Ante incierto futuro de plan de bicicletas públicas, comunas trabajan sus propios proyectos

Ciclistas advierten que descoordinación entre comunas podría afectar al sistema de transporte. Aunque creen que lo mejor sería tener un sistema integrado, los ediles velan por sacar adelante sus modelos lo antes posible.; El Mercurio 08 de octubre 2013.


Fue en julio de este año cuando en el Foro Santiago 2041, el intendente metropolitano, Juan Antonio Peribonio, confirmó la creación de un sistema integrado de bicicletas públicas para la capital, que hacía varios meses se venía estudiando.

El piloto comenzaría en 2014 en nueve comunas de la región (Santiago, Las Condes, Providencia, Ñuñoa, Recoleta, Macul, La Florida, Lo Prado y Maipú-, con 106 estaciones y dos mil vehículos, y el objetivo era sumar un medio de transporte distinto al Metro y al Transantiago.

Sin embargo, hasta ahora los municipios dicen no tener información respecto del avance de esta iniciativa, y cada uno está estudiando la factibilidad de tener su propio sistema. Ya lo definió así Las Condes, donde el alcalde Francisco de la Maza cuenta que "la licitación que habilitaremos será en noviembre. No conocemos el plan de la Intendencia; hasta ahora no nos lo han presentado. Eso debiera haberse hecho, porque la administración del espacio público corresponde a los municipios".

Tampoco conocen la iniciativa en La Florida, y en Macul, el edil Sergio Puyol explica que "lo único que nos han dicho es que hay un proyecto para hacer ciclovías que se conecten entre una y otra comuna. En eso tenemos un fuerte compromiso. Pero de bicicletas, nada. Si quieren hacer eso, nos tienen que avisar, porque lo primero que tengo que hacer yo, como alcalde, es consultarle a la comunidad".

¿Qué pasó con el plan? En la Intendencia metropolitana respondieron por escrito que "en la actualidad estamos enfocados en definir algunos temas técnicos que nos permitan destinar los fondos de forma más eficiente y sacar adelante el proyecto, por lo que todavía no podemos informar plazos".

Este tema fue tocado en una de las últimas reuniones del Gobierno Regional. "Nos explicaron que la Intendencia tiene recursos, pero no puede entregarlos a privados, y necesitan tener una organización que se pueda hacer cargo. Propuse que fuera la Asociación Chilena de Municipalidades, que tiene personalidad jurídica, pero parece que no gustó mucho la idea", explica el alcalde de Maipú y vicepresidente de esa agrupación, Christian Vittori, quien agrega que "yo estoy pidiendo una reunión especial para tratar este único tema, que está muy atrasado".

Ante ese retraso, cada vez son menos los municipios dispuestos a esperar que el Gobierno Regional defina cómo hacer el proyecto. Así lo señaló la alcaldesa de Santiago, Carolina Tohá: "Nosotros queremos priorizar el proyecto de la Intendencia, pero se ha demorado excesivamente. Por eso decidimos que vamos a dar plazo hasta abril para ver si la actual administración hace algo. Si no tenemos un sistema acordado cuando asuma la nueva administración, vamos a hacer nuestra licitación y coordinarnos bilateralmente con otros municipios".

La edil asegura que ya tienen sus bases de licitación listas y que solo están esperando el mejor momento para abrirla a concurso público. Además, ese municipio ya ha conversado con Providencia para ver la forma de integrar los sistemas de bicicletas públicas, cuando esta última comuna deba licitar nuevamente el servicio, el próximo año.

El problema es que, contrario a lo que buscaba el sistema metropolitano de bicicletas públicas de la Intendencia, la capital podría terminar con varios tipos de modelos distintos que funcionen en forma paralela. "Podría pasar que alguien de Providencia no pueda conectar con Vitacura y tenga que cambiar de bicicleta al pasar el límite. Esa descoordinación es completamente absurda. Tecnológicamente, los sistemas que están llegando al país son buenos, pero si no conversan entre ellos, finalmente terminan siendo solo una improvisación", dice el director de la agrupación Bicivilízate, Claudio Olivares.

Hasta ahora, ya tienen comprado su plan Lo Barnechea y Vitacura, y lo pondrán en marcha en octubre, pronto lo licitará Las Condes, y podría hacerlo Santiago, que se sumarán a la iniciativa pionera de Providencia, que tiene su sistema desde 2008.

En ese sentido, la Intendencia explica que "sabemos que hay municipios que ya están realizando este tipo de programas con financiamiento autónomo. Precisamente el proyecto de bicicletas públicas regional buscará integrar las distintas iniciativas y promover ciclovías que unan a toda la región".

PILOTO
Con 106 estaciones y dos mil vehículos, la Intendencia metropolitana pretende partir con el modelo capitalino.

Comments are closed.