Eléctricas critican menor exigencia ambiental en norma de fundiciones para operaciones mineras

El martes terminó el proceso de consulta del anteproyecto que presentó el Ministerio del Medio Ambiente. Desde la Asociación de Generadoras afirman que la iniciativa es mucho más laxa que la que se les aplicó a las centrales termoeléctricas. Agregan que los niveles de captura de SO {-2} y arsénico que se proponen son muy similares a los que hoy ya se cumplen. El Mercurio, 08 de octubre 2012.


El martes pasado finalizó el proceso de consulta pública del anteproyecto para establecer una norma de emisiones para fundiciones de operaciones mineras que impulsa el Ministerio del Medio Ambiente.

Uno de los grupos que se han mostrado más críticos de esta iniciativa es la Asociación de Generadoras, la que acusa que la propuesta que establece un nivel de captura de 95% para las emisiones de dióxido de carbono (SO {-2} ) y arsénico en las siete fundiciones que hay en el país -Caletones, Potrerillos, Chuquicamata y Ventanas, todas de Codelco; Alto Norte, de Xstrata; Hernán Videla Lira, de Enami; y Chagres, de Anglo American- es mucho menos exigente que la norma que se les aplicó a las termoeléctricas.

Según el gerente general del gremio eléctrico, René Muga, hay cinco puntos muy dispares con la regulación que se les impuso a las centrales que operan a gas, carbón y diésel y que llevó a la industria a desembolsar más de US$ 1.000 millones para adecuar sus tecnologías.

"La norma de fundiciones propuesta no garantiza una reducción significativa de las emisiones fugitivas -gases provocados principalmente por malas prácticas operacionales en las etapas de fusión y conversión- ni de los episodios de contaminación que éstas provocan", afirma Muga.

Otro de los puntos que inquietan entre los generadores son las diferencias de emisiones permitidas para termoeléctricas y las para fundiciones mineras. Muga explica que mientras para las primeras se permitió un nivel máximo de 400 mg/Nm3 de SO {-2} en centrales a carbón establecidas (las más contaminantes), para las fundiciones la cantidad es de 2.080 mg/Nm3.

El líder gremial agrega que para el caso de las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx), a las eléctricas se les impone 500 mg/Nm3 como tope máximo, mientras que a las operaciones mineras no se regula.

Niveles similares

Por otra parte, desde las generadoras eléctricas acusan que los niveles de captura de SO {-2} y arsénico que establece el anteproyecto son muy similares a los que hoy ya están cumpliendo las siete operaciones actuales que han venido invirtiendo en los últimos años para reducir su contaminación.

De acuerdo con información de la industria, Alto Norte capturaría cerca de 93% de emisiones, Chuquicamata sería de 91%, en Potrerillos 76%, Caletones 88%, y en Ventanas el nivel es de 94%. Por su parte, Chagres cumpliría con la norma que se está proponiendo.

Pese a lo anterior, la nueva regulación llevaría a las siete fundiciones a desembolsar una cifra cercana a los US$ 1.500 millones. Para el caso de Codelco, en varias ocasiones la miera estatal ha señalado que en sus cuatro fundiciones debería invertir cerca de US$ 1.000 millones para adecuarse a la norma que impulsa la cartera liderada por María Ignacia Benítez.

Al comparar estos montos, Muga dice que todas las eléctricas tuvieron que inyectar una cantidad similar, pese a que la contaminación de SO {-2} de las operaciones mineras cuadruplica a todo el parque termoeléctrico del país, de acuerdo con datos del Ministerio del Medio Ambiente.

Finalmente, las compañías generadoras también critican los plazos que se establece en la norma para que las fundiciones adopten los nuevos estándares medioambientales. "Los tiempos para las termoeléctricas fueron más exigentes", dice Muga.

De acuerdo con la iniciativa sometida a consulta pública, para las actuales fundiciones el tiempo que tendrá para adecuarse a la nueva legislación será de cinco años en el SO {-2} , a partir de que se publique el reglamento. En cambio, para las termo el plazo se aceleró a 2,5 años para material particulado y 4 años para SO {-2} y NOx en caso de zonas saturadas.  
 
US$ 1.000 millones invertiría Codelco para adecuar sus cuatro fundiciones a la nueva norma.
95% es el nivel de captura que propone la nueva norma para el SO2 y Arsénico en las fundiciones.


 

Comments are closed.