Gobierno busca desconcentrar propiedad de concesiones acuícolas

El Ministerio de Economía junto a la Subsecretaría de Pesca trabajan en que las nuevas operaciones de la industria salmonera y las que caduquen por no uso, se entreguen a través de un proceso de licitación, lo que ha causado resquemores entre las grandes empresas del sector que concentran más del 50% de los centros de cultivo. Estrategia, 09 de noviembre 2012.


Un importante cambio para la industria acuícola que opera a nivel local, está afinando el gobierno, con la mira en desconcentrar la propiedad de las concesiones que operan. Como parte de la Agenda de Impulso Competitivo, la autoridad transformará la manera de adjudicar estos centros de cultivo, instaurando la figura de licitación, lo que ha causado resquemores entre las empresas del sector. El Ministerio de Economía, junto a la Subsecretaría de Pesca trabajan en que las nuevas concesiones acuícolas y las que caduquen por no uso, se entreguen luego de un levantamiento previo de la información ambiental y sanitaria asociada con las nuevas áreas de cultivo, para la posterior determinación de polígonos que puedan ser subastados.

Bajo este sistema de licitaciones, los postulantes igualmente tendrán clara la capacidad de producción del lugar (polígono), conforme al estudio previo realizado, a diferencia de lo que ocurre a la fecha. El subsecretario de Pesca, Pablo Galilea, recalcó eso sí que todo esto "es una posibilidad, que todavía no está decidida, y forma parte de la g agenda de trabajo que tenemos en los próximos meses".

Lo anterior, tiene que ver con que se está intentando resolver un problema que preocupa a los pequeños y medianos salmoneros, que radica en que más del 50% de las concesiones acuícolas en el país está en manos de unas cinco empresas nada más. Las cuales cuentan con unas 700 operaciones, pero no ocupan más del 20% de las mismas. Las restantes 20 compañías deben repartirse las 600 0 700 áreas de cultivo que quedan. En ese sentido, Galilea remarcó que como gobierno "queremos que a todos les vaya bien —los productores acuícolas-, y sin ninguna clase de exclusión. Creemos que perfectamente pueden convivir entre ellos y seguir aportando a la industria en general". 

 

Comments are closed.