Servicio de Evaluación Ambiental inicia segunda investigación contra proyecto Alto Maipo

Esta no es la primera vez que el SEA inicia una investigación de este tipo en contra de AES. La anterior, revelada por este diario en enero pasado, se debió a que la misma hidroeléctrica realizó una “sepultación” y “tala raza” de la flora nativa, tal como lo acreditó el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG). En la oportunidad el organismo que defiende a los animalitos, acreditó que AES arrasó con la vegetación para instalar en 70 kilómetros, 100 postes de 18 metros cada uno sin informar siquiera a la autoridad ambiental, en circunstancia que se trata de una zona de importancia para la conservación de la biodiversidad. The Clinic, 26 de junio de 2013

Esta no es la primera vez que el SEA inicia una investigación de este tipo en contra de AES. La anterior, revelada por este diario en enero pasado, se debió a que la misma hidroeléctrica realizó una “sepultación” y “tala raza” de la flora nativa, tal como lo acreditó el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG). En la oportunidad el organismo que defiende a los animalitos, acreditó que AES arrasó con la vegetación para instalar en 70 kilómetros, 100 postes de 18 metros cada uno sin informar siquiera a la autoridad ambiental, en circunstancia que se trata de una zona de importancia para la conservación de la biodiversidad. The Clinic, 26 de junio de 2013


El Servicio de Evaluación de Ambiental (SEA) inició una investigación en contra del proyecto hidroeléctrico Alto Maipo –de propiedad de AES Gener- luego de que la Dirección de Aguas del MOP (DGA) realizara una fiscalización de rutina.
De acuerdo al documento que publica The Clinic Online, la DGA descubrió construcciones sin autorización en un cerro que se ubica bajo el glaciar Mesón Alto, uno de los de mayor altura en la Cuenca del Maipo y que supera los 4.300 metros, que podrían llegar a afectarlo.
El dictamen del SEA Alto Maipo establece que también se intervino los “cauces naturales” de las aguas de la zona cordillerana, cercanas a las zonas de acopio.
Ambos cargos imputados por el SEA –firmado por el intendente de Santiago Juan Antonio Peribonio- implica que la hidroeléctrica violó las normas contenidas en la Declaración de Impacto Ambiental que autorizó el proyecto, que ha sido ampliamente cuestionado por distintas organizaciones.
De hecho el pasado 13 de junio un grupo de parlamentarios – Isabel Allende Bussi (PS), Jaime Quintana (PPD), Fulvio Rossi (PS), Antonio Horvath (RN), Ricardo Lagos Weber (PPD) y José Antonio Gómez- presentaron una petición ante la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA), para que esa autoridad revoque el permiso al proyecto Alto Maipo y que todo vuelva a fojas cero. A ellos se sumaron también la ecologista Sara Larraín, la Agrupación Gremial de Guías y Prestadores de Servicios Turísticos Cajón del Maipo; el Instituto Río Colorado; la Sociedad de Turismo Cascada de las Ánimas Limitada; los Concejales Andrés Venegas; Marco Antonio Quintanilla y Eduardo Astorga. En tanto, el abogado patrocinante es Rodrigo Weisner, del estudio PugaOrtiz.
Básicamente, se acusa que Aguas Andinas (AA) le transferirá mayores recursos hídricos para que la hidroeléctrica funcione, cuestión que se aparta de los documentos entregados a la autoridad, toda vez que redundaría en un peligro para el abastecimiento de la Región Metropolitana. La información pudo ser conocida luego de que la Corte de Apelaciones de Santiago confirmara un dictamen del Consejo para la Transparencia que obligó a revelar un acuerdo secreto entre AES-Gener y AA.
Reincidente
Esta no es la primera vez que el SEA inicia una investigación de este tipo en contra de AES. La anterior, revelada por este diario en enero pasado- se debió a que la misma hidroeléctrica realizó una “sepultación” de la flora nativa, tal como lo acreditó el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG).
En la oportunidad el organismo, acreditó que AES arrasó con la vegetación para instalar en 70 kilómetros, 100 postes de 18 metros cada uno sin informar siquiera a la autoridad ambiental, en circunstancia de que se trata de una zona de importancia para la conservación de la biodiversidad.
Lo anterior, señaló el SAG implica que la fauna, es decir los animales del lugar se vieron afectados por este decisión de la firma, toda vez que descubrieron “tala raza” de especies arbóreas, hecho que va generando degradación en la zona y aún cuando se trata de un área de biodiversidad protegida por la entonces Conama en una resolución firmada en 2010.
Este diario consultó en AES Gener su parecer sobre la resolución del SEA. Al respecto la empresa indicó que fueron notificados formalmente sobre la decisión de la autoridad y que presentaron los descargos que la ley establece para estos casos y que se encuentran a la espera de la decisión final.

Comments are closed.