Estudio establece las especies que más CO2 capturan en Chile

Investigación de Conaf determinó el poder de absorción de CO2 de los árboles del país para mejorar la venta de bonos de carbono. La Tercera Tendencias, 29 de noviembre de 2012.

Investigación de Conaf determinó el poder de absorción de CO2 de los árboles del país para mejorar la venta de bonos de carbono. La Tercera Tendencias, 29 de noviembre de 2012.


Los árboles juegan un rol fundamental en la absorción del dióxido de carbono (CO2), uno de los principales gases que ocasionan el cambio climático. Por eso, su presencia es fundamental para combatir este fenómeno.
Utilizando estándares del Panel Intergubernamental de Expertos en Cambio Climático (IPCC), que determina cuánto CO2 es capaz de absorber una especie, Conaf hizo un estudio que midió esta capacidad en los árboles chilenos, estableciendo que la especie de mejor rendimiento es el eucalipto, capaz de capturar 29,9 toneladas de CO2 por hectárea en un año (tCO2/ha/año), seguido por el siempreverde (17,10) y el pino radiata (ver recuadro).
La idea de este estudio, explica Aída Baldini, gerenta del Area Forestal de la Conaf, es contar con información actualizada para mejorar la comercialización de bonos de carbono, mercado que pretenden fortalecer, además, modificando el decreto de ley 701, que regulas las plantaciones forestales en el país. El cambio busca aumentar las bonificaciones que reciben estas plantaciones, lo que, a juicio de Conaf, incentivará el desarrollo del mercado de los bonos de carbono, por ahora estancado. “La idea es que los privados no tengan que incurrir en gastos para venderlos”, dice la experta.
Según Baldini, hoy para las empresas es más caro hacer la tramitación para los bonos que lo que reciben. “Hoy es carísimo vender bonos de carbono. Los propietarios del bosque primero tienen que entender el proceso, medir, determinar la línea base de carbono, cuánto más de carbono van a capturar y salir a vender”.
Por eso, la bonificación pretende que los dueños de predios reforesten sus tierras, recibiendo -dependiendo la zona y la especie- un dinero que incentive estas plantaciones, las que más tarde se pueden usar en distintas actividades productivas, entre ellas, la venta de bonos de carbono.
“En la medida en que mejoremos las plantaciones y el uso de la especie, tendremos una mayor captación de carbono. De ahí la importancia por conocer cada una de las especies, cuánto captura cada bosque y cuánto puede mantener capturado”, explica Baldini.
Luis Mayol, ministro de Agricultura, asegura que “estos estudios permitirán saber con qué especies o tipos forestales podemos obtener mejores resultados y capturar mayor cantidad de carbono”.
Uso de agua
La captura de CO2 se relaciona directamente a la tasa de crecimiento de los árboles, ya que ellos son en gran porcentaje carbono, explica Julio Torres, académico de la U. de Chile. Por lo tanto, los que más crecen son los que más capturan carbono en su madera. Característica del eucalipto, que tiene una alta tasa de crecimiento anual, que se suma a otras cualidades que los hace muy atractivo para la forestación.
Sin embargo, la especie ha sido cuestionada por la gran cantidad de agua que requiere. “Al consumir agua compite con un recurso escaso, pero no se puede decir que tiene un efecto negativo, todo depende del contexto en que se plante. En Chile, dice el experto, el 80% del agua la consume la agricultura por un sistema ineficiente de riego.
Recuadro :
CIFRA
3,9 toneladas de CO2 emite al año una persona, por lo que se necesitan más de nueve mil millones de hectáreas de bosques para capturar este gas.

Comments are closed.