Más de 800 hectáreas afectadas en cuatro incendios forestales

Solo en Cartagena el fuego ha destruido unas 550 hectáreas de vegetación. El Mercurio de Valparaíso, 27 de diciembre de 2012.

Solo en Cartagena el fuego ha destruido unas 550 hectáreas de vegetación. El Mercurio de Valparaíso, 27 de diciembre de 2012.


Más de 800 hectáreas de vegetación han sido arrasadas en cuatro focos de incendios forestales que mantienen movilizados a los servicios de emergencia en tres comunas: Quilpué, El Tabo y Cartagena, las cuales están bajo alerta roja debido a la magnitud y peligrosidad de los siniestros.
Los de mayor gravedad se ubican en Quillaicillo (550 hectáreas afectadas) y La Rudilla (50 hectáreas dañadas), ambos en Cartagena, en cuyo combate participan compañías de Bomberos de distintas ciudades, incluso Valparaíso, que destinó cuatro unidades forestales.
Además, el apoyo aéreo de Conaf se concentró en estos siniestros y también en El Tabo, comuna que también vive una compleja situación por el foco que afecta a la zona de Los Aromos, donde las llamas ya han arrasado 176 hectáreas de bosque, matorrales y pastizales, esto de acuerdo a la información provista al cierre de esta edición por la dirección regional de la Onemi.
Cabe consignar que en el siniestro de Quillaicillo dos casas fueron destruidas por las llamas, dejando a cuatro personas damnificadas.
Además, se está tras la pista de un sujeto que fue visto en las inmediaciones a bordo de un furgón blanco, por lo que existen serias sospechas de que esté ligado al origen de los incendios.
Quilpué
En el caso de Quilpué el fuego se concentró en el sector de Los Molles, camino Lo Orozco, donde hasta anoche el fuego había arrasado con 42 hectáreas de arbustos, pastizales y eucaliptus. El foco se declaró pasadas las 14.50 horas según informó el encargado del Comité de Protección y Emergencia, Juan José López. Para combatir el incendio se contó con apoyo de bomberos de Villa Alemana y Viña del Mar, además de camiones aljibe de la Municipalidad. Hasta el lugar concurrió el gobernador César Molina y el director regional de la Onemi, Guillermo de la Maza, quien posteriormente se trasladó a Cartagena.
"Se solicitó apoyo aéreo a la Conaf, pero no fue posible porque había más riesgo de que las emergencias comprometieran viviendas en los incendios que afectaron a la Provincia de San Antonio", acotó López.
Hoy se sumarán a combatir los siniestros de Cartagena y El Tabo personal militar de los regimientos Yungay, Tejas Verdes y Maipo.
 
Recuadro :
Vecinos temieron por sus casas
Vecinos de calle Mena, en el sector sur de Quilpué, que vieron amenazadas sus viviendas, relataron que no se habían dado cuenta del siniestro hasta que el humo formó una densa columna que se podía apreciar desde la parte alta de Quilpué. "El temor fue que si las llamas que avanzaron muy rápido, alcanzaban las casas que están a la orilla de la quebrada, el fuego se podía propagar fácilmente hacia nuestras casas, ya que son de material ligero y entre medio hay pastizales", relató una de las residentes, Gloria Soto.

Comments are closed.