Arica: parte demolición de casas contaminadas con polimetales

Es el mayor desarme de viviendas sociales en la historia del país. En una primera fase serán destruidos 122 inmuebles, y en un plazo de 18 meses se llegará a las 880 viviendas. Sus habitantes recibirán nuevas casas y departamentos. El Mercurio, 23 de agosto 2013.;


Con el retiro de los techos elaborados con asbesto -un producto fabricado con fibra mineral y que hoy está prohibido en Chile por su efectos cancerígenos- se inició ayer en Arica el proceso de demolición de las primeras diez casas contaminadas con plomo, arsénico y otros metales pesados en el sector de Cerro Chuño.

Desde las 11:00 horas, una cuadrilla de la empresa Pomerape, que se adjudicó las faenas, comenzó a desarmar las casas 8 y 2 del Pasaje Ocho. El ingeniero Rubén Álvarez, a cargo del grupo, explicó que el plan de trabajo considera lavar las techumbres, encapsularlas en bolsas, depositarlas en el sector de Quebrada Encantada y allí destruirlas, para que nadie intente reutilizarlas. Cumplida esa fase, se demolerán completamente los inmuebles, con el apoyo de maquinaria pesada.

La arquitecta del Serviu Evelyn Aravena explicó que se trata de las primeras viviendas que obtuvieron el decreto de demolición del municipio, y que en los próximos días se incorporarán nuevas autorizaciones para los 122 inmuebles que ya están en condiciones de ser destruidos. En total se demolerán 880 viviendas en un plazo de 18 meses, y con un costo de $866 millones.

"Es la demolición más grande que se ha hecho en viviendas sociales en la historia del país, y confirma el compromiso del Gobierno con los afectados", dijo Ignacio Guerrero, jefe de la Unidad de Regiones de la Segpres.

Los residentes serán trasladados a nuevos complejos habitacionales. A la fecha se han construido 260 departamentos para los afectados, y en abril se entregarán otras 376 casas. Luego se sumarán otras 244.

Grisel Espinoza vive con su marido y su hijo en la misma cuadra donde empezaron los trabajos. Aún no deja la zona, porque postuló a una de las casas que se entregarán en 2014. "No me servía un departamento, porque tengo almacén. Es mi fuente de trabajo, así es que tengo que esperar", explicó.

La dirigenta Pamela Muñoz critica el inicio de las labores. "Era partidaria de que se demolieran todas las casas juntas, cuando ya no hubiera personas en el sector, porque esto puede afectar nuestra salud", advierte.

El daño ecológico en Arica comenzó en 1984, cuando la empresa sueca Boliden Metall acopió 20 mil toneladas de material tóxico. En los años 90, y sin que se realizara un plan de remediación ambiental, allí se levantaron las poblaciones Cerro Chuño, Los Industriales, Villa Los Laureles y Villa El Solar.  
 
DESECHOS: Los elementos contaminados serán destruidos y llevados a un depósito especial.


 

Comments are closed.