Estamos en niveles extremos de radiación, pero son normales para la época

“Todos los días a las 13:00 horas se produce el máximo nivel de radiación solar", así lo advierte el jefe de la Red Nacional de Medición Ultravioleta de la Corporación Nacional del Cáncer. La Segunda Internet, 11 de enero 2013.;


Durante el verano, es cuando más actividades desarrollamos al aire libre, pero también es la época en la que la radiación solar es más dañina, ya que los rayos inciden en la Tierra más perpendicularmente; por lo tanto la piel es muy vulnerable y requiere de una adecuada protección para evitar posibles daños.

Ernesto Gramsch, jefe de la Red Nacional de Medición Ultravioleta de la Corporación Nacional del Cáncer (Conac) y académico de la U. de Santiago, advierte que “las altas presiones en la columna troposférica, que es la primera capa de la atmósfera, hace que la radiación todos estos días haya llegado a niveles extremos, pero no hay que dejar de reconocer que son los niveles normales para esta época del año”.

Variaciones en niveles de rayos UV

Según el especialista de la U. de Santiago, existen variaciones más bien pequeñas en los niveles de radiación solar que tienen que ver con la contaminación y la humedad del ambiente. En este contexto –remarca- cuando hay mucho ozono, la radiación ultravioleta baja alrededor de un 10 por ciento.

Del mismo modo, si hay mucha humedad también baja la radiación, “estas son pequeñas variaciones que pueden estar relacionadas con la temperatura y el clima”, explica el experto.

En estos días en que la temperatura se ha elevado por sobre los 32 grados, Gramsch, explica que la humedad relativa baja “y al bajar, la radiación ultravioleta penetra más fácilmente y podemos tener mayor radiación. Cuando hay menos humedad pasa mayor cantidad de rayos ultravioletas, que llega en forma más directa a la piel”.

Lo importante es que la ciudadanía sepa que a las 13:00 horas todos los días, se produce el máximo nivel de radiación solar y entre las 16:00 o 17:00, este nivel comienza a bajar, siendo tal vez la mejor hora para realizar las actividades al aire libre.

Para el experto en radiación solar de la U. de Santiago, Ernesto Gramsch, este antecedente, asociado a los índices de rayos ultravioletas, debe ser difundido por los medios de comunicación, con el fin de sensibilizar a la población que el autocuidado es fundamental para evitar riesgos mayores como el cáncer a la piel que ha ido en aumento según indicadores recientes.

De hecho, se calcula que cada año, más de 200 personas mueren en Chile producto del cáncer de piel. Un 54 por ciento de ellas fueron hombres, en su mayoría sobre los 71 años. En el caso de las mujeres, la enfermedad se presentó en edades más avanzadas.

Según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), al año se diagnostican entre dos y tres millones de pacientes con cáncer de piel. Una cifra bastante alta, si consideramos que anualmente hay 12 millones de nuevos casos de cáncer en general. 

 

Comments are closed.