Dueños de bosques pequeños y medianos podrían generar bonos de carbono

Una plataforma creada por Conaf permitirá que tales propietarios participen del mercado de bonos de carbono a través de un sistema más expedito. Pulso, 01 de febrero 2013.;


—Queriendo alcanzar la meta país de reducir en un 20% su emisión de Gases del Efecto Invernadero (GEI) al 2020 -asumida por Chile ante la ONU en octubre del año pasado-, e integrarse a la tendencia mundial de ser más amigable con el medio ambiente, el sector forestal está dando sus primeros pasos.

En el marco de su estrategia de bosques y cambio climático, la Corporación Nacional Forestal (CONAF) ha creado una Plataforma de Generación y Comercio de Bonos de Carbono del Sector Forestal de Chile (PBCCh), la cual permitirá en 2 años más que dueños de recursos forestales, principalmente los pequeños y medianos propietarios locales, generen bonos de carbono transables en el mercado voluntario de este producto, junto con participar en la captación de GEI.

Angelo Sartori, coordinador nacional de bosques y cambio climático de la gerencia forestal de Conaf, dice que si bien tal herramienta está dirigida a todos los propietarios de bosques y de suelos factibles de forestar en Chile, a los pequeños y medianos dueños de estos suelos se les “reducirá las barreras financieras que implica actualmente generar bonos de carbono, pudiendo hacerlo de una manera más económica a la actual”.

El ejecutivo afirma que hoy existen en Chile grandes empresas que generan bonos de carbono, pero “son una cantidad muy reducida dado el procedimiento altamente engorroso que eso conlleva”. A fin de simplificar este proceso e incluir a pequeños dueños de bosques, es que el organismo público a ideado esta plataforma, que según Sartori, busca constituirse en una base técnica, legal e incluso financiera capaz de reducir los tiempos, costos y requerimientos operativos en esta actividad.

“El tema de la transacción de bonos de carbono en el sector forestal es sumamente complejo en lo técnico y financiero, por lo tanto, son pocos los países que han avanzado en esto”, afirma.

OPERACION. Para que la plataforma facilite dicho procedimiento, Conaf ha asumido una serie de requisitos y/o patrones internacionales exigibles en esta materia. Se exigirá el Estándar VCS (Voluntary Carbon Standard en inglés) que valida las transacciones hechas en el mercado voluntario. Homologará Tipologías de Proyectos creadas por Conaf, las cuales categorizarán los bosques de los propietarios, poniendo en operación un instrumento legal para la gestión del carbono, entre los que destaca el plan de manejo forestal para el servicio ambiental de captura de carbono.

La entidad mantendrá actualizado un Sistema de Monitoreo, Reporte y Verificación (MRV) único, en los propietarios que generen el producto, administrando el flujo de información desde y hacia el estándar VCS.

Las Tipologías de Proyectos deberán asociarse a un tipo de recurso específico donde se apliquen esquemas silvícolas y de financiamiento común, cuyo objetivo sea la captura de carbono.

Destaca el mecanismo de reducción de las emisiones debidas a la deforestación y degradación de bosques ; reducción de emisiones de carbono forestal por deforestación y degradación que incorpore la conservación y manejo sostenible de la existencia del carbono en los bosques ; forestación y revejetación y manejo forestal mejorado.

MUNDO. En el mundo, sólo el 0,1% del mercado de bonos de carbono en el sistema voluntario corresponde al sector agrícola y forestal (ver gráfico). Sartori reconoce que a la fecha sólo Nueva Zelanda, Australia y Costa Rica han avanzado y ya cuentan con un sistema de generación para el sector, por lo que Chile se convertiría en el “primer país en vías de desarrollo en ejercerlo”.   
 
Mercados de bonos de carbono

En el mundo existen 2 tipos de mercado de bonos de carbono: el regulado y el voluntario. El primero es usado por empresas y gobiernos que por ley rinden cuentas de sus emisiones GEI. El voluntario, es el comercio de créditos el que otorga una base facultativa. En el caso de Chile, por no contar con una ley, operaría en el mercado voluntario, sin embargo, Sartori dice que a futuro “debería legislarse para regular la cantidad de bonos que quedan en Chile en su comercialización con otros países”. FG

Angelo Sartori, Coordinador de Bosques y Cambio Climático de Conaf: “Para las empresas es bueno comprar bonos de carbono por las nuevas tendencias internacionales que buscan mitigar sus efectos al medio ambiente”.


 

Comments are closed.