Piden renuncia de subsecretario de Pesca por presuntas irregularidades en cuotas de extracción

La Contraloría General de la República ordenó a la subsecretaría de Pesca iniciar una serie de sumarios administrativos, por otorgar permisos de extracción de distintas especias marinas, algunas de ellas en veda, bajo la figura de “fines de investigación”. Radio U. de Chile 19 de enero 2013.


Anomalías en la gestión que permitieron encubrir actividades comerciales de una cantidad no determinada de empresas por cerca de 7 mil 730 toneladas de anchoveta y sardina común, en su mayoría, y también pejerrey, merluza y jurel. Así lo dictaminó la Contraloría General de la República, en su informe final de auditoría a la subsecretaría de Pesca, donde se enumeran una serie de observaciones, relativas a que la entidad pública no cuenta con un manual de procedimientos que establezca una pauta y forma de operar ante las solicitudes de pesca de investigación.

También existen deficiencias en la administración de la información y alteraciones en las fechas de las solicitudes. Irregularidades que culminaron con autorizaciones que sólo fueron una pantalla para generar actividades económicas, incluso, con el pretexto que faltaba pescado para la época de Semana Santa de 2011, tal como consignó el documento del órgano contralor.

Una serie de anomalías que sólo viene a agudizar una situación de sobre explotación del recurso pesquero, según sostuvo Flavia Liberona, directora ejecutiva de Fundación Terram. En este sentido, la ambientalista explicó que “ya tenemos las pesquerías colapsadas y por lo tanto, al autorizar más cuotas, se colapsan más y hace más difícil la recuperación de estos recursos pesqueros o hidrobiológicos.

También la pesquería de investigación se usa para extraer cosas como de elite y en ese sentido es un subterfugio, también para generar daño”. Sin embargo, según sostuvo Flavia Liberona, si la Contraloría audita los informes de las anteriores administraciones, se van a conocer las mismas malas prácticas. Esta aseveración, fue compartida por Juan Carlos Cárdenas, director de Ecoceanos, quien afirmó que la pesca de investigación siempre ha sido utilizada, por los distintos subsecretarios, para entregar cuotas al sector empresarial, de manera fraudulenta. Juan Carlos Cárdenas enfatizó en que esta vez, dada la polémica aprobación de la nueva Ley de Pesca y los argumentos que utilizó el Gobierno para su aprobación en el Congreso, la denuncia reviste una gravedad mayor. En esa perspectiva, el director de Ecoceanos indicó enfatizó que “en el discurso del ministro Longueira y el subsecretario Galilea se señalaba que ahora la administración pesquera iba a estar sujeta a criterios científico técnico, lo que es otra mentira más, ya que son los mismos actores, que han estado utilizando la pesca de investigación como un mecanismo de entrega irregular de grandes cantidades de recursos pesqueros con fines políticos, económicos a la gran industria. Aquí hay un elemento, que es elemento del fraude”.

Tanto Juan Carlos Cárdenas como Flavia Liberona indicaron que el subsecretario Pablo Galilea debe renunciar a su cargo, aunque la directora de Fundación Terram precisó que, independiente de esto, cualquier autoridad que ocupe el puesto realizará el mismo perjuicio a los recursos pesqueros. Por su parte, la subsecretaría de Pesca informó que durante esta tarde, mediante un comunicado público, harán sus descargos al informe de la Contraloría General de la República.

Comments are closed.