Por querella fuera de plazo justicia dejó fuera a CDE de investigación por licitación del litio

Fiscalía pidió cerrar el caso sin formalizados. El magistrado del 7º Juzgado de Garantía Patricio Álvarez estimó que la presentación fue “extemporánea”, ya que la Fiscalía pidió el cierre de la investigación el pasado 18 de junio, por lo que no correspondía ingresar el libelo. The Clinic Online, 17 de julio 2013.
Lea noticia relacionada: CDE se querella contra Pablo Wagner por posible falsificación en fallida licitación de litio.


Este traspié del CDE, indicaron en la entidad, fue parte de un intento del presidente de la entidad, Sergio Urrejola, de que la querella no fuera presentada, ya que estimaba, como también la Fiscalía Centro Norte, que sólo se trata de anomalías de carácter administrativo, siguiendo así la línea del gobierno. De hecho la querella fue en consulta en varias oportunidades al pleno del CDE y siempre fue “pateada” hacia delante, aún cuando la decisión fue adoptada en abril pasado.

El Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago declaró “inadmisible” por “extemporánea” la querella por falsificación de instrumento público presentada la semana pasada por el Consejo de Defensa del Estado (CDE), en el marco de las irregularidades que terminaron -en octubre de 2012- con la revocatoria de la licitación del Litio a Soquimich, propiedad de Julio Ponce Lerou, luego que se descubriera que mantenía litigios pendientes con el fisco. El libelo estaba dirigido en contra del ex subsecretario Pablo Wagner y la ex jefa jurídica del Ministerio de Minería Jimena Bronfman.

El magistrado Patricio Álvarez estimó que el organismo que defiende los intereses del fisco hizo la presentación fuera de plazo, ya que el Ministerio Público ingresó la solicitud de cierre de la investigación el pasado 18 de junio, por lo que ni siquiera correspondía ingresar el libelo.

Este traspié del CDE, sin embargo, fue parte de un intento del presidente de la entidad, Sergio Urrejola, de que el libelo no fuera presentado, ya que estimaba, como también la Fiscalía Centro Norte, que no existía un delito, sino sólo anomalías de carácter administrativo. De hecho la querella fue en consulta en varias oportunidades al pleno del CDE y siempre fue “pateada” hacia adelante.

Dos consejeros del organismo coincidieron en esta versión e indicaron que la presentación de la querella “fue un verdadero parto”, pero que luego de una compleja discusión el martes 9 de julio, finalmente salió humo blanco. En esa línea aseguran que Urrejola “intentó hacer prevalecer siempre los intereses del gobierno por sobre el criterio de defender la fe pública”.

Un detalle revela que la acción legal era de tal nivel de importancia, es que se designó para cualquier alegato a la consejera María Inés Horvitz, una destacada penalista y miembro del comité del ramo. Este punto no es menor, ya que la mayoría de las querellas del CDE, son llevadas por profesionales que tienen un rango menor en la estructura.

Otro consejero comentó a este diario que “el CDE hizo el ridículo, porque esta decisión estaba tomada hace tiempo y porque el Código Procesal Penal es claro al hablar de la presentación de querellas extemporáneas”. La versión de este miembro del CDE es coincidente con la publicación hecha por Ciper Chile en abril pasado, donde da cuenta de la determinación.

Complot

En la querella del CDE, que publica íntegramente The Clinic Online se da cuenta de “todas las irregularidades se encaminan a beneficiar el oferente inhabilitado Soquimich”.

Los dardos del CDE apuntan a Jimena Bronfman, que actuaba como Secretaria del Comité Especial de Licitación (CEL), quien estaba encargada de velar por el cumplimiento del proceso, como también en contra de Wagner, quien firmó un “acta ideológicamente falsa”.

El libelo asegura que “se alteró el lugar de la presentación de las ofertas definido por las bases”.

“De hecho Jimena Bronfman relevó a la jefa de la Oficina de Partes del deber de recibirlas… de modo que no fue posible revisar cómo, cuándo no quiénes hicieron entrega de las ofertas, como tampoco quién recibió las mismas, si los sobres fueron entregados sellados y en los números de ejemplares requeridos y cualquier otro antecedente adicional de los cuales la Jefa de la Oficina de Partes, debía dar fe”, señala la presentación.

El detalle revela además que Bronfman intentó evitar que Soquimich quedara fuera del proceso, usando a otros abogados pertenecientes al Ministerio de Minería para que revisaran las presentaciones a la licitación de las empresas Posco Consortium y SLM NX Uno de Peine.

“… Atendido que la revisión no se llevó a cabo por el CEL, sino por dos abogados del Ministerio, nunca se pudo producir el análisis que refiere. De hecho el abogado que revisó los antecedentes de Soquimich, Juan Pablo Morales, afirma que no detectó el error. Y más aún, los otros miembros del CEL… afirmaron que se enteraron del incumplimiento después de la adjudicación”.

La relevancia que el CDE le otorga al CEL en su teoría del caso, radica en que esta entidad, estaba integrada por Bronfman, presidida por Wagner, el videpresidente ejecutivo de Cochilco, Andrés Mac-Lean, el jefe del Sernageomín Julio Poblete, la jefa de Asuntos Internacionales de la cartera de Minería, Alicia Undurraga. En esa línea todos debieron haber participado en las reuniones con miras al proceso de otorgamiento de la licitación, pero de acuerdo a la querella del CDE todos, salvo Bronfman y Wagner, se enteraron de los hechos consumados.

Por eso la clave de cómo seguirá este caso se producirá en las próximas semanas, oportunidad en que el tribunal fije una audiencia para discutir si el Ministerio Público decide archivar el caso, dejando con los crespos hechos al CDE.

Este diario intentó obtener una versión de parte del presidente del CDE. Sergio Urrejola, pero hasta el cierre de esta edición, no hubo respuesta.

 

Comments are closed.