Solicitan cambiar proyecto actual por una iniciativa que promueva la conservación y bosqiue nativo

La Agrupación de Ingenieros Forestales por el Bosque Nativo (AIFBN) pidió al Gobierno quitar la urgencia al Proyecto de Ley de Fomento Forestal que modifica y extiende por 20 años el Decreto Ley 701, en la sesión de la Comisión de Agricultura de la Cámara de Diputados desarrollada ayer martes en Valparaíso. Radio Universidad de Chile, 10 de octubre 2012.


El presidente de la AIFBN Sergio Donoso, afirmó que el proyecto no considera medidas de protección ambiental vitales para regular prácticas de empresas y propietarios forestales, que al amparo del Decreto Ley 701, siguen destruyendo o degradando el bosque nativo, quebradas y alterando el paisaje, con tal de expandir los monocultivos a gran escala de especies forestales exóticas principalmente de pino y eucaliptus.

“No garantiza que miles de pequeños y medianos propietarios sean beneficiarios directos del fomento forestal en Chile. Si bien el proyecto hace un esfuerzo por dar énfasis en los pequeños y medianos propietarios, existe una clara intención de aumentar en casi uno y medio millones de hectáreas de las actuales 2,6 millones de plantaciones forestales exóticas”, dijo Donoso.

Aseguró que corresponde ahora priorizar a este sector de acuerdo a sus características y necesidades, dado que el Estado ya ha transferido por 40 años cuantiosos recursos a las grandes empresas forestales quienes han consolidado una industria sólida económicamente. “Debe existir mayor discusión de una ley que nos afectará por 20 años”, recalcó.

“Durante 4 décadas un D.L. 701 ambiguo y permisivo ha tenido múltiples efectos entre los que se cuentan el establecimiento de grandes monocultivos forestales, concentración de la propiedad y el mercado principalmente empresas Arauco, CMPC y MASISA”, explicó.

El timonel AIFBN insistió que se necesita un nuevo proyecto porque el eje motor del fomento no debe ser el consolidar la industria, sino constituirse en un aporte a la conservación y la recuperación de los procesos ecológicos, siendo su principal enfoque la forestación con especies vegetales que facilitan y mejoran la provisión de agua de calidad, la recuperación de suelos erosionados y la detención del avance de la desertificación, entre otros.

“Además, el proyecto no señala nada respecto a medidas de protección ambiental. Es necesario regular el tamaño, ubicación y diseño de las plantaciones forestales, así como sus métodos de cosecha, promoviendo el ordenamiento territorial a escala de macro y microcuencas, con una visión de Estado estratégica. Por ello proponemos limitar la superficie de tala rasa”, planteó.

Recalcó finalmente que la AIFBN apoya un proyecto de Fomento Forestal, pero transformado en un cuerpo legal que realice un aporte a la conservación y la recuperación de los procesos ecológicos y no un mero instrumento que otorga subsidios a quienes ya tienen una industria consolidada, y de la cual los actuales tiempos indican que sólo deberían acceder a esta ley los pequeños y medianos propietarios forestales.
 
 

Comments are closed.