Estudio ratificó que Quintero y Puchuncaví presentan la mayor agresividad ambiental de Chile

Nuevo mapa de la corrosión en el país, elaborado por la Pontificia UCV, sostiene que la zona es la más grave en cantidad y en velocidad de descomposición de los principales metales usados en construcción. Soyvalparaíso.cl, 26 de septiembre de 2013.

Nuevo mapa de la corrosión en el país, elaborado por la Pontificia UCV, sostiene que la zona es la más grave en cantidad y en velocidad de descomposición de los principales metales usados en construcción. Soyvalparaíso.cl, 26 de septiembre de 2013.


La agresividad ambiental es notablemente mayor en Quintero y Puchuncaví, más que en cualquier otra zona (del país). Esa es la conclusión a que llegó un grupo de investigadoras que elaboró un mapa de corrosión en Chile para los principales elementos empleados en la construcción, el cual está a disposición del público a través de la web y que busca convertirse en una herramienta de utilidad para las industrias a la hora de escoger los metales y las aleaciones a utilizar en sus instalaciones.
Se trata de una nueva medición atmosférica que repara en lo frágil que es la zona Puchuncaví-Quintero desde el punto de vista medioambiental, donde se ubica un importante cordón industrial ligado a la producción cuprífera y energética. Su presencia ha sido cuestionada en numerosas ocasiones por la comunidad en general por constantes episodios de contaminación del aire que, incluso, han derivado en situaciones de emergencia ambiental.
La investigación se desarrolló desde 2010 y estuvo dirigida por la profesora del Instituto de Química de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (PUCV) y decana de la Facultad de Ciencias, Rosa Vera, y estuvo enfocada a establecer la velocidad a la que ocurre la corrosión de los elementos de manera comparativa entre distintos puntos de medición a lo largo de Chile. Para ello contaron con 31 estaciones de monitoreo entre Putre y la Antártica chilena en las que se midió cómo la agresividad y la “corrosividad” atmosférica afectan a cuatro materiales ampliamente utilizados en instalaciones expuestas: acero al carbono, cobre, aluminio y acero galvanizado.
Respecto de Quintero, “la estación de monitoreo registró los peores efectos del dióxido de azufre, presumiblemente por la cercanía con muchas fuentes contaminantes pertenecientes a industrias del sector energético Quintero-Puchuncaví. Asimismo, es una de las tres estaciones, junto a la de Arica y a la de la Antártica, que destacó en la incidencia del cloruro atmosférico”, sostiene un comunicado de la Pontificia UCV.
Las investigadoras que elaboraron el mapa de la corrosión en Chile agregaron que la zona de Quintero tiene la mayor velocidad de corrosión de los materiales, seguida por Coronel, Isla de Pascua, Arica y Huasco. La “corrosividad” de la zona de Quintero es calificada como muy severa.
El proyecto que se traduce en la creación del primer mapa de la corrosión de Chile es un proyecto financiado por el Concurso de Bienes Públicos para la Competitividad del programa InnovaChile, de la CORFO. Los interesados en seguir de cerca el mapeo de la corrosión en el país pueden revisar el sitio www.mapadecorrosionatmosfericadechile.cl, que ayer fue presentada a académicos, investigadores y ejecutivos y profesionales de industrias.

Comments are closed.