Alcalde de Concón anunció acciones legales para frenar proyecto de central termoeléctrica de Enap

La estatal petrolera recibió un fuerte respaldo del SEA, que consideró que no es necesario reevaluar su proyecto que data del 2007 y que sólo fue modificado. Lo anterior es ampliamente resistido por la comunidad. Soychile.cl, 23 de septiembre 2013.;;


La forma de expresar la frecuencia de las enfermedades es la prevalencia, que corresponde a la proporción de centros Luego de que el Sistema de Evaluación Ambiental (SEA) diera el favor a la postura de la Empresa Nacional del Petróleo (Enap), y sostuviera que no es necesario ingresar al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental su proyecto de construcción de una central termoeléctrica en Concón, el alcalde esta comuna, Oscar Sumonte, sostuvo que le municipio estudia la presentación de recursos judiciales para evitar la concreción de dicho proyecto hasta que sea reevaluado ambientalmente.

El alcalde Sumonte dijo estar sorprendido y en estado de alerta luego del pronunciamiento del SEA. “Tenemos la convicción que el proyecto de la termoeléctrica que data del año 2007, sí requiere de un nuevo estudio de impacto ambiental, primero porque las condiciones ambientales de la comuna han cambiado al sumarse nuevos puntos de emisión de contaminantes; y segundo porque el proyecto en sí aumenta sustancialmente la contaminación generada por la RPC”.

Cabe recordar que el SEA se encontraba analizando un recurso de Pertinencia presentado por Enap, en el cual se solicitaba aclarar si era necesario reingresar el proyecto de termoeléctrica de su Refinería Aconcagua (ex RPC) a evaluación ambiental, debido a que el proyecto inicial del 2007 ya había sido evaluado y a que la presente iniciativa sólo obedecía a una simplificación del mencionado proyecto original.

Pese a la intervención de otras instancias como la Comisión de Medioambiente de la Cámara de Diputados, solicitando una reevaluación en virtud de nuevas consideración sobre medición de material particulado (PM 2,5, específicamente), el SEA se pronunció el pasado 17 de septiembre en favor de la postura de Enap. Puntualmente, el citado servicio público consideró innecesaria una nueva evaluación ambiental.

Enap

Mediante un comunicado de prensa, Enap, junto con conformar que el pronunciamiento del SEA confirma que no se requiere someter al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental las modificaciones del proyecto presentadas por la empresa en la Consulta de Pertinencia, informó que “la Central a Gas Natural Aconcagua abastecerá el 100% de la demanda eléctrica de la Refinería Aconcagua y el 80% de sus necesidades de vapor, disminuyendo de manera significativa sus costos de abastecimiento energético, que actualmente equivalen al 50% de los costos totales de operación. De esta forma, la Central a Gas Natural Aconcagua proveería a la Refinería Aconcagua no sólo de una mayor eficiencia operativa que contribuiría a su viabilidad económica en el largo plazo, sino también, permitiría a Enap continuar abasteciendo el 30% de los combustibles líquidos de Chile a través de esta refinería”.

A juicio de la empresa estatal petrolera, “la nueva Central a Gas Natural resulta primordial en la sustentabilidad de la Refinería Aconcagua en el largo plazo, haciendo más eficiente el uso de la energía en sus procesos y reforzando a la vez la seguridad del suministro eléctrico local y de la zona central del país con energía limpia”.

La Consulta de Pertinencia fue presentada al SEA por Enap el 25 de octubre de 2012. En ella se informaba las mejoras introducidas al proyecto de Central Combinada ERA, con calificación ambiental vigente según Resolución Exenta Nº 318/2007 del 26 de octubre 2007 de la Corema (Comisión Regional de Medio Ambiente) Región de Valparaíso.

El proyecto de Enap es concebido en dos partes. La primera de ellas se basa en la construcción de una central termoeléctrica a gas natural, con posibilidad de funcionar con diesel, capaz de generar 165 megawats, 50 de los cuales serán consumidos por la propia refinería y el resto inyectado al Sistema Interconectado Central. La iniciativa implica generar el vapor necesario para el 80% consumo interno para la refinería, lo que se traduciría en importantes ahorros energéticos para la firma. La segunda fase –aún sin fecha de ejecución- considera la construcción de una planta termoeléctrica de ciclo combinado (similar a las de Nehuenco y San Isidro), con capacidad para producir 414 megawats.

El proyecto es ampliamente resistido por parte importante de la comunidad, que se organizó en la campaña Ojo con la Termoeléctrica para presionar a Enap a reevaluar su proyecto de generación eléctrica.

 

Comments are closed.