Fomento forestal: abordan focalización de incentivos y la necesidad de una nueva institucionalidad

La Sala continuó con el debate en general de la iniciativa que modifica y extiende las bonificaciones establecidas en el decreto ley N°701. En la oportunidad, quedaron de manifiesto las inquietudes sobre la consulta a los pueblos originarios, según el Convenio 169 de la OIT. Senado.cl, 11 de junio 2013. ;


Con su votación aplazada para la sesión ordinaria de este miércoles, quedó el proyecto, en segundo trámite, sobre fomento forestal, la Sala desarrolló su segunda jornada de debate en general de la iniciativa que modifica y extiende los incentivos a la forestación establecidos en el decreto ley N° 701.

La solicitud de aplazamiento la realizaron Comités de la Concertación y, paralelamente se dio a conocer un acuerdo transversal de varios senadores y el Ejecutivo para impulsar y focalizar el beneficio de la forestación. El senador Horvath -impulsor de la iniciativa- expresó que también se accede a crear una comisión de trabajo entre las Comisiones de Agricultura, Medio Ambiente y el Gobierno para trabajar en una proyecto de ley de Conaf pública.

Intervinieron los senadores Eugenio Tuma, José García Ruminot, Carlos Bianchi, Lily Pérez, Alejandro García Huidobro, Alberto Espina, Juan Pablo Letelier, Carlos Kuschel, Mariano Ruiz- Esquide, Andrés Zaldívar, Gonzalo Uriarte, Víctor Pérez Varela, Antonio Horvath, Juan Antonio Coloma, Jaime Quintana, Hernán Larraín y Patricio Walker. Además del ministro Subrogante Álvaro Cruzat.

INCENTIVOS Y CONSULTA INDÍGENA

El senador Tuma se mostró contrario a la iniciativa ya que a su juicio no considera los efectos en las comunidades de pequeños agricultores que deben convivir difícilmente con las forestales. “En la Octava, Novena y Décima Regiones lo que tenemos es una despoblación de los territorios debido a que grandes extensiones de terrenos agrícolas se han convertido en terrenos forestales”. Asimismo expresó que tampoco se consideró la opinión del mundo indígena, según lo establece el Convenio 169 de la OIT.

Una postura distinta expresó el senador García Ruminot quien explicó que el tema de fondo es impulsar una política que permita recuperar la superficie descubierta y expuesta a la degradación de los suelos. Indicó que el texto legal incorpora una serie de perfeccionamientos que garantizarán mayor focalización de los recursos y mencionó que “hemos sido informados de los esfuerzos realizados para llegar a acuerdos con las comunidades indígenas”.

El senador Bianchi recordó que “con este proyecto se prevé forestar 23 mil hectáreas al año y este tema no es menor para Magallanes donde es absolutamente necesario el incentivo para los pequeños agricultores”. Junto con adherir al acuerdo entre senadores y el Ejecutivo el legislador expresó que se requiere una Conaf pública para aplicar esta legislación.

A su turno, la senadora Lily Pérez, puntualizó que el texto legal “genera muchos atractivos, sobre todo en regiones con altas tasas de ruralidad. No contamos con instrumentos legales que nos permita el fomento forestal y estoy convencida de que es importante contar con esta normativa”. Indicó que se preocupa responsablemente del medioambiente y, por ello se sumó al acuerdo transversal impulsado por el senador Horvath.

COMPLEJIDADES Y FINES AMBIENTALES

El senador García Huidobro recalcó que “hoy existe la posibilidad que los pequeños agricultores puedan acceder a este beneficio, sobre todo donde hay factibilidad. En la VI Región los pequeños agricultores no han tenido posibilidad de acceder hasta ahora a estos incentivos por eso este proyecto va en el camino correcto y por eso he suscrito propuesta entre senadores y el Ejecutivo porque también necesitamos una Conaf muy robusta”.

En tanto, el senador Espina manifestó que en Chile se requiere forestar más de 2 millones 289 hectáreas y destacó que “por primera vez, este proyecto, contempla la forestación 700 mil hectáreas para la protección de la cobertura vegetal con fines ambientales, es decir no destinadas para la producción maderera”. Además destacó que “por primera vez, las grandes empresas no recibirán ningún apoyo” y respecto al Convenio 169 de la OIT mencionó que” fueron consultadas 1419 comunidades indígenas durante 11 meses por más de 200 funcionarios de Conaf.

Por su parte, el senador Letelier aseveró que “este proyecto es complejo por la diversidad geográfica del país. De la misma forma el Ejecutivo cuando lo envió no tenía interés de hacer una consulta según el Convenio 169 de la OIT, pero reconozco que han hecho un esfuerzo, si es suficiente no lo sé y probablemente lo sabremos durante la discusión de la iniciativa”. Si bien consideró necesario un instrumento de fomento forestal “debe focalizarse en pequeños y medianos, este proyecto avanza pero no es suficiente”.

FOMENTO VERSUS FALTA DE INSTITUCIONALIDAD

El senador Kuschel aclaró que la iniciativa apunta a resolver una situación que se da con el proyecto sobre fomento forestal y su título V que entrega la bonificación a los propietarios que plantan por primera vez un recinto forestal. Expresó que las mayores innovaciones tienen que ver con la focalización, bonificación con fines ambientales y una serie de apoyos a los pequeños y medianos propietarios forestales.

En cambio el senador Ruiz- Esquide reiteró su postura contraria al proyecto porque a su juicio no se puede aprobar un texto legal de este tipo que entrega recursos por 20 años sin una institucionalidad pública que fiscalice la entrega de estos recursos. Aludió así a la modificación de Conaf y recordó que propuso al Ejecutivo una prórroga del plazo del incentivo actual por dos años, mientras que se da un tiempo para enfrentar estos temas y las inquietudes surgidas en torno a la consulta de los pueblos indígenas.

En tanto, el senador Zaldívar recordó que el incentivo forestal que contempla el decreto 701 dejó de regir el 31 de diciembre pasado y hoy no tenemos un sistema bonificación dirigido hacia pequeños y medianos productores. Precisó que pese a las opiniones divergentes, muchas organizaciones de propietarios de menor tamaño de la Séptima Región han solicitado aprobar esta iniciativa, sin perjuicio de realizar los perfeccionamientos necesarios en el debate en particular.

ACUERDOS y CONAF

Por su parte, el senador Uriarte discrepó de sus pares señalando que este proyecto “sí focaliza los incentivos en pequeños y medianos. No por casualidad han llegado a comisión un conjunto de peticiones de comunidades agrícolas –especialmente de la IV Región- para aprobar el proyecto”. Además, dijo que “la iniciativa mira un territorio distinto para detener la acción del desierto y permitirá forestar al menos 300 mil hectáreas”.

A su turno, el senador Víctor Pérez, manifestó que esta iniciativa recoge la experiencia que hemos tenido en torno a esta normativa y la perfecciona. Aseveró que “en la Octava Región a los pequeños y medianos productores forestales les falta la madera y con esta legislación podrán ser actores productivos sin necesidad de estar negociando con las grandes empresas”. A su juicio la institucionalidad de la Conaf ha contribuido al manejo de recursos forestales pese a que lleva más de 40 años de existencia.

En tanto, el senador Horvath, expuso con antecedentes la gravedad del problema de desertificación y erosión del país que compromete más del 60% del territorio del país. Asimismo dio cuenta de un acuerdo transversal firmado entre senadores y el Ejecutivo con el fin de avanzar en diversos perfeccionamientos al proyecto durante su trámite en particular y también en el compromiso de establecer antes de fines de mes una mesa de trabajo para trabajar en un proyecto de ley de una Conaf pública.

POLÍTICAS PÚBLICAS

El senador Coloma recordó que “el decreto 701 es una de las políticas públicas que ha demostrado ser eficiente en Chile y las cifras son concluyentes ya que en los últimos años pocos países han logrado desarrollar un área productiva tan importante”. Adicionalmente, mencionó que la idea de legislar del proyecto sobre Conaf pública fue rechazada en su momento y, “por eso no contamos con esa institucionalidad”. Recalcó que en este proyecto sobre fomento forestal se aborda todo un concepto moderno de forestación responsable.

El senador Quintana manifestó sus inquietudes sobre el proyecto porque “no hay una institucionalidad para sostener este beneficio por 20 años. Esto tiene que ver con una discusión de país y si vamos a mantener un modelo económico tal como tenemos hoy día basado en los comodities, en los recursos naturales y no, en el capital humano”. Expresó que, el proyecto relativo a Conaf se rechazó por las mismas razones y mencionó que “en todas las comunas de la Región de La Araucanía, donde existe mayor presencia forestal, se ha registrado una disminución de la población en los últimos años entre un 11% y 19%”.

Por su parte, el senador Larraín Fernández tuvo una visión distinta ya que a su juicio esta iniciativa focaliza el subsidio en los pequeños productores y además “se centra en los suelos degradados, no agrícolas”. Asimismo mencionó que por primera vez, se abre la posibilidad de subsidiar plantaciones con bosques nativos. “Este proyecto incluso con sus deficiencias es mejor que la mera prórroga del subsidio actual y no tengo duda que todo aconseja aprobar en general y corregirla en particular de modo de recoger las inquietudes y experiencias”.

A su vez, el senador Patricio Walker, expresó que este es un tema importante para el país y respaldó la entrega de subsidios para pequeños y medianos productores así como las innovaciones que plantea el proyecto. Dijo que fue uno de los firmantes del acuerdo impulsado por distintos senadores y el Ejecutivo porque “me parece relevante que el Ejecutivo asuma las propuestas durante el debate en particular”.

Finalmente, el ministro subrogante de Agricultura Álvaro Cruzat, aclaró que el proyecto constituye una reformulación de la actual bonificación y mencionó que el informe completo sobre la consulta a los pueblos indígenas fue entregado a la Comisión de Agricultura y se puede verificar. Asimismo llamó a no negarse a la discusión.

 

Comments are closed.