Evitar construir centrales por 1.500 MW: la meta de eficiencia energética

El pilar número uno de la Estrategia Nacional Energética es desacoplar el consumo eléctrico del crecimiento económico. Es decir, producir más con menos energía. El plan, en el que trabaja el gobierno, apunta a varios frentes y ya se puso un objetivo mirando a 2020. Hoy se renueva el compromiso en el marco del día internacional de la eficiencia energética.;Pulso, 05 de marzo 2013.
;


Mientras en el mundo desarrollado el consumo eléctrico supera los 8.281 kWh por habitante en promedio (considerando países integrantes de la OCDE), en Chile no alcanza a los 3.300 kWh. La brecha aumenta al compararse, por ejemplo, con países del nivel de actividad de Estados Unidos, en el que cada habitante consume 13.393 kWh, más de cuatro veces al compararse con Chile. Es decir, a medida de que Chile siga creciendo, va a ir requiriendo cada vez más energía. Se trata de un insumo clave que, en nuestro país, es importado casi en el 100%, principalmente mediante combustibles fósiles.

El hecho de que el país no posea recursos propios, más allá de los renovables (agua, sol o viento) eleva sustancialmente los costos, lo que le resta competitividad a las empresas locales.

Es por esta razón, además de consideraciones ambientales y de cuidado de los recursos, que surge la idea de introducir elementos de eficiencia energética en el país, ciñéndose el discurso de que la mejor energía “es la que no se usa”. Todo esto busca evitar que la expansión económica aumente en la misma magnitud la demanda por energías, intentando desacoplar ambos aumentos.

Así surge en el marco de la Estrategia Nacional de Energía presentada el año pasado, el objetivo de fortalecer la tarea en este ámbito, mandato que hoy tiene la Agencia Chilena de Eficiencia Energética. A esto se suma el Comité Interministerial de Eficiencia Energética, que preside el ministro de Energía, Jorge Bunster, y que tendrá su primera sesión el día de hoy.

La meta es ambiciosa: lo que busca el gobierno del presidente Piñera es que el 12% del crecimiento proyectado del sistema eléctrico nacional sea satisfecho con menor consumo, producto de la implementación de medidas concretas de eficiencia energética.

Es decir, no se trata de apagar luces y consumir menos, sino que hacer rendir más la energía, tanto en las casas como en la industria. Según el director ejecutivo de la Agencia Chilena de Eficiencia Energética (Achee), William Phillips, esta cifra equivale, aproximadamente, a la construcción de 1.500 MW de capacidad instalada en el sistema, cifra que equivale a cerca de cuatro centrales termoeléctricas y a más de la mitad del mega proyecto Hidroaysén.

Para concretar este objetivo es que se formó, a fines de 2010, la Achee, organismo que tiene por objetivo desarrollar estrategias para introducir elementos de eficiencia energética en el país, acercándose a empresas y organismos mediante “el desarrollo de fórmulas creativas e innovadoras para utilizar de manera más eficiente su energía, y por estos medios reducir sus costos y además disminuir sus emisiones de CO2 al ambiente”, explican desde la entidad.

En enero de 2012, el presidente Sebastián Piñera presentó la estrategia energética, en la que se plantearon seis pilares que eran requisitos para lograrlo. El primero de ellos era la eficiencia energética. “El hecho de que sea el primer pilar, y que además tenga una meta de reducir en 12% nos obliga a trabajar muy duro”, explica Phillips.

El trabajo se está haciendo en distintos frentes: edificación, industria y minería, transporte y educación. “Cada uno de ellos, ciertamente, es necesario. El trabajo de la agencia es lograr que los distintos actores puedan de alguna manera ir incorporando a sus procesos -en la cultura organizacional y en los proyectos en evaluación- elementos que contribuyan a su propia productividad, lo que se va a traducir en rentabilidad, y que también se contribuya a esta meta que está planteada al largo plazo”, agrega Phillips.

Por avanzar

El subsecretario de Energía y presidente del directorio de la agencia, Sergio del Campo, explica que hasta el momento se va por el camino correcto, con hitos relevantes que se concretaron el 2012 “como las primeras empresas certificadas del país con ISO 50.001 (certificación especial de eficiencia energética), son un claro ejemplo que el buen uso de la energía es prioritario para el país y para las empresas en particular”, explica.

Del Campo añade que “el aumento constante de consultores en eficiencia energética y la cantidad de colegios, empresas y otros organismos tanto públicos como privados que se van sumando a las iniciativas desarrolladas por la agencia, son sólo algunos ejemplos que indican que vamos en el camino correcto, pero todavía queda mucho por hacer”.

Hoy, además, la Achee presentará sus principales desafíos y planes de acción para el año, lo que involucra una significativa alza del presupuesto y de los recursos a asignar vía concursos.
 
-¿Qué ha pasado? Hoy se conmemora en todo el mundo el día de la eficiencia energética. En esta materia, el país se puso una meta muy ambiciosa: reducir el 12% del consumo eléctrico proyectado a 2012 mediante estas prácticas.

-¿A qué equivale este 12%? Si el país es capaz de cumplir con esta meta, podrá evitarse la construcción de centrales de generación por un total de 1.500 MW, cifra que corresponde, por ejemplo, a cuatro centrales termoeléctricas y a sobre el 50% de la capacidad total del proyecto Hidroaysén.

-¿Cómo se ha avanzado en esta materia? El gobierno del presidente Piñera creó, a fines de 2010, la Agencia Chilena de Eficiencia Energética, a lo que sumó un comité interministerial abocado a este tema.

CHILE EFICIENTE

2010 Año en que se creó la Agencia Nacional de Eficiencia Energética, organismo privado sin fines de lucro y que se aboca a este tema.

3.297 kWh Es el consumo de energía en Chile por habitante en un año. Esta cifra es casi cuatro veces más baja que la de Estados Unidos.

-La Agencia opera mediante cuatro pilares: construcción, industria y minería, educación y transporte

-La Achee promueve la masificación de la certificación ISO 50.001, que está abocada a la eficiencia.

Comments are closed.