El reciclaje ya tiene cientos de puntos limpios

Iniciativas como sumaverde.cl, del Ministerio del Medio Ambiente, o TriCiclos, una empresa privada tipo B con un compromiso legal para defender la misión social y ambiental por delante de los resultados financieros, han permitido que los puntos limpios y el reciclaje se transformen en lugares cada vez más recurrentes en las ciudades. La Tercera, 05 de junio 2013.;


Según cifras de Ministerio del Medio Ambiente, en Chile se generan alrededor de 6,5 millones de toneladas anuales de residuos sólidos domiciliarios, algo así como 1,3 kg por persona al día. De esta cifra, la Región Metropolitana genera más de 2,6 millones de toneladas anuales, de las cuales sólo alrededor de 12% aproximadamente se recupera con alguna práctica de reutilización o reciclaje.

En este escenario, los puntos limpios permiten brindar una alternativa útil a los desechos generados en las ciudades, ya que son lugares adaptados por el municipio para recibir distintos tipos de materiales, como pilas, botellas, envases de tortas, bolsas de supermercado, tarros de conserva, latas de aluminio, entre otros, los que luego, a través de distintos procesos, se convierten en materias primas.

Según su tipo, los desechos se depositan en contenedores de distintos colores, como verde para el vidrio, amarillo para el plástico, rojo para el aluminio, así no se mezclan las materias primas con las que están elaborados, lo que también facilita su tratamiento posterior.

“La existencia de puntos limpios permite realizar un mecanismo eficiente de recuperación de materiales reciclables desde el origen y contempla además la necesaria educación ambiental de los ciudadanos y que también se recupere una gama más amplia de materiales que aquellos que tradicionalmente son reciclados”, comenta Gonzalo Muñoz, gerente general de TriCiclos, empresa que instala puntos limpios en Santiago y sus alrededores.

Según información de mapcity.com, de un total de 52 comunas que comprende la Región Metropolitana, 40 cuentan con puntos limpios. De ellas, comunas como Las Condes o Providencia ya cuentan con más de 30 puntos donde se pueden depositar los desechos.

Más que una acción

TriCiclos cuenta con 21 puntos limpios en la Región Metropolitana y 48 desde Arica hasta Temuco. En cada uno de ellos existen una o más personas que están informando a la ciudadanía sobre hábitos de consumo, uso y disposición responsable de los desechos. “El rol de educación se realiza tanto in situ como en los establecimientos educacionales de la zona. Es por eso que para TriCiclos cada punto limpio es una plataforma de desarrollo de ciudadanía responsable y consumo consciente”, comenta Gonzalo Muñoz.

Organismos como Fundación San José y Coaniquem, por ejemplo, se encargan de continuar con la cadena de reciclaje, que trasladan los materiales separados a plantas especializadas y encargadas de procesar estos residuos. La Fundación San José, por ejemplo, realiza la recolección de las “campanas azules” con diarios, insertos, y revistas que son llevados a las plantas de CMPC Celulosa para desarrollar productos con porcentaje de reciclado. Coaniquem, por su parte, recicla el vidrio, ya que una vez lleno el contenedor se vacía el vidrio y se vende por kilo a Cristalerías de Chile. Luego se vuelve a fundir para hacer nuevas botellas y con ese dinero se financia la rehabilitación de niños con quemaduras y su estadía en Casabierta, lugar de acogida de Coaniquem. Sin embargo, en cuanto a la recolección de desechos, Gonzalo Muñoz indica que el gran desafío que actualmente enfrenta TriCiclos es “fortalecer una red de empresas capaces de procesar los desechos en todas las regiones, de forma tal que el transporte de los residuos disminuya lo más posible”. En www.sumaverde.cl se puede obtener un listado detallado de las empresas que actualmente reciclan en el país.

Es así como en el cuidado del medio ambiente el reciclaje cumple un rol relevante para facilitar que los residuos no se dispongan en la tierra si no que se conviertan en materia prima para nuevos procesos industriales. “Lo que resulta aún más importante es que el reciclaje permite que cada ciudadano observe sus residuos, los cuestione y de esa forma pueda modificar sus hábitos de consumo hacia aquellos que logran reducir los impactos negativos que el desarrollo de la humanidad está generando sobre los ecosistemas”, explica el gerente general de TriCiclos.
 
Características importantes

Los puntos limpios deben contar con varias caracteristicas para que sean realmente efectivos, como dos puertas, una para el acceso de los usuarios y otra para los vehículos encargados de retirar los contenedores.

Además, las instalaciones deben estar cerradas por un cerramiento perimetral y en su interior se encuentran los contenedores. Los materiales que por sus características propias no son recibidos en los puntos limpios son:
• Plumavit
• Cañerías y envases de PVC.
• Artefactos electrodomésticos: muchos son considerados residuos peligrosos y requieren de un sistema de reciclaje específico.
• Envases de aceite motor, comestible o mayonesas. El aceite contamina los sistemas actuales de reciclaje.
• CD, DVD, o chatarra electrónica: contienen varios materiales, su reciclaje es complejo.
• Juguetes: contiene mezcla de materiales y es mejor encontrarles otro uso.


 

 

Comments are closed.