Una histórica baja registra superficie que ha sido arrasada por incendios forestales

Se logró la menor cifra desde 1975. Los suelos quemados en este verano alcanzan a 9.900 hectáreas. El promedio de los últimos 5 años es de 42 mil ha. El Mercurio, 04 de marzo 2013.;


Si en años anteriores el promedio de hectáreas destruidas por incendios forestales, en todo el país, llegaba a 42 mil, en la actual temporada la superficie afectada a la fecha alcanza sólo a 9.900 hectáreas.

La notoria baja, de un 76%, cobra mayor relevancia si se toma en cuenta que, según Conaf, este año se mantuvieron las condiciones meteorológicas del verano de 2012, el más crítico de la década, cuando se arrasaron más de 72 mil hectáreas.

La cifra del presente período estival es la más baja desde 1975, cuando se quemaron 9.604 hectáreas. Lo anterior, no obstante la onda de calor que caracterizó a la zona centro-sur en enero.

Según el jefe de prevención de incendios de Conaf, Herbert Haltenhoff, la disminución se debe en parte, al menos, al impacto de los grandes incendios de Torres del Paine y Pichiqueime, en el verano pasado.

"La gran cobertura de esos incendios hizo cobrar conciencia sobre el daño que causa el fuego. Esas imágenes valieron más que 20 años de campañas de prevención", aseguró Haltenhoff, quien advierte sin embargo que "la temporada termina en abril y marzo. A veces, tiene sorpresas".

La cantidad de incendios, que en un 80% ocurren en bosques cercanos a sectores residenciales, también bajó. Pasó de 2.662 el año anterior, a 2.335 este verano, lo que indica que los focos se controlaron antes.

En esto jugó un rol clave el aumento de los recursos que se destinaron al combate del fuego. Además, a la incorporación de tecnología para detectarlos y controlarlos oportunamente.

Mientras Conaf dispuso este año de 121 brigadas -en 2012 fueron 85-, las empresas forestales contaron con 130.

La modernización de los procesos para detectar el fuego fue relevante, sobre todo en las comunas críticas, como Curanilahue, donde el año pasado se registró el 7,12% de todos los incendios ocurridos en el país.

Allí, la forestal Arauco instaló cámaras de detección en sus torres de vigilancia. Desde la firma indican que el aporte más importante de estos elementos es la prevención. "Muchas veces, podemos ver la situación antes de que se produzca un incendio. Mandamos un supervisor, se conversa con los involucrados y con sus familias", dice German Neumann, jefe de protección de incendios forestales de Bosques Arauco. La empresa posee 4 cámaras y añadirá 8 más este año.

Conaf, que ya instaló cámaras en Torres del Paine, en Magallanes y en Temuco, estudia incorporarlas también en Valparaíso, para evitar incendios como el de Rodelillo en la Región de Valparaíso y que se extendió a la zona urbana.
Damnificados en Valparaíso

Entre los incendios forestales de la actual temporada, el que más impactó a nivel nacional fue el que se produjo el 14 de febrero en Valparaíso, donde 284 casas resultaron destruidas, dejando damnificadas a más de mil personas.

Ayer se instaló la primera vivienda de emergencia, en terrenos de Rosa Rojas Pérez, en Rodelillo. Ella forma parte del 10% de las familias que optaron por mediaguas en espera de la casa definitiva. El 90% restante prefirió recibir un subsidio de arriendo de 100 mil pesos mensuales por un año.

Esta semana se levantarán 19 mediaguas y otras 10 en la siguiente. La mano de obra será aportada por la Armada, el Ejército y voluntarios de Un Techo para Chile.

Para permitir el inicio del año escolar, fueron desocupadas las dos escuelas habilitadas como albergues. La cifra bajó a 4 familias, que serán atendidas en el polideportivo. 

 

Comments are closed.