Sólo el 34% de los chilenos reconoce reciclar sus residuos

El 29% de los consultados en la última Encuesta de Percepción y Actitudes hacia el Medio Ambiente admite que no recicla y dice que no sabe cómo hacerlo. Como queda un gran trabajo educativo que hacer, el Ministerio del Medio Ambiente ha enfatizado acciones para promover este hábito en la población, particularmente en los niños, que son verdaderos factores de cambio al interior de las familias. La Segunda, 28 de mayo 2013.;


El 17 de mayo se celebró el Día Mundial del Reciclaje, en que año a año se vuelve a poner en el tapete público la necesidad de propiciar la reutilización de ciertos residuos domiciliarios y se destacan diversas iniciativas en esta línea que contribuyen a hacer cada vez más sustentable la vida de las personas.

Se estima que en Chile se generan 16,9 millones de toneladas de residuos al año, de las cuales 6,5 millones toneladas corresponden a residuos municipales, mientras que 10,4 millones de toneladas a residuos industriales.

La generación de residuos domiciliarios aumenta todos los años, pasando de 326 kilos por habitante en 2000 a 384 kilos per cápita en 2009, cifra menor a la que presentan en pro-medio los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Eco-nómico (OCDE), que corresponde a 550 kilos por habitante al año, y mayor al promedio de los países de América Latina y Caribe, que se calcula en 230 kilos por habitante al año.

Los resultados arrojados por la IV Encuesta de Percepción y Actitudes hacia el Medio Ambiente, desarrollada por el Centro de Investigación para la Sustentabilidad y Estudios Cuantitativos de la Universidad Andrés Bello, entrega interesantes conclusiones: a nivel general, el 66% de los encuestados reconoce que "no" recicla, en contraposición con el 34% que declara que "sí" lo hace. Estos últimos corresponden mayoritariamente a jóvenes entre 18 y 34 años, quienes en su mayoría reciclan.

Según el mismo estudio, el 41% de los encuestados que reconoce no reciclar sostiene que no lo hace debido a que "no tiene el hábito".

El 29% opina que "no sabe dónde reciclar" y el 20% que "es complicado".

Esta muestra se realizó entre 1.075 personas mayores de 18 años de Valparaíso, Santiago y Concepción.

Diferente es el diagnóstico de una encuesta efectuada por Adimark/Unilever, que arrojó que el 55,8% de los consultados señala reciclar en casa, contra el 4.4,2% que no lo hace. El sondeo reveló, además, que el 70% del reciclaje de residuos desde los hogares es realizado por recolectores.

RESIDUOS COMO ALTERNATIVA DE NEGOCIO

La ministra del Medio Ambiente, María Ignacia Benítez, señala que promover este hábito entre los chilenos no ha sido una tarea fácil, principalmente "porque requiere básicamente del cambio de hábito que debemos lograr de parte de todos los chilenos. Y esto responde a la voluntad de la ciudadanía y a la información también que nosotros le podamos brindar respecto del reciclaje y de las tres ‘R"’.

Desde su perspectiva, el tema es complejo porque requiere de un cambio de conciencia de los chilenos, que primero se debe generar informando los beneficios de reciclar, no solo para el medio ambiente, sino también para mejorar la calidad de vida de todos los habitantes.

"Sabemos que la idea de la reutilización es motivante, porque con ella se pueden crear nuevos productos, que incluso pueden ser una alternativa de negocio. Pero aún así no es suficiente, por eso trabajamos día a día en educar a la ciudadanía, desde los más pequeños, para poder difundir este cambio cultural y avanzar en materia de reciclaje", acota.

Con 23 años de experiencia en reciclaje, la empresa Recupac, filial del holding Coipsa, recicla 100 mil toneladas de material al año provenientes de productos como cajas de cartón, papel de diario, revistas, tetrapak, papeles blancos, plásticos flexibles, botellas PET, latas de alumnio y vidrio.

Isidro Pereda, gerente general de Recupac, indica que la principal dificultad del reciclaje es la logística, porque éste es un negocio que se basa en la compra de un recurso que luego va a ser usado como materia prima. Por tanto, los costos de captura o recolección versus los precios de venta tienen que dar un margen para que el negocio subsista.

"Si ese margen no se da, considerando que no hay subsidios por parte del Estado, entonces el reciclaje quedó hasta ahí y muere", dice.

Con todo, algunas cifras dan cuenta de un avance en esta materia (ver recuadro). La autoridad medioambiental, sin embargo, reconoce que hay conciencia entre las autoridades de que aún queda mucho por mejorar. De hecho, acota que las cifras son anteriores al ingreso de Chile a la OCDE, por lo que no se pueden establecer parámetros comparativos ya que cada país tiene su propia realidad. Hace notar que nuestro país está en vías de convertirse en una nación desarrollada, por tanto, los niveles de producción aumentan y la generación de residuos también.

"Estamos trabajando para adelantamos a esto para que alcancemos el desarrollo de una manera sustentable, evitando tener que pasar por la etapa de aumento de residuos, quizás como lo ha hecho Suiza", describe.

La secretaria de Estado destaca que para el gobierno el tema es prioritario y por ello están enfocados en sacar adelante un proyecto de ley que obligue a los que ponen productos en el mercado a hacerse cargo de los residuos. Eso supone que las empresas incorporen conceptos de reciclaje en sus procesos, lo que en definitiva implica que el fabricante o importador se responsabilice del producto una vez terminada su vida útil.

En paralelo, la cartera de Medio Ambiente enfoca sus esfuerzos en la educación infantil. En ello concuerda Isidro Pereda. "La conciencia medioambiental de las personas es muy pequeña, por eso estamos impulsando el reciclaje en los niños".  
 
La reutilización en cifras
Papeles y cartones: 82%, del cual el 8% corresponde a domiciliario.
Plásticos: 12%, del cual el 2,9% corresponde a domiciliario.
Cartón para bebidas: 3%.
Vidrio: 54%. del cual el 11% corresponde a domiciliario.
Metal: 43%, del cual el 10% corresponde a domiciliario.
Pilas: 0,05%.
Neumáticos fuera de uso: 22%.
Aceites y lubricantes usados: 52%.
Aparatos electrónicos en desuso: 19%

Fuente: Ministerio del Medio Ambiente.

 

Comments are closed.