Tras multa y paralización, Pascua Lama apuesta por acelerar sus trabajos en Argentina

El proyecto binacional marcha con total normalidad en territorio argentino, de hecho la construcción de la planta de procesos ha avanzado con un 70% del acero estructural levantado, un 65% de hormigón vertido y un 55% de los movimientos masivos de tierra finalizado. El Dinamo.cl, 27 de mayo 2013.;


Luego de que el pasado viernes la Superintendencia de Medio Ambiente optara por aplicar una multa de casi $ 8.000 millones contra Barrick junto a la suspensión de las obras del polémico proyecto minero Pascua Lama (región de Atacama), la minera  apuesta por un cronograma que le permita retomar operaciones en Chile.

Mientras tanto, el proyecto binacional marcha con total normalidad en territorio argentino, de hecho la construcción de la planta de procesos ha avanzado con un 70% del acero estructural levantado, un 65% de hormigón vertido y un 55% de los movimientos masivos de tierra finalizado, consigna El Pulso.

En sus resultados del primer trimestre, la canadiense detalló que lleva invertido más de US$4.800 millones en el proyecto, de un total de US$9 mil millones considerados.

El escenario argentino y la estrategia chilena

En este contexto y tras las seguidilla de cuestionamientos del lado chileno, Argentina asoma como la carta bajo la manga de la minera canadiense. La compañía, que ceunta con 13 mil trabajadores al otro lado de la cordillera, ya baraja la opción de anticipar sus operaciones en San Juan con el fin de recuperar el terreno perdido.

“La empresa se encuentra en la fase inicial de la evaluación de un plan de desarrollo alternativo que consiste en acelerar el desarrollo de un tajo más pequeño en Argentina que había sido programado para ser minado con posterioridad, con el fin de contar con una fuente de mineral para la producción inicial”, detalló Barrick en su reporte del primer trimestre.

La importancia de esta estrategia no es menor, ya que podría proporcionar mineral por unos seis meses, período tras el cual la iniciativa dependería de un suministro permanente de mineral desde Chile.

Desde Barrick además indican que si la reanudación de las actividades de construcción en el lado chileno, incluidas las de pre-stripping, se retrasan más allá de fines de 2013, o si se determina que esa alternativa no es factible, podría haber un cambio significativo en el plan de minado, costos de capital y calendario de producción del proyecto.

En este sentido, el presidente y CEO de Barrick, Jamie Sokalsky, señaló a sus accionistas en abril que “en Pascua-Lama estamos trabajando para hacer frente a los requisitos ambientales y de otro tipo en el lado chileno del proyecto. Estamos evaluando todas las alternativas en detalle, a la luz de las incertidumbres asociadas con la suspensión de la construcción en Chile”.

Hoy tras a la multa y la nueva paralización, Barrick no ha entregado señales relativas a reestudiar su presencia en Chile;sin ir más lejos, el timonel de Barrick Sudamérica,  Eduardo Flores Zelaya, sólo se limitó a señalar que acatarían el fallo.

En tanto, en los próximos días, la canadiense deberá presentar un plan de construcción de obras de emergencia, las que debieran estar terminadas antes de los deshielos de octubre próximo. Dentro de este plan se deberá construir un sistema de manejo de aguas de contacto y no contacto, obras que son un requisito para comenzar a desarrollar en un futuro las labores de excavación.

 

Comments are closed.