Ley de Pesca entra a fase decisiva y Longueira apuesta a división de senadores para aprobarla

Con suma urgencia y con la oposición dividida, el gobierno espera ganar el gallito a quienes se oponen a dar luz verde a la polémica iniciativa que ha impulsado el titular de Economía. Esta mañana se espera un fuerte debate en la Comisión de Hacienda de la Cámara Alta donde la coalición opositora es mayoría. El Mostrador, 19 de noviembre de 2012.Vea noticia relacionada:;Trabajadores de la industria pesquera protestarán en contra de Ley de Pesca;

Con suma urgencia y con la oposición dividida, el gobierno espera ganar el gallito a quienes se oponen a dar luz verde a la polémica iniciativa que ha impulsado el titular de Economía. Esta mañana se espera un fuerte debate en la Comisión de Hacienda de la Cámara Alta donde la coalición opositora es mayoría. El Mostrador, 19 de noviembre de 2012.Vea noticia relacionada:;Trabajadores de la industria pesquera protestarán en contra de Ley de Pesca;


Desde este lunes, el proyecto de Ley de Pesca entra en su fase decisiva. Esta mañana la Comisión de Hacienda del Senado deberá analizarlo para que, por la tarde, lo estudie la Sala en el marco de una sesión especial convocada para acelerar su tramitación. Sin embargo, pese al optimismo oficialista, donde el presidente de la Comisión de Pesca, senador Antonio Horvath, asegura que ya hay alrededor de un 90 por ciento de acuerdo en torno a la polémica iniciativa, desde la oposición esgrimen en contrario que hay aspectos relevantes sobre los que aún no se ha llegado a consenso alguno. Al punto que entre los parlamentarios de la Concertación está circulando un documento en el que puntualizan aquello que estiman más relevante con miras a la tramitación en particular de la normativa que, inicialmente, se votaría esta tarde hasta total despacho, en la Cámara Alta. Pese a ello la oposición llega dividida a esta instancia y la presión del gobierno para aprobar la denominada “ley Longueira” se ha intensificado en los últimos días, por lo que algunos sectores del oficialismo ya la dan por segura.
La tramitación de la iniciativa cruzada por las presiones ejercidas desde el Ejecutivo, particularmente a través de las urgencias; la demanda de algunos sectores de la oposición por darle más tiempo al debate, y el intenso lobby que aseguran se ha realizado por empresas como Lota Protein y la agrupación de empresas pesqueras, Sonapesca, habría impedido un análisis profundo de la normativa en el Senado. Quienes se oponen a aprobar la iniciativa tal como está se debe a que estiman que no cumple con su principal objetivo: asegurar la sustentabilidad del recurso.
A lo que aspiran quienes lo rechazan
De allí que una comisión integrada por asesores de las distintas bancadas de la oposición se abocara a elaborar un documento que se ha socializado estos últimos días entre los senadores de la coalición opositora pero que no ha sido suscrito por todos, para establecer qué es lo que debiera contemplar la normativa, para asegurar que el recurso pesquero no resulte mermado con la aprobación de la iniciativa estrella del titular de Economía, que modifica la actual Ley general de Pesca y Acuicultura.
Como primera medida, el texto establece que el Estado es el que debe ejercer los derechos sobre los recursos hidrobiológicos de su espacio marítimo y que los permisos o autorizaciones otorgados para su explotación no generarán derechos de continuidad o permanencia en el tiempo. Ello, porque los opositores al proyecto tienen la convicción de que tal como ha sido presentado permite la explotación por largos periodos, incluso a perpetuidad, a quienes sean favorecidos con la licitación.
El documento también acuerda proponer la reducción del plazo de vigencia del fraccionamiento entre los sectores artesanal e industrial a diez años; extender la zona de protección artesanal hasta el extremo sur de Chile; que las licencias de la fracción industrial tengan carácter temporal, con una duración máxima de diez años no renovables y no transables; también se propone un royalty para la fracción no licitada; la creación de un Comité Científico Técnico autónomo que se encargue de las decisiones sobre la administración pesquera; que el Instituto de Fomento Pesquero sea el encargado de asesorar a la autoridad en esta materia; que se reserve un 1,5 por ciento de la cuota global anual de captura, vía licitación para las empresas de menor tamaño, uno de los aspectos en que no hay consenso en la oposición; y que se contemple en la ley reconocer los derechos de los pueblos originarios en el ámbito pesquero, entre otras propuestas.
NOVENTA POR CIENTO DE AVANCE
Pero ni en la propia coalición opositora existe un consenso unánime respecto de estas y otras materias, por lo que en el oficialismo están confiados en que hoy habrá ley. No cabe duda que también cuentan con la certidumbre de que un pequeño —pero significativo— grupo de senadores de oposición aportará con sus votos al triunfo oficialista. Ello, porque tal como lo ha señalado el vicepresidente de la Cámara de Diputados, el UDI Carlos Recondo, la iniciativa “da garantías de sustentabilidad, orden, y mejores condiciones para la pesca artesanal”. Mientras que el presidente de la Comisión de Pesca del Senado, el RN Antonio Horvath, aseguró que “la ley está en un 90 por ciento lista, sólo quedan algunas indicaciones que van a ser decididas por la Sala”. Entre otras, apuntó a las fórmulas de licitación.
Según el informe de la mencionada instancia, que debería ser presentado a la Sala esta tarde, producto del trabajo legislativo “y de acuerdos con el Ejecutivo” se habrían generado una serie de “avances y cambios de la Nueva Ley de Pesca”, entre los que figuran, sólo por mencionar algunos: que los recursos hidrobiológicos y sus ecosistemas son de soberanía del Estado de Chile, compatibilizado con los acuerdos internacionales; que nadie tiene la propiedad, y menos indefinida, de estos recursos; que el principio básico de la ley es la sustentabilidad, la valoración y la protección de los recursos hidrobiológicos y sus ecosistemas; que las decisiones se fundamentarán en estrictos criterios técnico científicos; y que la ley se hace cargo de la diversidad natural y cultural, así como de los distintos actores de la pesca y acuicultura chilena.
YO PESCO
Pero desde un sector de la oposición descartan que exista tal nivel de avance como para que dé pie a la aprobación de la polémica iniciativa. Y mientras tanto, desde que llegó la ley Longueira al Senado, donde fue aprobada en general por la Sala con 24 votos a favor y nueve en contra, ha habido una fuerte campaña para revertir este resultado. Así surgió “Yo Pesco” que a través de las redes sociales busca sumar a la ciudadanía para presionar a los senadores a revertir su posición original. Quienes están detrás de la campaña sostienen que “la ley Longueira amenaza con instaurar un sistema pesquero que afectará el ecosistema, impidiendo, entre otras, que se elimine la pesca por arrastre que daña el fondo marino de las costas de Chile. En esta campaña puedes presionar directamente a tu parlamentario para que rechace la iniciativa del Gobierno de Sebastián Piñera”. Y consideran la iniciativa como “abusiva con los pescadores artesanales, que regala los recursos del mar y que no cuida la sustentabilidad”.
Se han librado de sus presiones quienes rechazaron el proyecto en la Sala, el independiente Carlos Bianchi; los PPD Ricardo Lagos Weber, Guido Girardi, Jaime Quintana y Eugenio Tuma; los socialistas Camilo Escalona y Pedro Muñoz; la DC Ximena Rincón y el radical José Antonio Gómez. Los que, en cambio, aprobaron en general fueron los UDI Jovino Novoa; Juan Antonio Coloma, Alejandro García-Huidobro, Hernán Larraín, Jaime Orpis, Víctor Pérez; Gonzalo Uriarte y Ena von Baer; los RN José García Ruminot, Francisco Chahuán, Carlos Kuschel, Antonio Horvath, Lily Pérez, y, Baldo Prokurica; los DC Ignacio Walker, Patricio Walker, Hosaín Sabag, Mariano Ruíz-Esquide, Soledad Alvear, Eduardo Frei, Jorge Pizarro, y Andrés Zaldívar; el socialista Fulvio Rossi; y el independiente Carlos Cantero.
Este fue el escenario de la primera votación y si la Comisión de Hacienda —integrada por los DC Eduardo Frei y Ximena Rincón; el PPD Ricardo Lagos Weber; el UDI Jovino Novoa y el RN y presidente de la instancia José García Ruminot—, convocada para hoy a las 10:30 en la sede del Congreso en Valparaíso, logra tramitar todo el proyecto durante la sesión de la mañana, en la tarde pasaría a la Sala que fue convocada este lunes solamente para despachar este proyecto hasta total despacho. Si todo este proceso se cumple, el proyecto volvería a la Cámara para que apruebe los cambios, de no haber acuerdo podría ir a Comisión Mixta. Todo en un período breve, idealmente dentro de la semana, pues la iniciativa está con suma urgencia.

Comments are closed.