Plan de iluminación eficiente en Chile generaría ahorros por US$500 millones al año

Gobierno sometió a consulta un documento con los lineamientos de la aplicación del sistema, que tiene su origen en Naciones Unidas. Chile es el único país OCDE que no tiene un plan de eficiencia energética. Pulso, 26 de septiembre de 2013.

Gobierno sometió a consulta un documento con los lineamientos de la aplicación del sistema, que tiene su origen en Naciones Unidas. Chile es el único país OCDE que no tiene un plan de eficiencia energética. Pulso, 26 de septiembre de 2013.


¿Chile necesita más centrales de generación eléctrica? Frente al crecimiento de la demanda, impulsado por el desarrollo del país, la respuesta es sí. No obstante, también hay cambios a nivel país que podrían bajar las necesidades por nuevos proyectos de este tipo, que hoy por hoy tienen un amplio rechazo en la comunidad.
Si bien ha sido uno de los pilares de la estrategia nacional de energía (documento que busca establecer los lineamientos generales de la política energética para los próximos años) la eficiencia ha sido desplazada de la discusión por otros debates como el desarrollo de los proyectos, los costos de la energía y la oposición ciudadana.
Pero eso no significa que se haya dejado de trabajar en esta materia. De hecho, el Ministerio de Energía puso ayer a disposición del público un documento en consulta pública sobre la nueva Estrategia Nacional de Iluminación Eficiente, plan que emana de Naciones Unidas (concretamente del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, Pnuma) y al que Chile adhirió recientemente.
Según el documento, los ahorros que puede significarle al país el implementar correctamente este programa son más que significativos: nada menos que US$486 millones.
No sólo eso: el tiempo de retorno de la inversión se estima en tres meses, los ahorros en consumo anual de electricidad son de 2,8 TWh anuales, equivalentes al 4,8% de consumo nacional de electricidad y a 420 MW de capacidad instalada. A ello se suma una reducción de gases de efecto invernadero de 1,2 millones de toneladas de emisiones de CO2 al año.
Además, añade el documento, se puede evitar la emisión de 77 kilogramos de mercurio, 2.500 toneladas de dióxido de sulfuro y 4.600 toneladas de óxido nitroso a la atmósfera al disminuir la combustión de carbón producto de la menor demanda de electricidad.
¿Cómo tanta maravilla? Todo parte, plantea el gobierno, en eliminar las ineficientes lámparas incandescentes tradicionales por otras modernas y eficientes. Esto es lo mismo que los usuarios domésticos ya están haciendo en el país, pero a gran escala. Prácticamente una erradicación de las antiguas ampolletas.
“Países de todo el mundo ya han empezado a eliminar las lámparas incandescentes tradicionales. Algunos países desarrollados han establecido métodos efectivos para eliminar lámparas ineficientes, empleando estándares mínimos de eficiencia energética obligatorios. Países en vías de desarrollo como Argentina, Brasil, Colombia, Cuba, Ecuador, Ghana, México, Senegal y Sudáfrica también han iniciado o llevado a cabo actividades de eliminación, mientras que China ha anunciado que completará su transición a la iluminación eficiente en 2016”, señala el documento oficial.
Y añade: “En la actualidad, Chile es el único país del grupo de países de la OCDE que no cuenta con estándares mínimos de eficiencia energética. Por lo tanto, establecer una estrategia nacional en que uno de los pilares son los estándares mínimos, nivela a Chile con el resto de los países desarrollados.
Todo esto, que se implementará desde el departamento de Eficiencia Energética de Ministerio de Energía, plantea distintos objetivos entre este año y 2017. El primero de ellos es promover la innovación tecnológica habilitando una rápida adopción de productos eficientes de iluminación, mediante la introducción masiva de nuevos equipos. 
Además de la incorporación de incentivos al sector privados se plantea, vía subsidios, sumar 200.000 lámparas eficientes por año distribuidas a sectores más vulnerables totalizando 1 millón en cinco años.

Comments are closed.