Gobierno retrasa licitación de estudios de energía nuclear y expertos rechazan medida

Dos nuevos análisis sobre esta tecnología se licitarían a más tardar el 31 de marzo, sin embargo, aun no están listas las bases para el concurso. La Segunda, 18 de junio de 2013.

Dos nuevos análisis sobre esta tecnología se licitarían a más tardar el 31 de marzo, sin embargo, aun no están listas las bases para el concurso. La Segunda, 18 de junio de 2013.


El Ministerio de Energía quitó el "pie del acelerador" a retomar los estudios sobre la factibilidad de instalar centrales nucleares en Chile. Si bien el compromiso de la secretaría de Estado era publicar las licitaciones a más tardar el 31 de marzo, no lo hicieron.
El plan original de la cartera dirigida por Jorge Bunster era tener dos nuevos análisis que permitieran determinar si es viable o no la incorporación de la energía nuclear a la matriz nacional.
El primer informe licitado consistiría en determinar en qué zonas de Chile sería factible, por sus características geológicas, construir centrales de este tipo, para resguardar la seguridad del sistema eléctrico.
El segundo análisis abordaría el tipo de tecnología que haría viable la construcción de las centrales. Si bien el estándar de potencia en el mundo supera los 1.000 MW, se considerarían para el país centrales con tamaños de 400 MW, que hacen más factible la incorporación al sistema.
¿Por qué no se ha hecho? Fuentes conocedoras del proceso comentaron que el equipo ministerial optó por concentrarse en trabajos más urgentes, como son los proyectos de interconexión de los sistemas eléctricos.
Otras fuentes agregan que la redacción de las bases de licitación ha tomado más tiempo del proyectado. Estos documentos todavía no están listos, a tres meses del plazo impuesto por el Ministerio para publicar la licitación.
Sin embargo, en el portal de licitaciones estatales, la Subsecretaría de Energía ha publicado en las últimas semanas otras licitaciones, como la elaboración de un sistema de monitoreo para estimar las fechas de puesta en servicio de las centrales de generación y transmisión declaradas en construcción por parte de las empresas.
También publicaron la licitación de un estudio que proponga un perfeccionamiento al marco regulatorio e institucional para la generación distribuida en el país.
Zanelli: Un retraso "lamentable"
Los estudios sobre la energía nuclear no es algo nuevo. Ya en 2007 la entonces Presidenta, Michelle Bachelet, conformó una comisión de expertos para estudiar esta tecnología.
Liderando el grupo de expertos estaba el físico Jorge Zanelli, quien a casi seis años de las recomendaciones realizadas, comenta que un nuevo retraso en los estudios "me parece lamentable, es no querer saber cuál es nuestra realidad".
Dice que para pensar en un programa nuclear "se deben estudiar todas las variables para llegar a una base de conocimiento sólido para tomar una decisión".
"En un análisis preliminar se veía a esta tecnología como oportuna y conveniente, la que podría estar entrando a la mitad de la próxima década. Pero todo eso quedó en el aire con los retrasos en las decisiones", señala.
Añade que, sin duda, la condición sísmica del país "es un problema profundo, por lo que requiere una información detallada de nuestro territorio. Eso tomará mucho tiempo, quizás un levantamiento de información que se tomará cuatro o cinco años. Cualquier gobierno debiera hacerlo, es algo que interesa y nadie lo hará por nosotros".
Para el académico y director ejecutivo de Electroconsultores, Francisco Aguirre, una central nuclear vendría "de perilla" a un país con las condiciones y recursos de Chile, en especial para la minería.
"Bachelet chuteó este tema al actual gobierno, que solicitó lineamiento a su consejo asesor (CADE) el que también recomendó proseguir con los estudios. Entonces, ya como ciudadano, pienso que este gobierno está sometido al grito de la calle, donde muchos lo hacen en contra de avanzar en este tipo de tecnologías", opina.
"La actual industria nuclear en el mundo no tienen nada que ver con Chernobyl o Fukushima, que eran tecnologías -tanto en equipamiento como seguridad- de mediados del siglo pasado. El mundo en estos 60 años ha cambiado mucho, si bien es entendible el miedo que puede generar a las personas, se debe educar y hacer los análisis correspondientes", agrega.

Comments are closed.