MPX pone fin a su proyecto en Castilla y en próximos meses definirán continuidad en Chile

La posibilidad de insistir con la construcción del complejo termoeléctrica ya habría sido descartada por la empresa. La firma está revisando su permanencia en el país, mirando de cerca las definiciones políticas y la factibilidad de los negocios. Diario Financiero, 05 de diciembre 2012.


A poco más de tres meses del fallo de la Corte Suprema que rechazó la construcción de la central termoeléctrica Castilla y el puerto del mismo nombre, los dueños de la iniciativa ya habrían decidido poner fin al proyecto.

Y es que en la firma -ligada al empresario brasilero Eike Batista y la alemana E.On- están conscientes que la resolución del máximo tribunal le puso la “lápida” a la iniciativa, por lo que su continuidad tal y como se conoce habría quedado descartada. 
Ante tal decisión, en la compañía están analizando seriamente su permanencia en Chile, lo cual estaría condicionado a las señales políticas que vean de parte de la autoridad y a la factibilidad de nuevos negocios.

Con respecto a la último, existe la posibilidad de insistir con un proyecto similar a Castilla, que podría tener una ubicación distinta a la de Tercera Región. Por ello, ya se habrían visto otros lugares en donde se pueda construir una central.

Nuevos proyectos


También barajan la posibilidad de sacar adelante nuevas inversiones, pero con una propuesta diferente a Castilla.

Distintas fuentes afirman que la empresa estaría actualmente viendo proyectos que consideran las distintas tipos de generación, entre las cuales se mantiene el carbón y se incluye el Gas Natural Licuado (GNL), eólica, solar, etc.

Cuando el empresario brasileño se asoció con E.On a principios de este año, señaló que la ubicación en la costa de Copiapó era perfecta y reconoció que estaban pensando en un potencial terminal de GNL en dicha zona.

Conveniencia del cambio 


Actualmente el uso del carbón para la generación eléctrica es más barato que el GNL, sin embargo, varios analistas apuestan a una disminución del precio de este último en los próximos cinco años. Dicha caída en el valor se daría con una mayor oferta del shale gas de Estados Unidos, aunque no sería suficiente para competir con el precio del carbón.

Por ello, entre las opciones analizadas por la empresa estaría contar una central a carbón de menor generación y que llegue a unos 700 MW.

Desde la empresa señalan que aún no han tomado la decisión de seguir en Chile y que de hacerlo no se ha descartado ninguna alternativa.

Al mismo tiempo, aseguran que no hay un plazo definido para tomar una decisión respecto a la permanencia de la empresa en el país.

 

Comments are closed.