Longueira condiciona el avance de HidroAysén a que sus dueños den una señal de continuidad

Comité de Ministros aún debe analizar las reclamaciones que ambientalistas presentaron hace casi dos años. Titular de Economía aseguró que el Gobierno no resolverá mientras Colbún no retire hecho esencial que detuvo el proyecto en 2012. "Soy testigo de que si ese hecho esencial no existiera, el Comité de Ministros se habría convocado hace mucho tiempo", enfatizó. Impugnaciones de ecologistas apuntan al permiso ambiental dado a la hidroeléctrica en 2011. En la época, empresa argumentó falta de consenso y de estrategia eléctrica para seguir adelante.;El Mercurio, 30 de marzo 2013.
Lea noticia relacionada: Hidroaysén y la “zona gris” en el financiamiento a las campañas políticas.


Ministro de Economía, Pablo Longueira, explica por qué no se analizan las reclamaciones de HidroAysén: "Mientras no se retire el hecho esencial de Colbún, el comité de ministros no convocará". Según el titular de Economía, carece de sentido que el Gobierno vea el proyecto si no se entrega una señal clara de que se seguirá adelante con la hidroeléctrica. Además, el secretario de Estado detalla la agenda energética que impulsarán en 2013. 

Ya han pasado casi dos años desde que opositores e impulsores del proyecto HidroAysén (2.750 MW) presentaron una serie de reclamaciones ante el comité de ministros, sin tener aún una definición sobre el tema.

Según el ministro de Economía, Pablo Longueira, no existe intención por parte del Gobierno de revisar las reclamaciones, mientras los accionistas de HidroAysén -Endesa (51%) y Colbún (49%)- no entreguen una señal clara de que seguirán adelante con el proyecto.

Esto último luego de que en mayo de 2012 la compañía del grupo Matte informara a través de un hecho esencial a la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) que no existía un consenso nacional ni una estrategia de desarrollo eléctrico para seguir adelante con la iniciativa. Tras esto dicha compañía llamó a detener las inversiones en la línea de transmisión.

"Soy testigo de que los ministros quieren avanzar en este tema, pero lo que no vemos con buenos ojos es que una de estas compañías, Colbún, haya presentado un hecho esencial diciendo que no va a seguir adelante con ese proyecto. Mientras no se retire el hecho esencial de Colbún, el comité de ministros no convocará. No tiene por qué hacerlo", afirma Longueira al "El Mercurio", en el marco de su visita a Nueva Zelanda por el programa Pingüinos Sin Fronteras que impulsa el Gobierno, y que tiene como objetivo que jóvenes de menores recursos puedan estudiar inglés en el país oceánico.

Sobre este punto, el titular de economía explica: "Hay un hecho esencial que existe de una compañía que pone en duda la viabilidad del proyecto, por lo tanto carece de sentido estar resolviendo instancias de un proyecto que aún no se sabe si seguirá adelante. Es muy importante despejar eso, porque de lo que sí soy testigo, es de que si ese hecho esencial no existiera, el comité de ministros se habría convocado hace mucho tiempo".

Longueira agrega que la decisión de no convocar el comité de ministros no tiene relación con aspectos políticos. "Al único gobierno que no se le puede acusar de no querer ver un proyecto por temas políticos es a éste. Todos recordamos el impacto de las movilizaciones, y el Gobierno no eludió la responsabilidad de aprobar un proyecto que ha cumplido con su tramitación ambiental", sostiene respecto de HidroAysén, iniciativa que involucra una inversión cercana a los US$10 mil millones.

Agenda eléctrica

Desde hace algunos meses, el Presidente Sebastián Piñera le solicitó a Longueira que apoyara al ministro de Energía, Jorge Bunster, en la tramitación de los proyectos eléctricos en el Congreso.

Sobre esta misión, el secretario de Estado afirma que las cuatro prioridades son avanzar en el proyecto de concesiones y servidumbres, presentar una iniciativa legal para llevar adelante la unión entre el Sistema Interconectado Central (SIC) y el Sistema Interconectado del Norte Grande (SING) -luego que fuera rechazada por el panel de expertos-, la carretera eléctrica y el proyecto de Energías Renovables No Convencionales (ERNC).

A estas cuatro materias, Longueira agrega la posible incorporación del gobierno corporativo de Enap. "En la última reunión en el Senado también se evaluó la posibilidad de incorporar lo de Enap. Se mostró voluntad que también fuera parte de las materias y este proyecto de ley está prácticamente terminado, y tenemos que ver cuáles el consenso con los otros proyectos para incorporar este también", dice el ministro.

Para llevar adelante esta variada agenda eléctrica en el Senado, afirma que a partir de abril se iniciará una serie de reuniones con los parlamentarios para buscar acuerdos, que permitan viabilizar políticamente cada una de estas iniciativas.

En cuanto a la agenda pro inversión, señala que en enero se presentaron 43 modificaciones a artículos, en diez cuerpos legales. Estos serían parte del proyecto misceláneo que se presentaría al Parlamento para destrabar las inversiones.

Pese a lo anterior, todavía no hay un plazo claro para presentar dicha iniciativa al Congreso. "El proyecto de ley será presentado en la medida que tenga un respaldo previo, porque no tiene ningún sentido que materias de esta naturaleza sean discutidas en un período electoral. Esperamos resolverlo a más tardar en abril"; dice Longueira.

”Hay un hecho esencial que existe de una compañía que pone en duda la viabilidad del proyecto, por lo tanto, carece de sentido estar resolviendo instancias de un proyecto que aún no se sabe si seguirá adelante".

”Soy testigo de que los ministros quieren avanzar en este tema, pero lo que no vemos con buenos ojos es que una de estas compañías haya presentado un hecho esencial que no va a seguir adelante con ese proyecto".
 Hay firmas que entienden la responsabilidad empresarial como marketing

Otro de los temas en los que se ha involucrado el ministro Longueira es el retraso que tienen algunos supermercados en el pago a sus proveedores.

"El Estado y las grandes compañías tienen que asumir que dentro del concepto de responsabilidad social empresarial en una economía sostenible, el pronto pago y el pago justo es algo fundamental. Un país que asfixia el emprendimiento es un país que tarde o temprano cae en populismos y demagogias", dice Longueira.

Sobre esto último, agrega: "Hay muchos que entienden la responsabilidad social empresarial como una campaña de marketing, y la verdad es que éste es un tema ético".

Según el secretario de Estado, la mejora en esta materia debe venir por parte de las mismas compañías a través de compromisos serios de pago a sus proveedores. De lo contrario, se pueden tomar medidas que terminen perjudicando mucho más a las pequeñas empresas.

"Parece insostenible esta situación. Si no se corrigen los tiempos de pago, lo que va a ocurrir es que se va a terminar legislando mal. Finalmente, las grandes compañías van a preferir abastecerse de compañías grandes, y no les van a comprar a las pequeñas, para no tener que pagar a 30 días", afirma el ministro.


 

 

Comments are closed.