Tribunal Ambiental rechaza petición de cierre de centro salmonero por parte de la SMA

Se había constatado que centro salmonero de Granja Marina Tornagaleones no contaba con Resolución de Calificación Ambiental (RCA), y también estaba fuera de la concesión marítima y del área apta para la acuicultura. Mundo Acuicola 02 de agosto 2013.

Se había constatado que centro salmonero de Granja Marina Tornagaleones no contaba con Resolución de Calificación Ambiental (RCA), y también estaba fuera de la concesión marítima y del área apta para la acuicultura. Mundo Acuicola 02 de agosto 2013.


El Segundo Tribunal Ambiental de Santiago resolvió las primeras consultas ingresadas por la Superintendencia del Medio Ambiente, entre las que se encontraba la petición de clausura al centro de cultivo de salmones de Granja Marina Tornagaleones, el cual se encontraba situado a 800 metros del lugar de emplazamiento de un proyecto autorizado.

La solicitud de la SMA, que había ingresado a tramitación al Tribunal Ambiental de Santiago el 24 de junio, fue rechazada por el Segundo Tribunal Ambiental de Santiago. Y es que según la Ley Orgánica de la SMA, este organismo deberá siempre consultar al Tribunal Ambiental cuando aplique sanciones que resuelvan la clausura temporal o definitiva, y la revocación de la RCA.

Cabe recordar que en el mes de junio la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) solicitó la clausura definitiva del “Centro de Engorda de Salmonídeos, sector Punta Quillaipe” de Granja Marina Tornagaleones, ubicado en la Región de Los Lagos, el cual se encontraba situado a 800 metros del lugar de emplazamiento de un proyecto autorizado.

A esta compañía se le formularon cargos en mayo, debido a que tras una fiscalización ambiental programada por la Superintendencia, realizada junto a Sernapesca y con el apoyo de equipos de GPS e imágenes satelitales, se constató que dicho centro salmonero no contaba con Resolución de Calificación Ambiental (RCA), y también estaba fuera de la concesión marítima y del área apta para la acuicultura.

Debido a que estos incumplimientos fueron considerados como graves por parte la SMA –al no contar con evaluación ambiental-, se aplicó la máxima sanción correspondiente a esta calificación, que es la clausura definitiva del proyecto. Precisamente esta medida es la que no fue ratificada por el Segundo Tribunal Ambiental de Santiago.

Comments are closed.