Ingenieros crean primer Atlas Solar que muestra información precisa del potencial energético

Busca atraer inversión en proyectos solares. Conocer y evaluar en forma precisa y confiable la distribución del recurso solar disponible en el país, para ayudar a la introducción de la energía solar y su utilización para el desarrollo social, industrial y energético nacional, fue el objetivo del proyecto “Evaluación del recurso solar en Chile. Apoyo en la toma de decisiones y formulación de escenarios energéticos”, liderado por el profesor de la Escuela de Ingeniería UC, Rodrigo Escobar. Diario Financiero, 12 de agosto 2013.


La investigación, que se realizó a través de 14 estaciones de medición que instalaron los expertos, permitió desarrollar una tecnología de estimación satelital de la radiación en todo el territorio nacional.

Alberto Ortega, subgerente del Área de Energía Solar del Dictuc, filial de la Universidad Católica, detalla que el proceso consiste en la utilización de “imágenes satelitales para determinar la cobertura de nubes a través de un modelo de ´transmitancia radiativa atmosférica´(que utiliza distintas variables y parámetros climáticos para determinar las propiedades de la atmósfera), capaz de estimar cuánta de la radiación solar incidente alcanza la superficie terrestre”.

Publicación de resultados


Ortega comenta que la investigación, que se extendió durante tres años, ya concluyó, y que hoy está en etapa de transferencia de resultados, los cuales serán plasmados en un Atlas Solar de Chile, el cual será publicado por el Instituto Geográfico Militar.

Entre los contenidos, se mostrará la “importancia de contar con información actualizada, precisa y confiable sobre el recurso solar para el desarrollo de proyectos que utilicen energía renovable de este tipo”, indica Ortega.

Adelanta que están en etapa de comercialización del servicio, ya que se cuenta con “capital humano, el conocimiento, la infraestructura y la experiencia adquirida para ponerlos a disposición y transferirlos a las distintas instancias interesadas en la energía solar”, puntualiza.

La iniciativa de la Universidad Católica, que demandó una inversión total de $ 1.000 millones, fue financiada en un 30% por Conicyt, a través del Fondo de Fomento de desarrollo Científico y Tecnológico (Fondef), y el resto, a través de aportes del Instituto Geográfico Militar; la Dirección Metereológica de Chile, y Abengoa España y su filial local.

 

Comments are closed.