Sequía y protección de glaciares: Los pendientes de Chile en el Día Mundial del Agua

Hoy ;22 de marzo la ONU celebra el Día Mundial del Agua con énfasis en la cooperación. Según la organización aproximadamente 148 países poseen al menos una cuenca hídrica transfronteriza, es por esto que la ONU indicó que la colaboración entre las naciones es crucial para la seguridad, la lucha contra la pobreza, la justicia social y la igualdad de género. En Chile, la conmemoración de las organizaciones medioambientales estará enfocada en la depredación de los glaciares por parte de la minería. Radio U. de Chile


Según cifras entregadas por la ONU, “800 millones de personas no tienen acceso al agua potable y cerca de 2500 millones no poseen servicios de saneamiento adecuado, mientras que 6 a 8 millones de personas mueren anualmente a causa de catástrofes y enfermedades ligadas al agua”.

Si a esto se suma que el  85 por ciento de la población mundial vive en la mitad más seca del planeta, el panorama frente al Día Mundial del Agua es poco alentador.

Asimismo,  la ONU se prevé que en los próximos 40 años, “la población mundial aumente en dos o tres mil millones de personas, lo que implicará un cambio en los hábitos alimentarios, situación que redundará en un aumento del 70 por ciento en la demanda de alimentos de aquí a 2050”.

Además, como resultado del cambio climático, está previsto que aumente la frecuencia, intensidad y duración de las sequías, las que se estima son el desastre más costoso del mundo.  Es por esto que hace unas semanas expertos de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), la Organización de ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Convención de la Naciones Unidas contra la Desertificación (UNCCD) se reunieron en Ginebra para debatir la elaboración de legislaciones de gestión en casos de sequía.

Al respecto, José Luis Camacho, experto en agricultura y clima de la Organización Meteorológica Mundial se refirió a los objetivos de esta conferencia que reunió a 300 instancias de gobierno, especialistas y meteorólogos:  “lo que estamos promoviendo en esta conferencia es que exista una coordinación entre instituciones, que exista intercambio de información y que haya un equipo de trabajo que actúe coordinadamente. Por supuesto, una vez que ocurre, en el tema de reacción. Pero también evitar que una sequía importante haga decrecer la riqueza del país y lo haga entrar en el círculo de la pobreza”.

En Chile, durante esta semana se desarrolla la Semana del Agua, donde entre otros temas se discute sobre las atribuciones de la Dirección General de Aguas. Cabe recordar que el  Banco Mundial recomendó a Chile que la función del organismo sea realzada de tal modo que tenga facultades sobre otras instituciones del Estado que se ocupan de materias relacionadas con el agua.

Es por esto que se baraja elevar su estatus a subsecretaría o superintendencia bajo la tutela del Ministerio de Obras Públicas, o  bien que se transforme en una agencia pública independiente.

Para el Académico  de la División de Recursos Hídricos y medioambiente del Departamento de Ingeniería Civil de la Facultad de Ciencias y Físicas de la Universidad de Chile Marcelo Olivares, “no es sano que la administración del agua esté alojada en un Ministerio de Obras Públicas” ya que, según sostuvo, pueden haber conflictos entre los objetivos de la DGA y el resto del MOP por las funciones que ambos organismo cumplen.

En relación a la sequía y a la administración del agua, Olivares explicó que “independientemente de la disponibilidad física hay algunos usos que podrían considerarse prioritarios, y a lo mejor lo que podría hacer una política pública es elevar algunos usos sobre otros lo que podría aportar en equidad en el uso del agua. No necesariamente más disponibilidad pero equidad en la distribución de los distintos usos”.

Chile y los glaciares “que no existen”

En Chile, la celebración del Día Mundial del Agua encuentra al país con cinco años de sequía a sus espaldas, situación que  movilizó a organizaciones medioambientales, parlamentarios, alcaldes y unidades vecinales centrarse en las reservas estratégicas de agua dulce, específicamente en los glaciares.

Chile registra 16 mil kilómetros cuadrados de glaciares, que según la directora de Chile Sustentable Sara Larraín representan una “reserva estratégica que permiten la recarga de ríos en períodos de sequía”.

Pese a esto, la directora de Chile Sustentable  señaló que junto al cambio climático,  “la actividad humana más nociva para los glaciares es la minería, que ha destruido irreversiblemente los frágiles ecosistemas de montaña, incluidos los salares, vegas y bofedales de altura”.  Sara Larraín añadió además que esta actividad ha significado la pérdida de una superficie importante de glaciares y con ello la perdida de mas de 34 millones de metros cúbicos en reservas de agua”.

Sara Larraín sostuvo que los glaciares no existen ni en la Constitución ni en el Código de Aguas, por lo tanto, no están protegidos. Esto, según agregó, facilita la depredación de la que son objeto estas reservas de agua por parte de la minería: “Codelco Andina está sometiendo a estudios de impacto ambiental su expansión de operaciones que implica la destrucción de 26 glaciares, en las cuencas entre el Río Aconcagua y el río Maipo, lo que obviamente implica un tremendo impacto sobre las reservas de la capital”.

Es por esta situación que con motivo de las celebraciones del Día Mundial del Agua, tanto el Senador Antonio Horvath (RN) junto al Programa Chile Sustentable, como los Alcaldes de Los Andes, Mauricio Navarro (DC) y de Lo Barnechea, Felipe Guevara (RN) y las organizaciones Defendamos Farellones (de Lo Barnechea) y la Unidad Vecinal Huechún (de  Chacabuco),denunciarán en una conferencia de prensa los graves impactos de la minería sobre los glaciares, explicando cómo esta actividad afecta directamente el acceso al agua de los ciudadanos.

Comments are closed.