Comunidades Mapuche de Lican Ray se oponen a proyecto de piscicultura salmonera

Región de La Araucanía. Proyecto piscicultura “Chesque Alto” pretende ampliarse y emplazarse en la cercanía de siete comunidades Mapuche las cuales se verán directamente afectadas. Mundo Acuicola/MapuExpress, 06 de junio 2013.;


Comunidades de Lican Ray manifiestan su rotunda oposición a un proyecto de ampliación de piscicultura salmonera en el sector Chesque Alto, que según afirman, afectaría diversos aspectos sociales, culturales-espirituales, ambientales y económicos en el territorio, quienes denuncian además que no se les está respetando sus derechos y que este proyecto se ha venido haciendo a espalda de los habitantes. En este contexto, recientemente ingresaron sus observaciones al Servicio de evaluación Ambiental y entregaron asimismo antecedentes al Instituto Nacional de Derechos Humanos.

El proyecto piscicultura “Chesque Alto” pretende ampliarse y emplazarse en la cercanía de siete comunidades Mapuche las cuales se verán directamente afectadas, estas son: Marín Ayllapi 2, Jose Caripán, Alfonso Alcapán, Gregorio Alcapán, Juan Cayulef, Felipe Cayuñir, Toribio Neculpán, y otras comunidades sin personalidad jurídica actualizada, pero vigentes en el territorio Mapuches, siendo el río una fuente importante para las comunidades, dándole diversos usos, tanto para trabajos, como para diversas costumbres ancestrales.

El proyecto es de la empresa “Sociedad Comercial, Agrícola y Forestal Nalcahue Limitada” y de acuerdo a lo denunciado por las propias comunidades, se viene ingresa al Servicio de evaluación ambiental a espalda de las comunidades, sin considerar aspectos sociales, culturales-espirituales, ambientales y económicos en el territorio, donde tampoco los órganos públicos del estado cumplieron con la obligación de consulta de acuerdo al Convenio 169 de la OIT y la declaración de la ONU sobre los derechos de los Pueblos indígenas.

El werkén de las comunidades que se oponen a este proyecto Antonio Collinao manifestó que “las comunidades son las últimas en enterarse y nos sentimos altamente vulnerados, ya que el río que pretenden perjudicar es parte de nuestro territorio”. Por otro lado, agregó que “Hay sitios ceremoniales que no se han tomado en cuenta y además hay diversas familias que tienen diversas actividades con el río que involucra su medio ambiente, sus economías y prácticas culturales”, indicó el vocero.

Amenaza a las economías del territorio y lugares sagrados

De acuerdo a un informe socio cultural de las propias comunidades, en el lugar, sector rural de Likan Ray, la población mayoritariamente vive de la agricultura, crianza de animales y turismo local y en todas estas actividades se reconoce el agua del rio como un elemento indispensable para el desarrollo de estas actividades.

La empresa se encuentra en el sector desde 1998, la cual tiene autorización para una producción de 42 toneladas anuales de salmónidos, en estas condiciones ya se hace imposible usar esta para regar, mucho menos la pueden beber, ni los humanos, ni los animales, indican, y hoy, la empresa pretende aumentar su producción a 300.569 kilogramos anuales lo que “evidentemente terminaría por destruir y contaminar totalmente las aguas y esto afectaría directamente la economías locales del sector…”, señalan en su informe.

Por su parte, la presencia de la piscicultura Chesque Alto en el sector atenta gravemente en la cultura de comunidades Mapuches, ya que el agua es un vital elemento tanto para sus tradiciones como para su espiritualidad. Asimismo, las comunidades informan que se observa que el rio se corta violentamente en un sector, dejando sin agua este, y lo que se devuelve cuenta con residuos. “Desde la presencia de la piscicultura en el sector, las plantas medicinales también se ven reducidas, tanto por la contaminación, como por la baja de humedad que precisan para un buen crecimiento”, señalan.

Asimismo, por medio del río, se realizan diversas prácticas ancestrales que están vigentes por parte de comunidades del sector, desde la perspectiva religiosa y espiritual, como asimismo, lugares ceremoniales en el territorio amenazado.

Oposiciones de las Comunidades

Recientemente, representaciones del territorio hicieron ingreso al Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) sus observaciones al proyecto a través de un informe socio cultural y en derecho, acto que fue encabezado por los werkén Juan Paillamilla y Antonio Collinao, quienes insisten que no quieren este proyecto en su territorio y reiteran que no es concebible que a esta altura se continúe atropellando los derechos de las comunidades, por lo que realizarán todas las gestiones y diligencias necesarias para que se les respete y se detenga esta afrenta.

Asimismo, más de una veintena de representaciones de las Comunidades de Lican Ray se reunieron el 18 de Mayo con una misión de observación de Derechos del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) oportunidad donde expusieron este caso.

Cabe mencionar que en la Región de la Araucanía, en las zonas pre y cordilleranas, en los últimos años se han multiplicado una serie de plantas de pisciculturas y se han convertido en actividades que han sido consideradas como “absolutamente inviables”, como lo señala el Grupo de trabajo por derechos colectivos y que el funcionamiento de estos recintos han causado diversos estragos en diversas comunidades de las comunas de Cunco, Melipeuco, Curarrehue y Curacautín donde existen varios precedentes de contaminación y malas prácticas, instalaciones que además dependen de los vaivenes de la industria salmonera, la que las hace altamente vulnerables.

El Proyecto de piscicultura

El Proyecto corresponde a la “Regularización de Piscicultura Chesque Alto” del titular Sociedad Comercial, Agrícola y Forestal Nalcahue Limitada, ubicada en el Sector Nalcahue de la comuna de Villarrica, Provincia Cautín, Región de La Araucanía. La empresa señala que posee la Autorización de Acuicultura para el cultivo de salmónidos de la piscicultura consta de Resolución de la Subsecretaría de Pesca N° 730 de 1998, la cual autoriza una producción de 42 toneladas anuales de salmónidos. Sin embargo ha decidido aumentar la producción y señala al servicio de evaluación ambiental que “la Declaración regulariza la condición ambiental actual del centro y se solicita aumentar la producción a un máximo de 300.569 kilogramos anuales de biomasa, en las fases de incubación, alevinaje, esmoltificación, mantención y desove de reproductores…”

La empresa presentó al respecto una declaración de impacto ambiental (DIA) que tiene por objetivo “regularizar las instalaciones de la Piscicultura Chesque Alto en su condición ambiental, aumentar la producción de biomasa y obtener la Resolución de Calificación Ambiental favorable que permita la operación del centro acuícola cumpliendo plenamente normativa ambiental vigente”, según la propia empresa.

El proyecto se localiza en la localidad de Chesque Alto, cerca de Lican Ray, comuna de Villarrica, en un sector rural denominado Nalcahue y de concretarse afectaría gravemente los caudales que son fundamentales para las comunidades del sector para fines religiosos – espirituales, sociales, ambientales y económicos, ya que se realizan allí diversos emprendimientos turísticos.

La piscicultura está ubicada en el territorio de siete comunidades Mapuche las cuales se verán directamente afectadas, estas son Marín Ayllapi 2, Jose Caripán, Alfonso Alcapán, Gregorio Alcapán, Juan Cayulef, Felipe Cañiuñir, Toribio Neculpán. Estas comunidades cuentan con título de merced del año 1912, quienes dan diversos usos y actividades al río.

Información del proyecto: http://seia.sea.gob.cl/documentos/documento.php?idDocumento=7581151

Comments are closed.