Autoridad ambiental aprueba la segunda mayor hidroeléctrica de los últimos diez años

Central Cuervo de 640 MW contempla una inversión por US$ 733 millones y está ubicada en la Patagonia. Proyecto de Energía Austral cuenta con el respaldo del alcalde de Puerto Aysén y la mayoría de la comunidad. Próximo paso será la tramitación del tendido eléctrico y dos nuevas centrales. El Mercurio, 11 de septiembre 2013.
Lea noticias relacionadas: SEA aprueba Central Cuervo y opositores irán a la Justicia.
Organizaciones rechazan aprobación de central Río Cuervo en Aysén.
Río Cuervo: 6 claves para entender el proyecto que vuelve a agitar a la Patagonia.


Un gran paso acaba de dar Energía Austral -controlada por la australiana Origin Energy (51%) y la suiza Glencore Xstrata (49%)- en el desarrollo de su megaproyecto hidroeléctrico de 1.065 MW a 110 kilómetros de Coyhaique, Aysén.

Ayer la Comisión de Evaluación Ambiental (CEA) de Aysén aprobó, de forma unánime, la central Cuervo (640 MW), la segunda mayor hidroeléctrica de embalse visada por la autoridad ambiental en los últimos diez años, después de HidroAysén.

El proyecto contempla una capacidad de generación de 640 MW y una inversión cercana a los US$ 733 millones.

Cuervo es la mayor de las tres centrales que agrupa el complejo de Energía Austral en la Patagonia. A esta se suman las hidroeléctricas Blanco (375 MW) y Cóndor (50 MW) que aún no han iniciado su tramitación ambiental.

Energía Austral sufrió un duro revés en mayo de 2012 luego que la Corte Suprema dejara sin efecto la Resolución de Calificación Ambiental de Cuervo. El máximo tribunal ordenó la realización de nuevos estudios geográficos y determinó que el proyecto debía volver a evaluarse con estos nuevos antecedentes.

La calificación de Cuervo también establece una serie de condiciones y compromisos con la región. Una de las más importantes es la reducción en 21% de las cuentas de la luz que pagan 100 mil habitantes de Aysén. A eso se suma la construcción de una ruta turística de 16 kilómetros para acceder a áreas silvestres protegidas y la entrega de infraestructura para una marina en el sector Bahía Acantilada.

El gerente de desarrollo de Energía Austral, Alejandro Bórquez, señaló que "daremos una respuesta oportuna a las condiciones y exigencias tanto a la comunidad y a la autoridad".

A su vez, el alcalde de Puerto Aysén, Óscar Catalán, calificó de beneficioso el proyecto. "Con la aprobación de esta central comienzan a abrirse muchas iniciativas que en definitiva servirán para el progreso de la comuna. El proyecto involucra la construcción de caminos, parques, una marina, y distintas inversiones que apoyarán el turismo de Aysén", dijo.

Por su parte, la dirigenta vecinal de Puerto Aysén Rosa Navarro señaló que aunque existan opositores a esta iniciativa, la mayoría de la comunidad local quiere el progreso.

Pese al respaldo, grupos ambientalistas señalaron que agotarán las instancias administrativas y judiciales para paralizar la central. Entre las posibles vías figura recurrir al Comité de Ministros o presentar nuevos recursos de protección contra el proyecto.

Próximos pasos

Tras obtener luz verde con Cuervo, Energía Austral concentrará sus esfuerzos en la definición del trazado de la línea de transmisión de cerca de 600 kilómetros que unirá el complejo con el Sistema Interconectado Central (SIC). Hace algunas semanas la compañía informó que se encuentra evaluando la posibilidad de que el tendido sea en un 100% submarino para reducir sus impactos ambientales.

Además, también se avanzará en la presentación a trámite ambiental de las otras dos centrales Blanco y Cóndor, con miras a entrar en funcionamiento en 2021.

"Con la aprobación de esta central comienzan a abrirse muchas iniciativas que en definitiva servirán para el progreso de la comuna". ÓSCAR CATALÁN, ALCALDE DE PUERTO AYSÉN
"Daremos una respuesta oportuna a las condiciones y exigencias tanto a la comunidad y a la autoridad a raíz de la aprobación de Cuervo". ALEJANDRO BÓRQUEZ, GERENTE DE DESARROLLO ENERGÍA AUSTRAL

US$ 4 mil millones es el costo estimado del proyecto de HidroAysén, el otro complejo de centrales hidroeléctricas que proyectan levantar en la Undécima Región Endesa y Colbún.

Dispares reacciones entre parlamentarios de la región
Contradictorias reacciones entre los parlamentarios de la Región de Aysén concitó la aprobación del proyecto Río Cuervo.
El senador Antonio Horvath (RN) anunció que está evaluando la presentación de un recurso judicial porque considera que durante el trámite se han cometido muchas irregularidades.
"Junto con organizaciones ciudadanas vamos a recurrir a la justicia porque aspiramos a que se cambie el proyecto por una central de pasada y con cable submarino", dijo el parlamentario.
El senador admitió haber llamado al ministro del Interior, Andrés Chadwick, y a la titular del Medio Ambiente, María Ignacia Benítez. Lo anterior, con el objeto de que postergaran esta votación. Ello, porque la empresa ha señalado que está disponible para modificar el proyecto y porque solo se está evaluando una central de un total de cuatro, contempladas en la obra, cuando la Ley de Bases del Medio Ambiente impide dividir los proyectos.
"La empresa conversó conmigo para afirmar la posibilidad de cambiar a subterráneo el cableado. Esto abrirá un debate grande y tenemos que ver cuál es la ventaja para la región", indicó el diputado por la zona, David Sandoval (UDI). El parlamentario propuso reducir la cuenta de luz o consignar un impuesto regional como forma de compensar la instalación de centrales.

Alto Maipo inicia obras tempranas en Santiago
Tras HidroAysén y Energía Austral, el tercer mayor proyecto hidroeléctrico del país es Alto Maipo (531 MW). La iniciativa controlada por Gener ubicada en la Región Metropolitana contempla una inversión cercana a los US$ 1.600 millones y una línea de transmisión de 17 kilómetros.
La compañía ya inició las obras tempranas y durante este mes está planificando el comienzo formal de los trabajos de las dos centrales que abastecerán directamente a Santiago.
Además, en julio de este año AES Gener anunció el ingreso de Antofagasta Minerals a Alto Maipo con el 40% de la propiedad. Tras el acuerdo con el grupo Luksic se cerró parte del financiamiento que viabiliza la construcción de la central.
Se espera que la primera unidad (267 MW) entre en operaciones a fines de 2017, o a principios del año 2018. En cuanto a la segunda central de pasada (264 MW), esta comenzaría a inyectar energía durante el segundo semestre de 2018.
El proyecto tendría un significativo efecto sobre los precios de la energía de la zona central, que durante este año no han bajado de los US$ 200 por MWh.

El avance de las otras principales iniciativas hidroeléctricas del país

HidroAysén, a la espera del Comité de Ministros
El otro gran proyecto hidroeléctrico ubicado en la Patagonia es HidroAysén. La iniciativa de 2.750 MW ya superó todos los recursos judiciales en su contra y fue aprobada por el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) en 2011.
Sin embargo, desde hace dos años la empresa se encuentra a la espera de que el Comité de Ministros resuelva una serie de reclamaciones presentadas tanto por la compañía como por los opositores al proyecto de Endesa y Colbún. Por ley, este procedimiento no debería exceder los 60 días.
En este contexto, la ministra del Medio Ambiente, María Ignacia Benítez, aseguró que el proyecto está pronto a revisarse, pues gran parte de las reclamaciones ya han sido vistas por los integrantes del consejo. La última fecha entregada por la autoridad fue en el mes de septiembre de 2013.
A su vez, en mayo de 2012 Endesa y Colbún decidieron paralizar los estudios de la línea de transmisión, argumentando la falta de una política energética y un consenso nacional sobre el proyecto.
En este punto, los ejecutivos de ambas empresas han señalado que no seguirán adelante mientras el comité no revise las reclamaciones.

Alto Maipo inicia obras tempranas en Santiago
Tras HidroAysén y Energía Austral, el tercer mayor proyecto hidroeléctrico del país es Alto Maipo (531 MW). La iniciativa controlada por Gener ubicada en la Región Metropolitana contempla una inversión cercana a los US$ 1.600 millones y una línea de transmisión de 17 kilómetros.
La compañía ya inició las obras tempranas y durante este mes está planificando el comienzo formal de los trabajos de las dos centrales que abastecerán directamente a Santiago.
Además, en julio de este año AES Gener anunció el ingreso de Antofagasta Minerals a Alto Maipo con el 40% de la propiedad. Tras el acuerdo con el grupo Luksic se cerró parte del financiamiento que viabiliza la construcción de la central.
Se espera que la primera unidad (267 MW) entre en operaciones a fines de 2017, o a principios del año 2018. En cuanto a la segunda central de pasada (264 MW), esta comenzaría a inyectar energía durante el segundo semestre de 2018.
El proyecto tendría un significativo efecto sobre los precios de la energía de la zona central, que durante este año no han bajado de los US$ 200 por MWh.

Central Angostura comenzó etapa de llenado de su embalse
Desde que entró en funcionamiento la central de embalse Ralco (699 MW), en 2004, no se han inaugurado nuevas hidroeléctricas de más de 300 MW de generación.
Dicha sequía culminará este año, con la entrada en operaciones de la Central Angostura (316 MW) de Colbún, que durante este mes inició la etapa de llenado de su embalse.
Ubicada a 63 kilómetros de Los Ángeles, esta obra de US$ 671 millones tendrá una generación media anual de 1.542 GWh, que representará el 3% del Sistema Interconectado Central (SIC). Con esa energía, la central podría abastecer a una comuna de 200 mil habitantes, como Ñuñoa.
Además, el proyecto hidroeléctrico contempla una línea de transmisión de 40 kilómetros que inyectará, de forma comercial, en el Sistema Interconectado Central (SIC) los 316 MW a partir de diciembre de este año.
Este proyecto de Colbún permitirá reducir los altos costos de la energía en la zona centro-sur del país, los que han provocado la paralización de proyectos de inversión por la falta de energía competitiva.

 

Comments are closed.