Gobierno recibe contrapropuesta de pueblos originarios sobre proceso de consulta

Se espera tener el documento final consensuado el 15 de abril. La próxima semana, representantes rapanuís debieran hacer llegar sus observaciones al convenio 169 de la OIT. El Mercurio, 24 de enero 2013.
Lea noticias relacionadas: Lavín recibe propuesta de etnias respecto a Convenio 169 de la OIT.
La Moneda estudia apoyar proyecto que da representación parlamentaria a pueblos originarias.
Constituyen Comisión Bicameral para implementar mecanismo de consulta a pueblos originarios contemplada en Convenio 169.

Se espera tener el documento final consensuado el 15 de abril. La próxima semana, representantes rapanuís debieran hacer llegar sus observaciones al convenio 169 de la OIT. El Mercurio, 24 de enero 2013.
Lea noticias relacionadas: Lavín recibe propuesta de etnias respecto a Convenio 169 de la OIT.
La Moneda estudia apoyar proyecto que da representación parlamentaria a pueblos originarias.
Constituyen Comisión Bicameral para implementar mecanismo de consulta a pueblos originarios contemplada en Convenio 169.


Por más de una hora estuvieron reunidos los representantes de los pueblos, aimara, diaguita, atacameños, quechua, colla, mapuche, yaganes y kawésqar con el ministro Joaquín Lavín.

En la reunión, Marcial Colín, representante mapuche y miembro del consejo nacional de la Conadi, expuso y entregó la contrapropuesta a la presentación del Ejecutivo de seis meses atrás (agosto de 2012) sobre el sistema mediante el cual los pueblos originarios debieran ser consultados con respecto a los temas que los afecten. Ya en la mañana, en la sede de la OIT, los mismos representantes habían hecho entrega de las medidas a la subsecretaria de Servicio Social, Loreto Seguel.

Con este paso, al proceso de diálogo entre el Gobierno y los pueblos-más conocido como "consulta a la consulta"- sólo le faltarían los alcances del pueblo rapanuí sobre la iniciativa de La Moneda, los cuales estarían la próxima semana, debido a que el púeblo de Isla de Pascua estimó en su momento que su ambiente y estilo de vida diferían de los pueblos continentales, afirman en el Gobierno.

Tras eso, restaría la conformación de una mesa de consenso, pensada para principios de marzo, en la que las partes involucradas negociarán en torno a las diferencias entre el documento presentado por Lavín y la iniciativa de los pueblos conocida ayer.

"Creo que nuestro documento, que es netamente jurídico, no se aleja para nada de otras fuentes de derecho internacional, por lo que no debiera ser difícil lograr el consenso con el Gobierno", afirmó a la salida de la reunión Colín, quien estuvo a la cabeza de la elaboración de la contrapropuesta que tomó cerca de 80 reuniones en seis meses para terminarla.

El ministro Lavín dijo que "la importancia que tiene (el proceso de consulta), es que cuando Chile firma el mecanismo 169 de la OIT se obliga a que los temas que afectan a los pueblos originarios, incluso temas que han sido mencionados estos días, como el reconocimiento constitucional, la creación de un consejo de pueblos u otras materias, sean consultados".

Estas acciones van en la línea que el Gobierno se ha trazado, y que el Mandatario impulsó el lunes, para conseguir una propuesta final a comienzos de abril.

Según el texto al que tuvo acceso "El Mercurio", dentro de las diferencias existentes entre lo presentado ayer por los pueblos originarios y la propuesta del Gobierno, las más importantes serían que los pueblos estarían solicitando la creación de un fondo monetario al cual tuviesen acceso para encargar estudios técnicos que los apoyen en los procesos de consulta que se puedan originar, con el fin de realizar un contrapeso a los recursos con los que cuentan los ministerios, empresas y otras instituciones. En el Gobierno explican que, dentro de su propuesta, éste énfasis no estaba desarrollado de forma explícita, por lo que será un punto a observar.

Desde el Ejecutivo y viendo la propuesta se pediría mayor claridad respecto del "sujeto de consulta", es decir, sobre quiénes son las personas que deben verse involucradas en el proceso. La Moneda planteó que fuese el Ejecutivo, pero la iniciativa de los representantes incluiría a municipios, Banco Central y al Congreso (al momento de impulsar alguna ley).

Los pasos que involucran el proceso de consulta sería una de las áreas de consenso. Sólo habría diferencia en los plazos: el Gobierno propone que todo el trascurso desde planificación, diálogo, acuerdo e informe final tome un máximo 60 días; los pueblos fijan un mínimo de 60 días y el poder de que los líderes indígenas puedan convocar un proceso de consulta.

Cuatro de las 10 comunas más pobres de Chile son de La Araucanía y seis del Biobío.

Comments are closed.