Empresarios turísticos advierten riesgos por reactivación de la central Trupán

En los Saltos del Laja. José Sanzana advirtió que si el proyecto energético se planifica de acuerdo a los parámetros originales, “la situación es realmente muy preocupante porque derechamente no hay agua para todos en el río Laja, así con la demanda que tiene en la actualidad”. La Tribuna de Los Angeles, 09 de julio 2013.
Lea noticia relacionada: Advierten que central Trupán acabaría Saltos del Laja.


Como era previsible, las organizaciones de empresarios turísticos de los Saltos del Laja reaccionaron con preocupación ante la posible reactivación del proyecto de la central Trupán, debido a los temores que perjudique a la popular cascada del sector.

Recordemos que la semana pasada se informó que la Asociación Canal Zañartu, propietaria del proyecto energético, inició los trámites en la Dirección General de Aguas (DGA) para contar con las autorizaciones necesarias para ejecutar la obra.

De esta forma, se retomaba la que estuvo paralizada por cinco años (a principios de 2008), luego de las manifestaciones de autoridades políticas, empresarios turísticos y las demás organizaciones de regantes en contra de su materialización.

El caso incluso llegó a los tribunales de justicia por parte de quienes aseguran sentirse perjudicados por la materialización del proyecto hidroeléctrico, que se diseñó en la localidad de Trupán, comuna de Tucapel.

El motivo es los reclamos es que la asociación de regantes triplicaría los actuales requerimientos de agua con el fin de alimentar las turbinas de la planta generadora. A la fecha, se extraen 13 metros cúbicos por segundo, cifra que llegaría a los 45 m3/s en el caso de ponerse en marcha la central de pasada.

Las recientes peticiones del Canal Zañartu ya causaron el rechazo de la Asociación de Canalistas del Laja -una de las principales organizaciones de regantes de la zona –, entidad que ya adelantó a La Tribuna que se opondrán a extracciones adicionales del vital elemento desde el río Laja.

Según estimaciones de la entidad, la posible puesta en marcha de la central Trupán implicará que un 18 por ciento de los terrenos de la provincia de Biobío que son regados con aguas del río Laja quedarían sin el vital elemento.

EMPRESARIOS TURÍSTICOS

Para José Sanzana, presidente de la Cámara de Turismo de Los Saltos del Laja y vocero de la comisión formada para defender este recurso natural, admitió que la información sobre la reactivación de la central Trupán era “muy preocupante”.

El dirigente aseguró que primero recopilarán información en torno a las implicancias que tienen las acciones de la Asociación Canal Zañartu. “Nos vamos a reunir mañana (hoy) para pedir la información y definir qué postura vamos a tomar al respectos porque no tenemos claro todos los datos”, precisó Sanzana.

Sin embargo, advirtió que si el proyecto energético se planifica de acuerdo a los parámetros originales, “la situación es realmente muy preocupante porque derechamente no hay agua para todos en el río Laja, así con la demanda que tiene en la actualidad”.

A su juicio, “vamos a agravar la problemática que ya tenemos porque con la central habrá mucho menos agua que la que ahora apenas está disponible”.

Sanzana recordó que el verano pasado, en un trabajo con junto entre los regantes, los empresarios turísticos y las autoridades de la Dirección General de Aguas, se logró garantizar un caudal mínimo que diera vida a las populares cascadas de los Saltos del Laja, luego de varias temporadas veraniegas en que el lugar estuvo virtualmente seco. “Todos hicieron sus esfuerzos para lograr ese propósito pero así no podemos seguir porque el río simplemente no es capaz”, añadió.

Comments are closed.