Parque eólico de Enel enfrenta cargos por afectar patrimonio arqueológico

La compañía -filial de la controladora de Endesa- arriesga una multa de hasta $485 millones tras autodenunciarse. La Segunda, 02 de septiembre de 2013.

La compañía -filial de la controladora de Endesa- arriesga una multa de hasta $485 millones tras autodenunciarse. La Segunda, 02 de septiembre de 2013.


No sólo centrales eléctricas a carbón están bajo la lupa de la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA). Aunque es considerada como una de las más limpias, la energía eólica también tiene sus bemoles. Así lo demostró la formulación de cargos en contra del proyecto Valle de los Vientos -impulsado por Enel Green Power, filial de la sociedad italiana que controla Endesa España- por afectar el patrimonio arqueológico.
El proyecto, emplazado en Calama, consiste en la construcción y operación de un parque eólico para la generación de energía eléctrica, por medio de 45 aerogeneradores, con una potencia instalada de 90 MW, que inyectará energía al Sistema Interconectado del Norte Grande (SING). Requerirá una inversión de US$200 millones por parte de Enel.
Los cargos presentados por la autoridad fiscalizadora nacen luego que la propia compañía decidiera autodenunciarse por incumplir su Resolución de Calificación Ambiental (RCA).
En específico, la compañía afectó material arqueológico en el proceso de construcción del parque, en especial, las denominadas "huellas troperas", antiguos senderos utilizados por pueblos originarios y sus animales. La firma comentó que detuvo las obras en el sector afectado y reforzó la demarcación del terreno que no puede ser afectado.
La SMA consideró que el incumplimiento de Enel calificaba como una infracción leve, por lo que la compañía arriesga de una amonestación escrita hasta una multa de 1.000 UTA, equivalentes a unos $485 millones. De igual modo, deberá entregar un informe mensual de monitoreo arqueológico de la zona.
En Chiloé desisten construir mega parque eólico
El traspié de Valle de los Vientos no es el único que ha vivido la industria de las energías renovables.
El proyecto de Parque Eólico Chiloé también provocó polémica luego que la justicia decidiera revocarle el permiso, que ya había sido otorgado, para su construcción.
La compañía Ecopower, titular del proyecto, insistió con la iniciativa eléctrica por US$250 millones, aunque en julio pasado desistió del nuevo proceso de evaluación ambiental.

Comments are closed.