La estrategia de Endesa para intentar viabilizar el proyecto Punta Alcalde

Tras el revés de la Corte de Apelaciones, la firma buscará comunicar mejor los impactos y beneficios del proyecto. Además, trabajará en un plan de compensaciones para la zona de Huasco, que comprende en total US$ 20 millones. La Tercera 11 de agosto 2013.
Noticia relacionada: Comité de Ministros asegura que sí midió impacto real de medidas para aprobar Punta Alcalde


En una nueva estrategia trabaja Endesa, el mayor grupo eléctrico del país, para dar viabilidad al proyecto Punta Alcalde. La central a carbón de 740 megawatts (MW) que la firma planea desarrollar en la comuna de Huasco, en la III Región, sufrió un revés la semana pasada, tras el fallo de la Corte de Apelaciones de Santiago que anuló la aprobación ambiental que el Comité de Ministros le concedió en diciembre.

El tribunal de alzada determinó que esa instancia debe volver a sesionar. Principalmente cuestionó que el Comité de Ministros introdujera compensaciones que no se habían contemplado en el proceso de evaluación ambiental.

Entre ellas, validar el acuerdo entre Endesa y CMP, filial de CAP, para instalar un precipitador electrostático en una de las chimeneas que permita captar parte de las emisiones.

Sebastián Fernández, gerente regional de Planificación Energética de Endesa, quien tiene a cargo todos los proyectos del grupo, reconoce que el fallo los sorprendió y que la apelación que ya hicieron a la Corte Suprema busca reforzar “que el proyecto ha cumplido siempre con la legislación ambiental y que va mucho más allá de lo exigido por la ley”.

Agrega que la estrategia judicial también se centrará en que se ratifique el principio de compensación con el cual ha operado el sistema de evaluación ambiental. “Con la redacción del fallo no queda claro que el mecanismo de compensación en otra instalación sea una vía válida”.

Añade que el Comité de Ministros actuó de acuerdo con sus atribuciones, considerando que hay proyectos que han sido rechazados en la región y luego aprobados por esa instancia. “Hay precedentes también de medidas de compensación que se incorporaron en la etapa de revisión del proyecto por parte del Comité de Ministros. Es sorprendente el no considerar (el fallo) una mejora al proyecto o que la institucionalidad impida a un titular mejorar este proyecto hasta el último momento (…) Vamos a sustituir el total de emisiones de nuestra central con la instalación de un precipitador electrostático en una chimenea de la CAP. Esto es equivalente a trasladar la chimenea a 13 kilómetros de Huasco”, afirma.

Las compensaciones

Un segundo camino que impulsarán va por la vía extrajudicial. Tiene que ver con diseñar y desarrollar un plan de compensaciones sociales para la comunidad del Huasco, más allá de las mitigaciones ambientales. “Habrá que trabajar y es importante que se abran canales para desarrollar mesas de trabajos para establecer compensaciones sociales, más que ambientales”, indica el gerente.

En total, Endesa tiene previsto destinar para estos fines recursos por unos US$ 20 millones, que se suman a los US$ 30 millones que comprenden las mitigaciones ambientales.

Fernández aclara que aún no se han identificado las obras y las mejoras concretas que permitirán desarrollar este importe, pero afirma que ya han realizado un trabajo con las comunidades.

“Ya ha habido una serie de conversaciones con pescadores, habitantes y vecinos de Huasco, donde se han identificado cuáles van a ser las líneas donde vamos a orientar los esfuerzos, alguna mejora de escuela, de infraestructura, esas son las líneas de acción (…) Lo que hoy se debe definir es un mecanismo de regulación de estas compensaciones, estos aportes que tendrá que hacer la empresa a las comunidades, y una vez definido eso, probablemente ellos van a tener un rol muy importante de dónde se van a orientar los esfuerzos y los gastos”, asegura Fernández.

Esta estrategia también comprende establecer conversaciones con las comunidades que están detrás de los recursos judiciales, “aunque no tenemos claro cuáles son”, admite.

El ejecutivo explica que están conscientes de que para que se puedan desarrollar los proyectos energético en el país es clave que las comunidades sientan que también serán beneficiadas y que no sólo hay un retorno positivo a nivel nacional.

“Toda esta oposición que estamos viendo en el desarrollo de todos los grandes proyectos es porque se ve que el beneficio se lo lleva el país y no los afectados directos. Eso es un tema de foco que también debe solucionarse desde el punto de vista regulatorio”, plantea.

Por eso, Endesa considera necesario un marco más equitativo que defina las compensaciones a los más afectados más próximos a los proyectos eléctricos.

Cambio de foco de Endesa

Un aspecto que reconoce la generadora es que hoy no se puede desarrollar una central eléctrica bajo los mismos criterios que había en la década pasada, porque la sensibilidad social cambió y hay mayores resistencias, por ejemplo, a los proyectos que comprenden el uso del carbón.

Fernández asegura que Endesa está enfrentando de una forma diferente sus proyectos. Explica que antes los definían considerando el punto de vista técnico; es decir, “cuál era el más eficiente, el más económico y que de alguna forma tenía el costo medio más bajo”.

Esto se daba en un contexto en que las comunidades “veían todavía como un gran bien un proyecto hidroeléctrico. Cuando lo desarrollabas llegaban caminos, comunicaciones, salud, una serie de beneficios que antes no estaban dados y hoy están dados”, explica.

Ahora asegura lo primero que la compañía energética toma en cuenta es la línea de base social del lugar donde se emplazará el proyecto eléctrico. Este trabajo, sostiene, se debe hacer incluso antes de planificar la central eléctrica. “Esto tiene que ver con identificar cuáles son las necesidades y los impactos que va a generar el proyecto, de modo de mitigarlos desde el diseño. Es diseñar mitigando”, sostiene.

PUNTA ALCALDE: Contempla 740 MW de capacidad instalada, en dos unidades a carbón de 370 MWW cada una. Considera una inversión estimada de US$ 1.400 millones.

MEDIDAS DE MITIGACION: En diciembre, el Comité de Ministros aprobó el proyecto termoeléctrico sujeto a condiciones. Estas se basaban en el criterio de que la calidad del aire en el valle del Huasco no empeorara y “eso se logra a través de un documento que presentó el titular en el cual señala la posibilidad de invertir en un precipitador electrostático en una de las chimeneas de la compañía Minera del Pacífico (CAP)”, dijo en su momento el subsecretario de Medio Ambiente, Ricardo Irarrázaval.

Comments are closed.