Ambientalistas afirman que grandes potencias limitan a la ONU para frenar el cambio climático

Pesimistas se mostraron los grupos ambientalistas frente a la implementación de soluciones reales en torno al cambio climático que puedan emanar de la Coferencia de Naciones Unidad sobre Cambio Climático, que se realiza en Qatar. Según indicaron, son las grandes potencias más contaminadoras las que han puesto trabas para que se asuman compromisos reales. Radio U. de Chile 29 de noviembre 2012.
Noticia relacionada: ONU dice que crece evidencia de que el hombre causa el cambio climático.
El 20% del aumento del nivel del mar es por deshielo en polos


Estos días en Doha, Qatar, se desarrolla la Conferencia de Naciones Unidas (ONU) sobre Cambio Climático, que busca cerrar un acuerdo respecto a la disminución de gases de efecto invernadero.

El lunes pasado comenzó este encuentro que se extenderá hasta el próximo viernes 7 de diciembre y cuyo objetivo principal es la creación de un acuerdo vinculante para reducir las emisiones y, con ello, mitigar los efectos del calentamiento global y del cambio climático.

Esto porque a fines de año vencerá el llamado “Protocolo de Kioto”, en el que se establecieron mecanismos de reducción para los países desarrollados. Sin embargo, el grueso de ellos no cumplió con los compromisos y hoy se debe analizar si las naciones entran a este nuevo acuerdo y en qué condiciones.

Y ya hay países que manifestaron su postura, como Japón, que rechazó prolongar los acuerdos. Se espera también que los países que más contaminan se mantengan al margen, como China y los Estados Unidos, que, de partida, no adquirió compromisos en la primera etapa.

Según indicó Alfonso González, fundador de la organización Grupo de Estudios Ambientales Asociación Civil, México, “tenemos una visión muy sesgada liderada por los grandes contaminadores del planeta que imponen por la vía de hecho las limitaciones a las decisiones gubernamentales del sistema político de ONU. En ese sentido se constató que está en crisis el sistema de decisiones de Naciones Unidas sobre cambio climático global y creo que eso es la preocupación diaria que se nota ahí”.

El ambientalistas añadió que hay algunos países del mundo que están haciendo contrapeso a esta influencia, como son Suecia y Alemania en Europa, Nueva Zelanda en Oceanía, pero que la mayoría de las naciones, también en las Américas, no muestra mayor compromiso.

La Fundación Terram, organización chilena asociada a la Red Internacional CAN, afirmó que otro de los temas importantes es definir el rol que tomarán las llamadas “naciones en vías de desarrollo”, que podrían equilibrar la balanza. Sin embargo, afirmaron, tiende a imperar una incongruencia entre la disposición que manifiestan y sus acciones.

Su directora Ejecutiva, Flavia Liberona, también se mostró decepcionada de la forma en la que está operando el sistema internacional y su incapacidad de instar a las naciones a incrementar sus compromisos y llenar los vacíos legales para evitar los peligrosos efectos del cambio climático.

En esa línea, la directora de Terram indicó que “uno ve lo que está saliendo de las últimas reuniones mundiales de cambio climático, donde Río + 20 también juega un rol y claramente se observa que no hay acuerdos duros, no hay compromisos serios, las cosas son como puras declaraciones de intenciones y en ese sentido es muy preocupante porque en relación a cambio climático todos los informes que van saliendo dicen que el mar esta aumentado de manera acelerada de nivel, las emisiones cada vez son mayores”.

La ambientalista afirmó que no se observa una tendencia a adoptar políticas públicas en el marco de acuerdos mundiales y conjeturó que, probablemente, en Doha “no va pasar nada” y que el próximo remezón podría venir cuando salga el informe del Panel Intergubernamental del Cambio Climático el que, según afirmó: “podría ser la última esperanza para que los gobiernos asuman compromisos reales”.

Comments are closed.