Prohibición de pesca en parques nacionales afectaría a la centolla, merluza y erizos

La extracción de estas especies en las zonas controvertidas representan del orden de un 60% de la pesca artesanal de la XII Región. El dictamen de Contraloría que prohíbe las actividades de acuicultura en las aguas marítimas que formen parte de los parques nacionales, en particular de la Región de Magallanes, además de “afectar al futuro crecimiento de la industria salmonera”, como indicaron altos ejecutivos de la industria, tendría un gran impacto en las pesquerías de la zona. El Diario 25 de septiembre 2013.


En efecto, el pronunciamiento del contralor Ramiro Mendoza afectaría incluso a los pescadores artesanales. Así lo señala Drago Covacich, presidente de la Asociación de Productores de Salmón y Trucha de Magallanes. “Esto puede provocar un daño adicional y muy grande a la economía regional, porque el artículo 158 de la Ley 19.800 aludido en el dictamen también prohíbe la pesca extractiva en las mismas áreas, donde aproximadamente el 60% de las capturas artesanales de centolla, erizos y merluza de la región se hace en esas aguas”, dice.

Menos posibilidades para la salmonicultura

Fuentes pesqueras de la zona indican que el dictamen de Contraloría va contra el acuerdo regional donde se fijaron las prioridades de uso de borde costero, desarrollado tanto por el gobierno anterior como el actual. “Siempre se han considerado los parques nacionales cómo terrestres y no parques marinos por ello se han otorgado una veintena de concesiones para la salmonicultura en aguas colindantes al parque D´Agostini, que hoy están en operaciones”, dice un ejecutivo de la zona.

Covacich comenta que existe un acuerdo marco regional, donde se habían considerado “incluso zonas de uso prioritario para la salmonicultura el área del Canal Cockburn en aguas colindantes al Parque D´Agostini, que son fiordos de características muy similares a los de Noruega (…) También habían quedado como Área Apta para la Acuicultura (AAA) alguna zonas pequeñas considerando la inmensidad de nuestro litoral en sectores colindantes al Parque Bernardo O´Higgins como isla Owen y seno Europa”. Sin embargo, luego de todo esto, Conaf cambió el criterio e invocó el artículo 158 de la Ley 19.800 que prohíbe desarrollar acuicultura en las aguas colindante a los parques nacionales.

Desde la década de los 90, explica Drago Covacich, cuando se fijaron las AAA “siempre consideraron estas zonas de los parques para desarrollar la acuicultura, donde la salmonicultura no ocuparía más del 2% del litoral involucrado”.

El presidente de la asociación de productores de salmón de la zona añade que “ahora se le quiere dar a las aguas colindantes a los parques un carácter de ‘parque marino’, situación que no corresponde ya que existe una legislación y tramitación especial para ello”.

En tanto, el gerente general de SalmonChile, Cristián Moreno, al ser consultado por DF por esta situación 
dijo que este dictamen 
“si bien puede afectar los planes de largo plazo en siembras en esas zonas, de todas formas Magallanes se presenta como una oportunidad de desarrollo de la industria del salmón”.

Comments are closed.