Contraloría exige a termoeléctrica del Norte razones por aprobación de termoeléctrica Parinacota

El proyecto presentó una Declaración de Impacto Ambiental que fue calificada favorablemente por la Comisión Regional de Medio Ambiente de la Región de Arica y Parinacota. Autoridades y ciudadanía exigen un Estudio de Impacto Ambiental. Sustentable.cl, 23 de octubre de 2012.

El proyecto presentó una Declaración de Impacto Ambiental que fue calificada favorablemente por la Comisión Regional de Medio Ambiente de la Región de Arica y Parinacota. Autoridades y ciudadanía exigen un Estudio de Impacto Ambiental. Sustentable.cl, 23 de octubre de 2012.


Tras la intervención realizada por el diputado Orlando Vargas, el pasado 11 de septiembre en la Cámara de Diputados y, posteriormente, los oficios enviados a las autoridades correspondientes, la Contraloría regional exigió a la empresa responsable del proyecto que informe en un plazo de 10 días hábiles la efectividad que la distancia existente entre el citado proyecto y la ciudad de Arica y el Valle de Azapa, son las correspondientes.
Frente a esta respuesta el diputado Vargas manifestó que “hay un grado de satisfacción puesto que esto significa, desde cierto punto, que las autoridades pertinentes en la región han escuchado no sólo mi solicitud, sino que la de muchos ariqueños, que no están de acuerdo con la forma en la que se ha autorizado la construcción de la termoeléctrica”, aseguró el parlamentario.
Igualmente, explicó que es necesario que se investigue a cabalidad puesto que, para el proyecto de construcción, se presentó una Declaración de Impacto Ambiental que fue calificada favorablemente por la Comisión Regional de Medio Ambiente de la Región de Arica y Parinacota, por no transgredir el artículo 11 de la Ley de Bases del Medio Ambiente.
Vargas precisó que en el sector, supuestamente “despoblado”, se encuentran las poblaciones de Cerro Chuño e Industriales, que poseen asentadas ahí sus viviendas, sembradíos y escuelas. Por tal motivo -afirmó- “esta empresa ha faltado a la verdad no solo a la comunidad de Arica, sino que también a las autoridades”.
“En estricto rigor -aseguró Vargas- lo que, a su juicio, se necesitaba para que este proyecto tuviera luz verde, era la realización de un Estudio de Impacto Ambiental, en el que se puntualizaran las características del proyecto, y no la simple Declaración de Impacto Ambiental presentada por la empresa”. Indicó, finalmente que “las autoridades regionales deben ser muy rigurosas frente a este proyecto que puede dañar a nuestra ciudad”, concluyó.

Comments are closed.