Esmog: Chillán y Los Angeles han superado 89 veces la norma en 2013

Ayer se declaró la tercera preemergencia en Los Angeles. Esperan declaración de zona saturada en lo que queda del año. Lleva dos días operando y, de acuerdo a las autoridades, el nuevo Sistema de Pronóstico del Aire de Los Angeles ha permitido a sus habitantes adoptar las medidas necesarias para afrontar los días más críticos por los altos niveles de contaminación, a raíz del masivo uso de estufas a leña.;La Tercera;21 de junio 2013.


Las malas condiciones de ventilación obligaron, ayer jueves, a suspender las clases de educación física en todos los establecimientos de enseñanza básica y media de la comuna. Junto a ello, las autoridades recomendaron encender estufas a leña antes de las 18 horas, con el fin de iniciar el proceso de combustión antes de la hora crítica de concentración.

“Se ha mantenido una alerta en los colegios. Si tenemos problemas de contaminación, los niños no realizan clases de gimnasia. Los calefactores a leña se empiezan a prender antes de las 17.00, para que puedan tener la combustión iniciada antes de las horas peak de humo”, señaló el alcalde de Los Angeles, Esteban Krause.

Chillán y Los Angeles tienen los índices más altos de material particulado fino (PM 2,5) de la Región del Biobío. Entre ambas este año han superado en 89 oportunidades la norma diaria de este agente, que establece que el máximo debe ser 50 microgramos por metro cúbico en 24 horas.

El edil añadió que ayer rigió una preemergencia ambiental preventiva en esa urbe, por lo que -señaló- la comuna debe ser declarada como zona saturada por el Ejecutivo. Sin embargo, agregó que tomando el ejemplo de la Región de La Araucanía, “esperamos que se puedan desarrollar políticas públicas e inyectar recursos frescos para lograr resultados positivos. Acá la gente usa leña por necesidad, porque es un combustible más económico, no por gusto. No es llegar y prohibir”.

En Chillán, el alcalde Sergio Zarzar coincidió con Krause. Afirmó que “espero que pronto haya un pronunciamiento de la seremi al respecto, pues el problema cada vez se vuelve más complejo”.

A diferencia de Temuco, donde los altos índices de contaminación del aire llevaron a las autoridades a realizar un plan de descontaminación con medidas restrictivas y de fiscalización, estas no se pueden ejecutar en Los Angeles por no ser una zona declarada como “saturada”.

La seremi de Medio Ambiente del Biobío, Marianne Hermanns, dijo que “de presentarse un pronóstico de emergencia, el llamado es a evitar el uso de leña como medio de combustible, pero no hay una medida restrictiva, sino que sólo de información”. Agregó que Los Angeles podría convertirse en área saturada. “Estamos con registros de datos y la base técnica que respalda una declaración saturada. Este informe tiene que ir a revisión al Ministerio de Medio Ambiente y luego a Contraloría, y esto nos permitiría tener una declaración de zona saturada. Esperemos que dentro del año”.

Comments are closed.