US$1.600 millones. El aporte al PIB de las ERNC

Un estudio de Acera, PwC y el NRDC de EEUU determinó que una matriz 20% renovable implica un mayor costo de capital, pero que el ahorro en combustible compensa eso. El Pulso 12 de septiembre 2013.


Llegar al 20% de Energías Renovables No Convencionales (ERNC) en la matriz eléctrica chilena es costoso y poco competitivo. Esta especie de verdad instalada es algo que los desarrolladores de este tipo de energías rebaten con fuerza. Y, ahora, con cifras en la mano.

La organización que reúne a los principales actores del segmento desarrollador de ERNC en Chile, Acera, en conjunto con PwC y el Consejo para la Defensa de los Recursos Naturales de EEUU (NRDC, por sus siglas en inglés), desarrollaron un estudio que darán a conocer hoy, el que entre sus principales resultados establece que alcanzar el 20% de ERNC a 2020 generará, hasta 2028, un beneficio neto para la economía chilena de US$1.600 millones.

Ello, producto de un mayor número de encadenamientos productivos con otras actividades económicas del país, en comparación con el escenario base.

Este resultado se obtuvo realizando una modelación en la que centrales de ERNC reemplazan generación en base a combustibles fósiles, utilizando como escenario base lo planteado por el último Estudio de Transmisión Troncal (ETT), elaborado el año pasado. Además, se realizó una sensibilización del escenario, reduciendo los costos de capital establecidos en el ETT para las ERNC y sincerando los precios de combustibles fósiles, muy bajos en el ETT, a niveles más cercanos a las proyecciones que hoy se utilizan a nivel de mercado.

Así se llega a la cifra de un aporte neto de US$1.600 millones. Según los autores del estudio, se trata de un beneficio que todavía es conservador, pues no mide el efecto en puestos de trabajo y otros y, además, utiliza supuestos conservadores en materia de precios de combustibles y costo de inversión. Así, los autores plantean que en la realidad la cifra podría ser todavía mayor.

OBJETIVOS
“Se han hecho muchos esfuerzos que tratan cuál va a ser la matriz futura y los costos, pero pocas veces se ha estudiado realmente qué implica para el país la incorporación de energías renovables”, señala Daniela Álvarez, gerente del área sustentabilidad y cambio climático de PwC, uno los autores del estudio.

“Este estudio establece beneficios netos y sociales que hay que incorporar a la economía, y que es importante evaluar. Eso no se había hecho y es el principal aporte de este estudio”, explica Carlos Finat, director ejecutivo de la Asociación Chilena de Energías Renovables.

Finat se refiere, por ejemplo, al aporte en materia de empleo. Según el estudio que será presentado hoy, un mayor aporte de las ERNC al sistema genera encadenamientos productivos que derivan en la creación de 3.444 empleos directos y 4.325 indirectos, dando como resultado total 7.769 nuevos puestos de trabajo.

“Además, se trata principalmente de requerimiento de personal técnico y profesional, de mejor calidad”, complementa Finat.

“Las diferencias entre los dos escenarios son marcadas. El escenario ETT predice que los costos de combustibles permanecerán bajos y los costos de capital para ERNC permanecerán relativamente altos. Como consecuencia, en el escenario ETT, los costos de capital incluyendo ERNC son US$2.800 millones más altos. Sin embargo, durante el período hasta 2028, los ahorros en combustibles debido a la presencia de ERNC reducirán este monto por US$2.000 millones”, señala el informe.

“Estas tecnologías generan más empleo y resultan en menos emisiones perjudiciales para el clima y la salud pública. Las ERNC también consumen menos agua, preservando las reservas críticas de este recurso para otros usos. Por otra parte, un escenario con mayor generación con proyectos de ERNC que el escenario base, contribuirá más al PIB de Chile”, concluye la presentación.

Comments are closed.