Balleneros japoneses zarparon para iniciar temporada de caza de ballenas

Las embarcaciones del Sea Shepherd se encuentran a la espera para interceptar a los navíos japoneses y evitar que cumplan su objetivo de capturar 985 ballenas "con fines científicos". La Tercera, 28 de diciembre de 2012.

Las embarcaciones del Sea Shepherd se encuentran a la espera para interceptar a los navíos japoneses y evitar que cumplan su objetivo de capturar 985 ballenas "con fines científicos". La Tercera, 28 de diciembre de 2012.


El día de hoy ocurrió lo temido por todos los tripulantes del Sea Shepherd y por los defensores de las ballenas, un ballenero japonés, custodiado por una patrullera y un barco para prevenir ataques, zarparon hoy del puerto de Shimonoseki, en la provincia de Yamaguchi (suroeste) en dirección a la Antártica para cazar ballenas con fines científicos.
Según la Agencia nipona de Pesca, la flota espera lograr capturar 985 ballenas y otro tipo de cetáceos. 
La ONG defensora de la fauna marina, Sea Shepherd, se encuentra preparada desde el 5 de noviembre para interceptar a los barcos balleneros con una gran flota para poder cumplir con su objetivo de "Tolerancia Cero" para este año, con el cual esperan lograr que ninguna ballena sea cazada. 
A pesar de que un tribunal estadounidense ordenó al Sea Shepherd que no se acercara a menos de 500 metros de los barcos japoneses, la ONG se encuentra esperando con cuatro barcos, un helicóptero, tres aviones sin piloto y un centenar de personas para evitar la captura de ballenas. El año pasado lograron disminuir a solo 300 las ballenas capturadas.
Marco García León, un abogado ambientalista chileno de 27 años y coordinador de Shepherd Chile, es uno de los tripulantes a bordo del navío. Hace meses fue invitado directamente por Peter Hammarstedt, el capitán del Bob Barker, uno de los barcos del Shepherd, para que formara parte de la tripulación en esta nueva temporada de defensa de las ballenas. García León dejó de lado su trabajo en un bufete de abogados en Santiago y se dirigió a Australia, en donde se embarcó en el Bob Barker. De acuerdo a su cuenta de Twitter, el último mensaje lo escribió el 26 de diciembre, en donde señala "La flota ballenera sigue en Japón. Los 4 barcos de Sea Shepherd se mantienen atentos al matadero andante (Nisshin Maru) y sus operaciones."
Si bien la Comisión Ballenera Internacional prohíbe toda pesca comercial, Japón caza ballenas señalando que es solamente "con fines de investigación", sin embargo mucha de la carne termina en el mercado negro japonés como alimento.

Comments are closed.