 
 
 Recuadro :  Ocho mil científicos del Comité de Sobrevivencia de Especies de la UICN fueron consultados para la elaboración del documento. Puede verse en http://viewer.zmags. com/publication/ 44234ae6#/44234ae6/50 

Comments are closed.