Fabricantes deberán hacerse cargo de los residuos que generan sus productos por ley

El que contamina paga, es el principio tras la Responsabilidad Extendida del Productor, o REP, que ahora busca ser ley, con un proyecto que el Ministerio de Medio Ambiente presentará en julio en el Congreso. Será un proceso gradual en que los productores tendrán metas obligadas de recolección y reciclaje de los bienes que venden. Pulso, 26 de junio 2013.;


Los chilenos generamos 6,5 millones de toneladas de residuos sólidos al año, sólo por concepto domiciliario. A lo que hay que sumar 10,4 millones de toneladas del sector industrial. Y una vez que pasa el camión recolector de basura, muchos se olvidan del destino de esa basura.

Pero está llegando el momento de ponerse un poco más serios, dado que no es sólo un tema de basura: también tiene que ver con explotación de recursos naturales. En julio el ministerio de Medio Ambiente enviará al Congreso el proyecto de ley de Responsabilidad

Extendida del Productor, que tiene que ver con que fabricantes e importadores se hagan cargo de los residuos que los productos que ellos ponen en el mercado local.

Y hacerse cargo no sólo tiene que ver con a dónde van a terminar las pilas y neumáticos, por ejemplo, sino también en generar esos bienes de manera que su duración sea más larga y con materiales menos contaminantes.

Lo que se enviará al Congreso es un proyecto largamente discutido. Será una definición marco, en que ciertas industrias que venden productos de consumo masivo, tendrán que hacerse cargo gradualmente, de los residuos que generen. Y habrá, a su vez, metas de reducción que se establecerán en los correspondientes reglamentos. “Como ministerio del Medio Ambiente estamos trabajando para sacar adelante un proyecto de ley que incentive a las empresas a incorporar conceptos de prevención y reciclaje en sus procesos productivos, entregando al fabricante o importador la responsabilidad de hacerse cargo del producto una vez terminada su vida útil. Esperamos que esto sea un impulso para la prevención y valorización de residuos, en que las empresas y la ciudadanía asumen mayores compromisos con el reciclaje, porque esta es una responsabilidad de todos, autoridades, empresas y la ciudadanía. Como resultado de la ley, se espera la instalación de más lugares de recepción separada de residuos y más empresas de reciclaje, que junto con la educación ambiental es clave para que tengamos un país más sustentable”, explica la ministra María Ignacia Benítez. Pero vamos a las definiciones. Joost Meijer, jefe de la sección residuos de la división de recursos naturales del ministerio de medio ambiente, explica.

“Este instrumento aplica solamente a un cierto tipo de producto de consumo masivo, que se generen en grandes cantidades, o que tengan alguna característica de peligrosidad. El tema de la REP no es algo que inventamos nosotros. Podemos hablar, por ejemplo, que el primer evento de este tipo fue el caso de los envoltorios en Alemania, en el año 90. Después hay otros productos como las pilas, lámparas, computadores, aceites, baterías plomo-ácido, plaguicidas… Hablamos de productos en que los consumidores somos directamente nosotros, las personas”.

“Los productores van a tener que hacerse cargo y tendrán que crear un sistema logístico para la recolección de todo este material al final de su vida útil y su tratamiento posterior. Y van a tener que cumplir metas. Por ejemplo, x porcentaje del producto puesto en el mercado”, sigue Joost Meijer.

Esos porcentajes se discutirán industria por industria, en forma paralela a la tramitación de la ley. Para cada producto se generará un reglamento donde se establezcan esas metas, entre otros temas que se discutirán con los propios afectados.

¿Cómo han reaccionado? Joost dice que las empresas tienen claro que es una responsabilidad que van a tener que asumir. “Y están preparados. Por ejemplo, firmamos el año 2008 con las empresas de neumáticos un Acuerdo de Producción Limpia, donde ellos se comprometieron en forma voluntaria a la recuperación de una cierta cantidad de neumáticos usados. Ahí ya se tomaron iniciativas. También con los aceites, hay algo. En general el sector privado ya está bien informado de esto”.

Cuando hablamos de responsabilidades, ¿tendrán que hacer los privados una inversión para enfrentar este cambio? “En este momento, en varios casos hay capacidad de manejar esos residuos, en otros no. Hay que invertir, financiar temas de recolección que en estos momentos no se financian. Pero unos son los costos de inversión y operaciones y los otros son costos que no se muestran actualmente, pero son los costos de la contaminación que se genera, la pérdida de recursos que se genera y que les van a afectar a las generaciones futuras”, sigue Joost.

A ese cambio se refiere también la ministra Benítez: “Esta es una iniciativa moderna y eficiente, donde se incorporan conceptos muy importantes como la Responsabilidad Extendida al Productor para así generar un cambio cultural. Esta nueva política responde al cambio de enfoque sanitario hacia uno que da más importancia a la variable ambiental, considerando que un residuo es un recurso y que deberemos realizar las gestiones para aprovecharlo, promoviendo la prevención y la gestión sustentable de recursos, sin descuidar la protección de la salud humana”.

Ahora falta ver con qué velocidad se tramita el proyecto en el Congreso. Según Joost Meijer, “hay mucho interés de parte de los legisladores de revisar y discutir el tema y depende un poco de eso para ver cómo vamos a trabajar los reglamentos”.   
 
BASE DE DATOS

16,9% de las personas declara que recicla según datos del último Censo. Del total de basura, se estima que menos de un 10% es reciclada en Chile
6,4 millones de toneladas.de residuos generamos los chilenos al año, sólo por concepto domiciliario. El residuo industrial llega a 10,4 millones de toneladas.
700 mil toneladas de chatarra electrónica produce Chile, por efecto de computadores, televisores y teléfonos en desuso. De los teléfonos, se estima que el 90% de sus materiales son reciclabes.
2.300 litros de petróleo y 5.774 kw de energíase ahorran por cada tonelada de plástico que se recicla, según datos de Recipet.

¿Qué ha pasado? En julio se presentará en el Congreso el proyecto de ley de Responsabilidad Extendida del Productor.
¿Por qué ha pasado? Porque las empresas deben hacerse cargo de los residuos que generan con los productos que ponen en el mercado local.
¿Qué consecuencias tiene? CAda industria deberá c omprometerse a metas, establecidas por los reglamentos de la ley, de recolección y reciclaje de los productos que venden cuando termina su vida útil.
¿Cómo me puede afectar? Podrían generarse productos que usen menos recursos, que duren más en el tiempo, para generar menos residuos. Eso alivia la carga ambiental del desarrollo.

Esta ley hará que las empresas se hagan cargo de sus productos desde que los fabrican hasta que se acaba su vida útil, después de venderlos. Deberán invertir en eso.

“Como resultado de la ley, se espera la instalación de más lugares de recepción separada de residuos y más empresas de reciclaje, que junto con la educación ambiental es clave para que tengamos un país más sustentable”, MARÍA IGNACIA BENÍTEZ Ministra de Medio Ambiente

 

Comments are closed.