Emblemático juicio por Caso Caimanes se podría prolongar por más de dos meses

Durante el juicio, la Fiscalía, Minera Los Pelambres y la defensa de un grupo de pobladores, buscarán demostrar que los abogados Ramón Ossa, Sandra Dagnino, Roberto Arroyo, Iván Sanhueza y el dirigente de esa localidad, Cristián Flores, se concertaron para conseguir dinero de la compañía a cambio de entregar su aprobación al tranque de relaves El Mauro, de su propiedad. Sustentare.cl, 31 de octubre 2012.


Se espera que más de 200 testigos lleguen a declarar, mientras que la carpeta con los antecedentes de la investigación ya tiene más de 9.000 páginas

Un ambiente tenso se vivía pasadas las 08:30 horas de ayer martes en el Tribunal Oral en Lo Penal de Ovalle. Es que en pocos minutos más comenzaría uno de juicios más esperados de los últimos años en la región. El denominado Caso Caimanes llegaba finalmente -luego de varios retrasos judiciales- a su fase clave. Poco a poco fueron llegando los abogados, testigos, imputados, fiscales y habitantes de la pequeña localidad de Caimanes en la comuna de Los Vilos.

Durante el juicio, la Fiscalía, Minera Los Pelambres y la defensa de un grupo de pobladores, buscarán demostrar que los abogados Ramón Ossa, Sandra Dagnino, Roberto Arroyo, Iván Sanhueza y el dirigente de esa localidad, Cristián Flores, se concertaron para conseguir dinero de la compañía a cambio de entregar su aprobación al tranque de relaves El Mauro, de su propiedad.

En los alegatos de apertura, la Fiscalía afirmó que “éstas no son acciones aisladas, sino continuas para apropiarse ilegítimamente de dineros y presionar a habitantes y asignatarios… lamentablemente se ha intentado de vestir de ropaje medioambiental de lo cual no hay nada. No perseguimos imputados porque defienden el medio ambiente, sino por una serie de acciones para instrumentalizar personas, a la propia Fiscalía y los tribunales”.

Rocío Araya, abogada asesora de la Fiscalía, añadió que “se pretende acreditar los ilícitos que fueron motivo de la acusación fiscal en estos años de investigación. Es una cadena de defraudaciones a buena parte de la comunidad de Caimanes. Se han establecido artimañas (de los imputados) para convencer a pobladores y a los propios tribunales de justicia”, puntualizó.

En tanto, la abogada Sandra Dagnino, una de las querelladas, señaló a El Día que espera un juicio breve y apegado a derecho. “Esta acusación es un absurdo, un ridículo insostenible. Nuestra obligación es defender a la gente, pero no podemos hacerlo porque la minera interpone recursos para mantenernos entretenidos”, afirmó.

A su vez, el dirigente Cristián Flores, habló de un montaje. “El caso bombas es una migaja al lado de éste. Quieren hacer creer que nosotros estamos estafando a nuestra propia gente”, dijo.

De acuerdo a lo señalado por los abogados, querellantes y defensores, este juicio podría extenderse por más de dos mes, debido principalmente a la cantidad de testigos. Hasta ahora han sido citados más 180. Además, la carpeta con las antecedentes investigativos del caso ya tiene más de 9.000 hojas.

A las afueras del Tribunal, una radio comunitaria, transmitía los detalles del juicio. También se pudieron ver una serie de pancartas alusivas a la problemática medioambiental. Todo se desarrolló en calma y sin la intervención de Carabineros. El juicio continúa hoy a partir de las 08:45 horas, donde se espera que puedan participar los primeros testigos.

 

Comments are closed.